Huesca

BAJO CINCA - #PUEBLOSACTIVOS

Torrente de Cinca mantiene la llama del cine

El CineArt Torrent ofrecía una película semanal antes del confinamiento y su responsable, Carlos Grifoll, espera recuperar las sesiones este otoño

FRAGA.- La pandemia del coronavirus está afectando a la oferta cultura en los pueblos pequeños y medianos. El virus ha llevado a suspender muchos actos y también muchas actividades. Es el caso del Cineart Torrent, la sesión semanal de cinefórum que se venía celebrando desde hace tres años, en el municipio de Torrente de Cinca. Esta localidad bajocinqueña perdió, al igual que otros muchos municipios de parecido tamaño (alrededor de 1.500 vecinos), perdió ya hace años su sala de cine, pero uno de sus vecinos, Carlos Grifoll, activista cultural y gran cinéfilo, decidió prender de nuevo la mecha del séptimo arte, ofreciendo una sesión semanal de cine con películas seleccionadas, en las que prima la calidad y el amor por la gran pantalla. Al principio las películas se pasaban los jueves, pero desde hace tres temporadas, las sesiones son en viernes.

El Cineart Torrent nació en el año 2011 y en este ejercicio alcanzaba ya su novena temporada, pero las sesiones se vieron interrumpidas por la pandemia y el confinamiento, el pasado 13 de marzo, cuando se iba a proyectar "Mrs. Henderson presenta", una película inglesa dirigida por Stephen Frears en el año 2005 y protagonizada por Judi Dench y Bob Hoskins. "Llevamos unas doscientas cincuenta sesiones y este año hubiéramos alcanzado las trescientas, pero, lógicamente, cuando se produjo el estado de alarma y la pandemia tuvimos que parar por una cuestión sanitaria y de seguridad. Yo confío en que, si las cosas van más o menos bien, podamos reiniciar la temporada en octubre y lo haremos con la película que estaba programada", comentaba Carlos Grifoll, el responsable del Cineart Torrent, que se encarga de seleccionar y proyectar cada película en la sala de proyecciones del Centro Cultural Casa Ferrabrás. "Es una sala pequeña, recogida, pero muy cómoda. Normalmente, suelen venir entre veinte y treinta personas y son un público bastante fiel y que me suelen preguntar cuando vamos a reiniciar las proyecciones. La verdad es que casi me conozco los gustos de cada uno de ellos, y tengo que compatibilizar mis preferencias con las suyas".

La inmensa mayoría de los asistentes al Cineart Torrent son vecinos de Torrente de Cinca, pero desde el principio hubo una parte de seguidores que se desplazaban desde Fraga, la capital de la comarca que tampoco cuenta con sala permanente de cine, "al principio eran pocos, pero en las últimas semanas casi ganaban los fragatinos a los torrentinos", señalaba un Carlos Grifoll que tomó la iniciativa de recuperar el cine porque "echaba de menos aquella época en que había cine los fines de semana en Torrente de Cinca. Creo que, en ese sentido, éramos unos privilegiados porque el cine no solo es cultura, sino que el ir al cine es también un acto social. Por eso, cuando se abrió Casa Ferrabrás, con su sala y su proyector, vi la oportunidad de recuperar un cineclub. Además, las nuevas tecnologías nos permiten acceder a un gran fondo de películas".

La oferta cinematográfica del Cineart Torrent no es el habitual en las grandes salas, "no es cine comercial, de multicine. Apostamos por películas de calidad, cine independiente, cine social con mucho contenido, pero también cine de entretenimiento, musicales, comedias, etc.". De esta manera, los vecinos de Torrente de Cinca tienen una ventana abierta al cine más actual y de prácticamente todo el mundo. Por la sala del Cineart han pasado películas de múltiples culturas y nacionalidades, "una vez al mes pasamos una película española y el resto son de muchos países: Francia, Reino Unido, Italia, Estados Unidos, pero también Argelia, India, Estonia, y siempre con el criterio de la calidad por encima de todo".

Ahora ha llegado el parón forzoso, pero Carlos Grifoll espera poder recuperar las sesiones en octubre, para que los vecinos de Torrente de Cinca, de Fraga y de otros pueblos cercanos que quieran desplazarse, puedan disfrutar del cine, como antes, sin salir de casa. "Mientras sigan viniendo, seguirá el Cineart Torrent, y seguiremos comentando la película después en el bar o en la calle. La cuestión es que creo que poco o mucho, algo hemos recuperado la afición por el buen cine".

Etiquetas