Huesca

SAN LORENZO 2020

El ocio nocturno deja de ingresar más de medio millón de euros por las "no fiestas"

La Asociación de Hostelería analiza en un estudio las "importantes pérdidas" del sector

El ocio nocturno deja de ingresar más de medio millón de euros por las "no fiestas"
El ocio nocturno deja de ingresar más de medio millón de euros por las "no fiestas"
R.N.

HUESCA.- El ocio nocturno de la capital altoaragonesa sigue tocado y hundido. La cancelación de las fiestas de San Lorenzo de este año ha provocado en los bares de copas de la ciudad pérdidas por encima del medio millón de euros, solamente en la semana del 9 al 15 de agosto.

Así lo recoge un análisis realizado por la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca para cuantificar la repercusión económica de las "no fiestas" de San Lorenzo en bares, hoteles y restaurantes de la capital altoaragonesa, que también han sufrido "importantes pérdidas" enmarcadas en un futuro incierto a causa de la pandemia.

Tanto es así que el 75 % de las empresas del sector consideran poco probable el mantenimiento del nivel de empleo en su empresa en las actuales circunstancias, frente a un 15,6 % que apunta que "tal vez" lo haga y solo un 9,4 % que lo ve viable.

Dicho estudio se ha elaborado a partir de las respuestas de 31 establecimientos, de los que el 50 % son restaurantes, el 25 % cafeterías y un 19 % bares. A ellas suman otras más de establecimientos de ocio nocturno y de alojamientos.

Según indican desde la asociación, el 63% de los establecimientos que han respondido están ubicados en el centro de la ciudad, el resto pertenecen a los diferentes barrios, entre los que se incluye el Casco Antiguo.

La Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca y Asociados cuenta entre sus filas con 15 establecimientos de ocio nocturno que ven clausurada su actividad actualmente debido al cierre del sector, pactado por el Gobierno central y todas las comunidades autónomas.

Desde la asociación remarcan las pérdidas que sufren estos establecimientos nocturnos, "empresas muy afectadas no solo por esta medida sino por el resto de restricciones marcadas a causa de la pandemia de la covid-19".

Precisamente, Carmelo Bosque, presidente de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca, ha reiterado en múltiples ocasiones que los locales de ocio nocturno, " son los que peor lo están pasando porque no tienen ningún tipo de actividad desde hace ya casi seis meses. Este sector, junto a la cultura, son dos elementos importantes en la vida social y lo están pasando muy mal porque no tienen ninguna opción".

Carmelo Bosque defiende en este sentido que ante la pandemia de coronavirus y los rebrotes "la hostelería no es la culpable de todo", aunque el sector está pagando un alto precio.

Según este estudio, las "no fiestas" de San Lorenzo provocaron que el 22,6 % de los establecimientos de hostelería consultados no abrieran sus puertas del 9 al 15 de agosto. Un 64,5 % sí que lo hizo y el resto apostó por dar servicio los dos primeros días de "no fiestas" o por cierres alternos.

El informe también ha profundizado en los niveles habituales de facturación de estos locales durante las fiestas laurentinas al uso. Así, entre los locales que se encuadran en el del porcentaje mayor analizado, entre 20.000 y 40.000 euros, el 50 % son establecimientos del centro y el otro 50 % de otros barrios de la capital altoaragonesa.

Tal y como indica este estudio, un 25 % de los locales consultados ha facturado menos del 10 % de la cantidad habitual, entre ellos los establecimientos de ocio nocturno, que su media aproximada de facturación está por encima de los 35.000 euros, según los datos aportados.

Otro 22 % de los locales consultados ingresó en las "no fiestas" entre un 10 % y un 25 % de la facturación habitual y un 28%, entre el 25 % y el 50 %. A partir de estos datos, la asociación afirma que la hostelería facturó de media el 25 % de lo recaudado en años anteriores durante San Lorenzo. El estudio también destaca que los establecimientos del sector de alojamientos han visto cómo sus reservas "prácticamente desaparecían y los servicios de cafetería y restaurante eran insuficientes para cubrir gastos".

Etiquetas