Huesca

PROGRAMA DE AYUDAS

El árbol de las veinte medidas que Ceos-Cepyme ofrece a las administraciones

La necesidad de inyección de liquidez es la prioridad más transversal de las marcadas por la Confederación

El árbol de las veinte medidas que Ceos-Cepyme ofrece a las administraciones
El árbol de las veinte medidas que Ceos-Cepyme ofrece a las administraciones
S.E.

HUESCA.- Las propuestas para salir de la crisis económica profundizada por la situación sanitaria de la covid-19 constituyen "un árbol de cuyo tronco general brotan las ramas en las que están incorporadas las inquietudes y necesidades de cada sector, y que es fundamental no sólo para las empresas, sino para la propia supervivencia y progreso de la sociedad", asegura el presidente de la Confederación de Empresarios de la provincia de Huesca (Ceos-Cepyme Huesca), José Fernando Luna Maza.

Ceos-Cepyme reunió a la Junta Directiva y la Asamblea General en formato telemático para cumplir las recomendaciones frente a la pandemia. El presidente recuerda que, "al comienzo de la paralización de la actividad, definimos que debía haber dos etapas: un planteamiento de choque y otro de salida". Esta posición fue expuesta al propio presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y la Confederación aprovechó para conectar con las inquietudes de los principales sectores sociales y económicos de cara a elaborar un documento completo con actuaciones que trasladar a las instituciones para reactivar la provincia.

José Fernando Luna afirma que por parte de Ceos-Cepyme Huesca se fijó un Decálogo de grandes líneas directrices y la participación de colegios profesionales, la plataforma de la sociedad civil Huesca Suena y otras asociaciones y personas particulares acabaron dando sus frutos. "El árbol, con el tronco general, al que se sumaron las ramas gracias a aportaciones muy valiosas", afirma el presidente.

La parálisis ha motivado que se llegue al tiempo de celebración de la Junta Directiva y la Asamblea General en condiciones de realizar todo el trabajo, y es que resta mucho para empezar a pensar en la recuperación deseada para todo el tejido que agrupa la Confederación, con 72 organizaciones que congregan a 7.000 empresas afiliadas. En medio de la inquietud, la reunión de ambos organismos fue fructífera y se aprobaron los presupuestos e inversiones del ejercicio. "Pensamos que, cuando fuera la asamblea, lo peor habría pasado, pero estamos igual y tenemos que buscar todos los impulsos".

LIQUIDEZ Y MEDIDAS

Tal y como indicaron en la Junta y la Asamblea Luna y el director general, Salvador Cored, la gran prioridad es la dotación de liquidez a las empresas, imprescindible para que pongan en marcha sus maquinarias a las máximas revoluciones y puedan sostener sus estructuras como desean los empresarios.

En cualquier caso, se expuso a la asamblea tanto la importancia del diálogo social como las soluciones del documento titulado "Propuestas empresariales para salir de la crisis generada por el COVID-19" con las aportaciones de otros colectivos empresariales y profesionales.

Veinte medidas que comienzan con la imprescindible inyección de liquidez al sistema que contribuya a mejorar la confianza del consumidor, adaptando toda clase de impuestos y tasas de las administraciones públicas, así como la cotización a la Seguridad Social, a la nueva realidad económica, mediante la suspensión, aplazamiento o reducción de su cuantía.

En el ámbito sanitario, se reclama facilitar el suministro de epis a las empresas concretando medidas y plazos en las fases de la desescalada.

En el terreno laboral, promueve que se agilice la tramitación de los ERTE flexibilizando su aplicación más allá del fin del estado de alarma, favoreciendo a su vez la reincorporación escalonada de la plantilla, para dotar a las empresas de necesaria flexibilidad para adaptarse a las necesidades productivas.

Del diálogo, se deriva también la reclamación de que se congele el importe del Salario Mínimo Interprofesional que ha registrado incrementos inasumibles.

Uno de los aspectos ante los que nos ha colocado la pandemia es la necesidad de facilitar el proceso de digitalización de las PYME en el ámbito rural, mejorando las comunicaciones telemáticas, promoviendo un plan de rescate de hostelería y turismo.

Transversalmente, Ceos-Cepyme considera que en el medio plazo es preciso eliminar burocracia innecesaria en las Administraciones Públicas, limitando la excesiva normativa legal y eliminando cargas administrativas.

La coyuntura demanda también la apertura de mercados y la promoción de la exportación y la internacionalización.

El tamaño de las empresas, otro de los grandes problemas, exige la captación de grandes empresas que actúen de locomotoras de la actividad económica de su entorno.

Una de las líneas permanentes en Ceos-Cepyme es la adaptación de la formación a las necesidades productivas, especialmente en la Formación Profesional y Formación Continua.

Y, finalmente, entre las veinte medidas destaca la reivindicación de que se incrementen los fondos a I+D+i.

COMERCIO E INGRESO BÁSICO

Una de las primeras ideas expuestas en el inicio de la crisis por parte del presidente José Fernando Luna es la creación de un Ingreso Básico de Subsistencia. Está encima de la mesa y pretende la retención del talento en las empresas mediante la adopción de medidas por parte de la administración y de fondos para conseguir que aquellas fortalezas diferenciales de cada empresa no se pierdan por falta de liquidez. "Tenemos dos sectores importantes, como la hostelería y el comercio, que dependen en buena medida de las habilidades referenciales de sus profesionales, que son los mejores haciendo unas croquetas o los más amables y simpáticos sirviendo, por poner dos ejemplos. Es fundamental que no hayan de abandonar las empresas porque la crisis se haya llevado por delante los ingresos y no haya suficiente fortaleza como para evitar que las dejen cuando acabe el ERTE o la situación en la que se encuentren. Este Ingreso Básico de Subsistencia debe ser un baluarte defensivo desde el que las pequeñas empresas deben iniciar la reconquista de la normalidad y de su progreso".

La Asamblea decidió también crear una sección de comercio, a petición de los empresarios del sector, para reforzar la defensa y promoción de las empresas de comercio y servicios de la provincia, con la digitalización como gran objetivo.

Etiquetas