Huesca

GENTE DE AQUÍ

Javier Viñuales Giménez: "Debemos ser centro de referencia, ¿por qué no en innovación?"

Este oscense es neurofisioterapeuta, se ha formado y trabajado con destacados médicos en Italia y Suiza, pero ha apostado por Huesca desde donde afronta importantes proyectos

Javier Viñuales Giménez: "Debemos ser centro de referencia, ¿por qué no en innovación?"
Javier Viñuales Giménez: "Debemos ser centro de referencia, ¿por qué no en innovación?"
P.S.

HUESCA.- Por mucho que el trabajo ha tirado del él fuera de su ciudad, Javier Viñuales Giménez (Huesca, 1977) se ha dejado atrapar por la familia y por la capital oscense, con el objetivo de crecer en ella y con ella, a pesar de las dificultades. Para este neurofisioterapeuta, que puso en marcha en 2006 Fibersalud en Huesca, investigar e innovar para mejorar la vida de los pacientes es una constante y trabaja en importantes proyectos con técnicas que ayudarían, entre otros, a pacientes covid.

Tras estudiar en Salesianos y el colegio Alto Aragón, Javier Viñuales inició Fisioterapia en la Universidad Internacional de Cataluña, y se decantó por una especialidad poco demandada, Neurología, impulsado también por poder ayudar a su abuelo que había sufrido un ictus, y en quien aplicaba todo lo que aprendía en sus estudios y lo que investigaba por su cuenta.

Sus buenos resultados académicos le dieron la oportunidad de hacer el doctorado con Carlo Perfetti, el profesor neurofisiólogo más importante de Italia, creador de un método derivado de la teoría Neurocognitiva, que consiste en la estimulación de los procesos cognitivos activando a través de la percepción, atención, memoria y el lenguaje la recuperación del movimiento. Aprobó el examen y a la semana estaba en Italia realizando el curso y trabajando en un hospital en Varese dedicado a este campo, donde permaneció de 2001 a 2003. Tuvo ahí la ocasión de abordar tratamientos muy específicos para personas que habían padecido ictus o accidentes de tráfico con el resultado de hemiplejia y paraplejia. "Hubo un par de pacientes con dificultades que volvieron a andar y eso me proporcionó fama sin buscarla", recuerda. Su buen desempeño propició que el jefe de Fisioterapia de la Clínica Hildebrand, en Suiza, con quien cursaba el doctorado, le ofreciera ser el coordinador de Fisioterapia en ese hospital, uno de los más importantes del planeta. "Fue increíble. Era perfecto porque, aparte de trabajar con los mejores neurofisiólogos del mundo, había posibilidades económicas para poder investigar", describe. Como ejemplo, cita que es el único centro que ha conocido en el que se realicen ocho horas de rehabilitación a un paciente, cuando el máximo es una. "Las mejoras que se pueden ver son brutales", asegura.

Durante su estancia en la clínica de Suiza participó en la creación de un sistema domotizado del hospital para controlar a los pacientes, que les valió un premio de Silicon Valley. "A través de una tablet -entonces desconocidas- un paciente tetrapléjico podía usar el movimiento de su retina como ratón para utilizar el ordenador y llamar a su familia, al médico, mover la cama, entrar en google...", algo impresionante hace 16 años. También fue el primer hospital en contar con aparatos para que el afectado pudiera andar sobre la cinta y sentir el movimiento.

Contaban con él en la clínica suiza, pero un accidente que sufrió su abuela le hizo replantearse la vida. "Estaba sola y me pareció muy triste no estar con ella", por lo que, junto con su mujer, Begoña Lóbez, también fisio y su "mano derecha" en sus proyectos, decidieron que era el momento. "O hacíamos ya la vida en Suiza o volvíamos, y decidimos regresar. Me tira tanto Huesca... No sé qué tiene esta ciudad que me hace volver", expresa.

Todavía en Suiza, aprovechaba los fines de semana para configurar su centro en Huesca, el instituto de rehabilitación integral de la salud Fibersalud, que abrió el mismo año que regresaron, en 2006, un proyecto novedoso "de fisioterapia multidisciplinar. Empezamos a realizar un tipo de tratamiento específico y diferente para pacientes neurológicos". También introdujo el pilates en Huesca y la provincia, y amplió el centro con Fiberstudio, para entrenamiento personal más específico. "Quería que estuviera todo unido", una atención personal e integral.

No se conforma. Ha proyectado para Huesca un pequeño hospital de Neurología, una iniciativa que está paralizada por falta de apoyo, pero que sería "importante para contar con un centro de referencia para este tipo de pacientes en el norte de España (actualmente solo existe en Toledo y Barcelona)". Los inversores apuestan, sin embargo, por Madrid, Zaragoza... pero Javier Viñuales no cede en su voluntad de que se ubique en su ciudad. "Huesca necesita ser centro de referencia, que no seamos solo turismo y gastronomía, ¿por qué no en innovación y tecnología?", pregunta.

Otro problema que ve es la falta de coordinación y colaboración entre la sanidad pública y la privada "a favor del paciente", y observa falta de visión, como cuando ofreció gratuitamente domotizar una habitación del hospital, con un software suizo, pero no se hizo a pesar de "la cantidad de tiempo y dinero que se iba a ahorrar".

Está aplicando sus conocimientos ahora en un nuevo proyecto a través de "la realidad virtual inmersiva" que podría ayudar, entre otros, a los pacientes covid para que "no pierdan tono muscular, uno de los problemas más graves por tanta hospitalización", y de fisioterapia respiratoria ante la neumonía bilateral, otra de las complicaciones de la covid. "Podemos controlar a los pacientes sin estar presentes pero sabiendo en todo momento en qué estado se hallan", dice. "Todos los pacientes del mundo podrían tener la posibilidad de hacer rehabilitación desde su propia cama", añade. Ha estado colaborando con la U-Tad (Universidad de Tecnológica y Arte Digital) de Madrid, "a quienes les encantó el proyecto", que incluiría un máster universitario. Augura que va a ser "la fisioterapia 5G, un cambio brutal".

¿Te arrepientes de haber dejado la clínica de Suiza para volver a casa? "Me arrepiento de no haber podido crear aún algo así en Huesca", contesta, pero asegura que sigue en su empeño.

Etiquetas