Huesca

SAN LORENZO 2020

Las "no fiestas", un "desastre total" para la hostelería

La ocupación de los hoteles apenas ha oscilado entre el 15 y el 20 por ciento

Las "no fiestas", un "desastre total" para la hostelería
Las "no fiestas", un "desastre total" para la hostelería
R.N.

HUESCA.- Un "no San Lorenzo" para olvidar, como el resto del verano, y un temor bastante grande respecto al futuro. Este es el sentimiento unánime en el sector hotelero de la ciudad de Huesca, que ha despedido las "no fiestas" de San Lorenzo con unas cifras tan bajas de ocupación que no se habían visto nunca.

"Ha habido días de San Lorenzo con dos habitaciones ocupadas", resume estas "no fiestas" Roberto Pac, director del Hotel Sancho Abarca. "Muy mal, hubiera sido mejor estar cerrado y hemos estado abiertos a pérdidas", añade sobre una semana que ha sido "un desastre" en el que, además de las reservas, también se han perdido los almuerzos y las comidas.

En definitiva, el Hotel Sancho Abarca abrió "por vergüenza profesional" -"¿cómo íbamos a dejar a clientes en la calle?"- y a pesar de "saber la que se venía". El "desastre total" que queda tras estas "no fiestas" se completa con el restaurante cerrado y con "muchos" trabajadores de vuelta al ERTE.

Pero la perspectiva es todavía peor, ya que existe la posibilidad de que el hotel cierre temporalmente en 15 días si la situación no mejora, afirma su director.

Pac explica que el sector, más que ayudas -que también-, necesita "poder trabajar", lo cual reconoce que es "difícil" por la pandemia. "Soy optimista, pero en esta situación, por más que piense, no veo salida", admite.

Además, critica que medios nacionales se hayan "cebado" con la provincia por los rebrotes que hubo al principio del desconfinamiento y su tratamiento informativo.

"De pena". Ángel Guerrero, director del Pedro I, resume así estas "no fiestas", con una ocupación de "un escaso 20 %" y una facturación "peor todavía", del 10 %, ya que la cafetería y el restaurante estaban cerrados porque las medidas anticovid los hacían inviables económicamente.

Pero la valoración que hace Guerrero del San Lorenzo también sirve para el verano, que está siendo "catastrófico", y para los próximos meses, que irán "por la misma línea" ya que no se espera ningún viaje de grupos del Imserso por el riesgo sanitario.

Con el 70 % de la plantilla en ERTE, Guerrero pide que estos se prolonguen más allá de septiembre. "El grupo está dispuesto a perder algo de dinero todos los meses, pero facturando el 30 % es insostenible tener a toda la plantilla", expone sobre un futuro del que "ni a corto ni a medio plazo" se ve solución.

"Para olvidar" y "muy triste". Así define Manuel Solanilla, director del Abba, los resultados y el transcurrir de este San Lorenzo -con entre el 15 y el 20 % de ocupación-, pero también del verano. "No estamos en la ruina por los ERTE, los créditos ICO y otras ayudas", confiesa antes de indicar que el problema son los "gastos fijos, como alquileres e impuestos", que hacen insostenible un negocio que ha perdido casi todos sus ingresos.

Septiembre, si "se estabiliza aunque sea a la baja", puede revertir en parte la situación gracias a los viajes de empresas y el fútbol, confía Solanilla.

Etiquetas