Huesca

ALTO GÁLLEGO - #PUEBLOSACTIVOS

Lárrede: arte, historia y tradiciones en el corazón del Serrablo

La Torraza, Casa Isabal o la iglesia de San Pedro de Larrede forman una extraordinaria ruta cultural por su entorno

Lárrede: arte, historia y tradiciones en el corazón del Serrablo
Lárrede: arte, historia y tradiciones en el corazón del Serrablo
M. P.

SABIÑANIGO.- Lárrede es uno de los 54 pueblos habitados del municipio de Sabiñánigo, situado a orillas del río Gállego, a unos 7 Kilómetros al norte de Sabiñánigo. Para llegar hasta allí hay que tomar la carretera que va hacia Javierre del Obispo a la altura de Sabiñánigo. Carretera que nos llevará hasta la misma iglesia, San Pedro de Lárrede, modelo precursor de las demás iglesias del Serrablo (dado que no se ha encontrado ninguna otra en la que pudieran inspirarse estas construcciones), incluida la de Basarán, desmontada y trasladada a Formigal.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE IMÁGENES

Lárrede cuenta con el Centro de Interpretación de las iglesias de Serrablo, en la antigua herrería. Bajo el lema "La belleza de las piedras", se recoge información de cada iglesia de la ruta y un mapa de localización escrito el texto en castellano, inglés, francés y aragonés.

Y no podemos pasar por alto Casa Isabal, una de las mejores muestras de arquitectura popular serrablesa, que conserva su estado original. El interior de esta casa infanzona del siglo XVII tiene un singular suelo de cantos rodados así como una cocina y una alcoba tradicional.

En lo alto de un cerro próximo, se sitúa un precioso torreón vigía conocido como la Torraza, que fue restaurada por la Asociación Amigos de Serrablo entre finales del año 2002 y el 2003.

Y desde junio de 2016, Lárrede tiene un hotel con encanto: El hotel Viñas de Lárrede, un proyecto gestionado, pensado y dirigido por la familia del Rincón-Ribera.

José Garcés explica que el topónimo "Lárrede" aparece documentado por primera vez en 920.

De la iglesia de San Pedro dice Garcés que es "sin duda el ejemplar tipo de todo el conjunto monumental de las iglesias serrablesas. Entre 1933 y 1935 fue restaurada, tras su descubrimiento para el mundo del arte. Posteriormente, ha tenido otras obras de restauración a cargo del Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (Dirección General de Arquitectura) y de la Asociación Amigos de Serrablo". Esta iglesia está desprovista de ornamentos y retablos "debido a que sufrió los embates de la Guerra Civil. Ni que decir tiene que este templo es el más visitado de todos en la comarca".

El diccionario de Madoz (1845-1850) dice que en esos años Lárrede tenía "siete casas y una calle estrecha empedrada. Iglesia parroquial... Contiguo, el cementerio en paraje ventilado. Los vecinos se sirven para beber de las aguas de una fuente que dista un cuarto de hora... El terrero es de secano, flojo y pedregoso. Los caminos son vecinales, de herradura. Reciben la correspondencia de Biescas, los miércoles y sábados a donde la conduce un valijero desde Jaca. Producen trigo, avena, judías, maíz y patatas, crían muy poco ganado lanar, tienen caza de perdices y pesca de truchas, barbos y madrillas".

A poco más de un kilómetro de Lárrede, se encuentra la iglesia de Busa, construida entre finales del siglo X y principios del XI, que forma parte de la Ruta de las Iglesias del Serrablo al igual que la de San Pedro.

LA TORRAZA

La Torraza de Lárrede, también llamada Torre del Moro, fue restaurada en 2003 por iniciativa de la Asociación Amigos de Serrablo. Se trata de una torre defensiva bajomedieval que se encuentra próxima al pueblo de Lárrede, a unos quince minutos andando desde la parte alta de este núcleo y ascendiendo por un sendero que discurre por la falda de la montaña. Está situada a más de cien metros de altura sobre el nivel del río, en una estribación de la denominada "loma de San Martín".

Este es un edificio de singular interés, más si cabe por encontrarse en plena Ruta de Serrablo y entre las iglesias mozárabes de Lárrede, Busa, Susín y Oliván. En su restauración, se colocó una escalera exterior de madera en la puerta principal situada en la fachada sur, y otra en el interior de la torre para acceder a las diferentes plantas, se recuperaron las almenas y se reconstruyeron las cuatro plantas interiores.

