Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Lambán apuesta por "fórmulas" que garanticen la conciliación cuando haya rebrotes en los colegios

El presidente de Aragón considera que el Gobierno de España debería contemplar medidas que protejan laboralmente a padres y madres

Lambán apuesta por "fórmulas" que garanticen la conciliación cuando haya rebrotes en los colegios
Lambán apuesta por "fórmulas" que garanticen la conciliación cuando haya rebrotes en los colegios
S. E.

HUESCA.- El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha valorado este miércoles que la conciliación y la posibilidad de que se detecte un brote en un aula escolar es “uno de los problemas serios” que se plantean con el inicio de curso académico 2020/2021, dado que eso implicará también el aislamiento de los familiares y repercutirá en el ámbito laboral.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha planteado que se trata de "un problema de tal magnitud que toda la sociedad aragonesa se tiene que sentir concernida" y ha considerado que "deberían habilitarse fórmulas que competen al Gobierno de España para que cuando un padre o una madre deban quedarse en casa como consecuencia de que el aula a la que asiste su hijo ha sido cerrada momentáneamente lo pueda hacer sin sufrir menoscabo en su trabajo y en su situación laboral".

En opinión de Javier Lambán "el comienzo del curso escolar es una prueba de fuego para todo, lo será también, y a eso los sanitarios le tienen mucho miedo, el momento en el que llegue la gripe y coincidan los dos virus pero, en fin, creo que nos estamos preparando bien y estamos habilitando mecanismos no para responder al problema que ahora tenemos sino para responder al que vamos a tener sin ningún tipo de duda durante meses por delante".

El curso escolar, ha señalado, estará acompañado de rebrotes. “En el caso de las etapas más tempranas se está buscando, en la mayor medida posible, que la educación sea entera y verdaderamente presencial. Ahora bien, estamos absolutamente seguros de que tarde o temprano habrá brotes, habrá que cerrar aulas e incluso algún colegio y eso, además de los quebrantos que produzca sobre la salud y la educación de los niños y las niñas , son asuntos que se superarán. Los escolares son prácticamente asintomáticos, no sufren grandes quebrantos de salud. La educación en esas etapas de la vida es fácilmente superable en los cursos siguientes, pero la conciliación laboral y familiar es una cuestión muy difícil de resolver sin perjudicar al padre o a la madre", ha manifestado.

El presidente de Aragón avanzó que este jueves mantendrá una reunión con los agentes sociales en la mesa del diálogo social, con UGT, CCOO, CEOE y Cepyme, para hacerles partícipes del comienzo de curso.

Javier Lambán también ha planteado que en estas últimas fechas está "acompañando diariamente los esfuerzos de las consejeras y consejeros que se están dedicando más intensamente a combatir la pandemia. La consejera de Sanidad , la de Ciudadanía, del consejero de Educación, que es quien tiene ante sí el difícil reto del comienzo del curso y yo suelo dedicarme a apoyar lo que ellos están haciendo".

Los servicios de salud pública, sociales y educativos de Aragón, ha continuado, “se están enfrentando a una dificultad absolutamente inesperada y colosal”. “Cuando yo hablo de que los servicios de comedor, en lugar de hacerse en un espacio común se hagan en las aulas transmito lo que diariamente les estoy oyendo a los consejeros, que parecen además opiniones fundamentadas. Se está trabajando en eso, los protocolos están bastante bien establecidos y fundamentados. Educación tiene claro lo que tiene que hacer pero, entre otras cosas, sabe que debe someterse en última instancia a los dictados, a los criterios de sanidad y en esa especie de tensión dialéctica se está preparando el curso escolar", ha señalado.

En esta línea, ha considerado que el inicio de curso está cerrado desde el Gobierno de Aragón “en lo sustancial”. “Desde el principio, tanto Aragón como el resto de las comunidades y el propio ministerio apostamos porque el inicio del curso escolar se produjera de la manera más normal posible, es decir, aproximándose lo más posible a la normalidad fijada o estandarizada por los cursos pasados”, ha planteado.

Eso pasa, ha indicado, "por pura eficacia didáctica, por la presencialidad de los alumnos en la escuela, que además en el caso de los más pequeños y por la conciliación de la vida laboral y familiar de sus padres, requiere que todo el periodo y el horario lectivo transcurra en las aulas, en el colegio, y pasa por una cierta flexibilización en algún curso de la ESO y en el Bachiller. Lógicamente todo está muy condicionado por la evolución del virus".

Desde este punto ha considerado que él mismo apostaba en mayo por que el curso escolar fuera de manera presencial en todos los cursos y etapas educativas, "ahora se plantea la dualidad de eenseñanaza presencial y telemática porque hemos tenido un verano que en modo alguno esperábamos".

Las clases presenciales, ha reiterado, dependerán de la situación de la pandemia: "Sabemos que vamos a llegar al mes de septiembre con niveles todavía altos de contagios, a pesar de que la curva es claramente descendente o al menos así se va percibiendo en las últimas fechas, y por tanto tendremos que estar pendientes de esa evolución".

El presidente de la Comunidad se ha mostrado realista. "Me da la impresión de que a lo largo del curso 2020/2021 esa normalidad no se va a producir. Tengo absolutamente asumido que hasta que no haya vacuna o tratamientos antivíricos efectivos vamos a tener que convivir con esta realidad", ha manifestado.

Etiquetas