Huesca

CORONAVIRUS

Las residencias de Aragón suman 71 fallecidos y 908 contagiados desde julio y la preocupación sigue siendo "máxima"

Actualmente hay hospitalizados 14 residentes en la provincia de Huesca

Las residencias de Aragón suman 71 fallecidos y 908 contagiados desde julio y la preocupación sigue siendo "máxima"
Las residencias de Aragón suman 71 fallecidos y 908 contagiados desde julio y la preocupación sigue siendo "máxima"
GA

ZARAGOZA.- El Gobierno de Aragón ha contabilizado el fallecimiento de 71 personas en las residencias de la comunidad como consecuencia de la covid-19 desde el pasado 1 de julio, cuando comenzaron a detectarse los primeros rebrotes, que han dejado desde entonces 908 contagios en estos centros.

En los últimos dos meses se han registrado 72 brotes activos en las residencias, lo que ha provocado que 908 personas se contagiaran del virus, de las cuales 686 son usuarios de los centros y 222 trabajadores.

"Cuando llegaba el verano, quizás por el cansancio, pensábamos que íbamos a tener una situación más tranquila, pero no ha sido así", ha reconocido en rueda de prensa este lunes la consejera de Ciudadanía y Servicios Sociales, María Victoria Broto.

De acuerdo a los datos del Gobierno de Aragón, actualmente hay 133 residentes hospitalizados en la comunidad por coronavirus, de los cuales 97 se encuentran en Zaragoza, 22 en Teruel y 14 en Huesca.

Precisamente, la provincia más afectada por esta segunda fase de la pandemia ha sido Zaragoza, cuyas residencias han registrado el 77 % de los usuarios positivos, frente al 14 % de Teruel y al 9 % de Huesca.

La provincia zaragozana también se encuentra en el primer puesto del volumen de fallecimientos, ya que ha registrado el 70 % de las muertes de las residencias de la comunidad, por delante de Teruel (17 %) y Huesca (13 %).

Broto ha achacado esta realidad a la aparición de "transmisión comunitaria" en la capital aragonesa, así como a otros factores como el envejecimiento de la población o la alta ocupación de las plazas residenciales.

"Nuestra preocupación ha sido y sigue siendo máxima", ha expresado la consejera, quien se ha mostrado "inflexible" con algunas decisiones como la restricción de las visitas y de las salidas de usuarios en las residencias con brotes activos.

"Ponemos las restricciones cuando no tenemos más remedio que hacerlas para evitar el contagio", ha agregado.

Los datos expuestos por el Gobierno de Aragón muestran que una de cada cuatro residencias de la comunidad ha sido afectada por la covid-19, sin embargo en muchos casos se ha notificado únicamente uno o dos contagiados en cada centro.

Por esa razón, el departamento de Derechos Sociales tiene actualmente la vista puesta en una decena de residencias aragonesas, donde sí que existe una "mayor preocupación" por la propagación de los positivos.

"Creemos que los protocolos establecidos y los medios que hemos incorporado están ayudando a controlar mejor la pandemia que en la fase anterior", ha defendido el director gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Joaquín Santos.

Entre las medidas puestas en marcha por el Gobierno de Aragón, destaca la implementación de centros covid, instalaciones que permiten realojar a los residentes cuando se produce un brote en alguna residencia.

Actualmente, hay 45 personas realojadas en el centro de Casetas (Zaragoza), 15 en Gea de Albarracín (Teruel) y 11 en Yéqueda.

Paralelamente, el Gobierno ha trabajado en otras medidas de contención como la creación de una reserva estratégica de material sanitario o la puesta en marcha de protocolos de actuación en los centros de trabajo.

A pesar de la situación epidemiológica, el secretario general técnico del Departamento, José Antonio Jiménez, ha hecho un llamamiento a las residencias que no han detectado casos para que mantengan sus actividades y el contacto con los usuarios.

"Se mantienen las visitas, las actividades, los paseos a las zonas comunes y espacios naturales sin salida a la vida pública", ha aclarado.

Aragón cuenta actualmente con 22.000 personas alojadas en un total de 288 centros residenciales de la comunidad, en los que trabajan 8.900 empleados de distintas disciplinas.

En los últimos dos meses, 781 personas han solicitado una plaza nueva en alguno de los centros, mientras que se ha alargado hasta el 1 de octubre el periodo de vacaciones para aquellos residentes que se hayan trasladado con sus familias y deseen regresar.

Etiquetas