La entrada original se hacía por medio de una escalera de mano, fácilmente retirable desde el interior, que permitía alcanzar la puerta, situada en altura, en el muro sur.

De esta torre, hay muy poca documentación. Su construcción podría situarse en los primeros años del siglo XVI o, quizá, en los últimos del anterior.

José María Estables, en el artículo "Castillos del Alto Gállego" que publicó la revista "Serrablo", argumenta que esta Torraza se construyó sobre la base de la torre primitiva. "La segunda torre debió ser construida por los López, familia documentada en Hoz de Jaca ya en 1062, y ampliamente difundida por todas las localidades del Alto Gállego. Una de las ramas era propietaria de la mitad de Lárrede en el siglo XVII. En la primera mitad del siglo XIX, el pueblo y su castillo eran propiedad de la duquesa de Híjar".

SAN PEDRO DE LARREDE

La iglesia de San Pedro de Lárrede es el ejemplar tipo de todo el conjunto de las iglesias serrablesas. Está fechada entre los años 1050 y 1060, ha sido restaurada por la Asociación Amigos de Serrablo y declarada Bien de Interés Cultural, Monumento Histórico-Artístico desde 1931.

El templo dispone de planta de cruz latina, formada por una nave rectangular, dos brazos a modo de crucero y un ábside semicircular. Lo cubre una bóveda de cañón con cinco arcos fajones y presenta un arco de herradura de entrada al ábside, que culmina con bóveda de horno. En el exterior, en el muro occidental, se abre una ventana ajimezada con dos arcos de herradura.

La puerta de entrada muestra un arco de herradura enmarcada en alfiz. El ábside responde al modelo habitual: friso de baquetones debajo del tejaroz, siete arcuaciones murales ciegas y en el centro una ventanita de arco de medio punto.

La torre-campanario le da a la iglesia personalidad propia, una imagen única. El edificio se cubre con un tejado a cuatro aguas, y en sus cuatro caras hay ventanas ajimezadas con tres arcos de herradura con columnas cilíndricas dentro del alfiz.

CENTRO DE INTERPRETACION

En Lárrede se encuentra desde 2017 el Centro de Interpretación de las iglesias de Serrablo, promovido desde el área de cultura de la Comarca del Alto Gállego. El Ayuntamiento de Sabiñánigo facilitó el local, la antigua herrería, y para su acondicionamiento se contó con la colaboración de Amigos de Serrablo.

Bajo el lema "La belleza de las piedras" se recoge una breve información sobre cada una de las iglesias que componen la ruta y un mapa de localización.

Este espacio tiene como objetivos difundir la riqueza patrimonial y artística de dichas iglesias que componen así como acercar un mayor conocimiento de las mismas al público en general de una manera didáctica y atractiva, utilizando para tal fin los recursos museográficos más actuales gracias a la instalación de códigos de lectura en dispositivos móviles.

La exposición permanente se presenta al visitante mediante unos paneles troquelados con la figura de la puerta de Lárrede, donde se ofrece un gran mapa general de situación de dichos elementos arquitectónicos en la comarca e información de cada una de las iglesias de Serrablo que tienen características singulares, construidas en los siglos X y XI y situadas en la vertiente izquierda del río Gállego. Se trata, en concreto, de las iglesias de San Bartolomé de Gavín, Susín, Orós Bajo, Oliván, San Juan de Busa, Lárrede, Satué, Isún, Lasieso y Ordovés. Por último, un panel se ocupa de las iglesias que ya no están en su ubicación original, las de Basarán (trasladada a Formigal) y Gavín (trasladada a Sabiñánigo).

CASA ISABAL

En la visita a esta población del Alto Gállego merece la pena pararse en Casa Isabal, enfrente de la iglesia. Es una casa infanzona del siglo XVII que conserva su estado original y es una de las mejores muestras de la arquitectura popular serrablesa.

El edificio está construido en mampostería dispuesta en hiladas regulares y rejuntada con cemento. Su estructura es de planta en "L", con un gran cuerpo de planta rectangular y un ala menor de similar planeamiento. Cuenta con tres pisos más la falsa.

En la fachada Este destacan tres ventanas cuadrangulares (una por altura, de arriba hacia abajo y comenzando en la falsa). La correspondiente a la falsa posee jambas en dos y tres piezas y entalladura en forma de arco conopial. Entre las ventanas del segundo y tercer piso se ubica el escudo de la casa labrado en piedra.

En el interior, la comunicación entre los pisos se realiza con escalera de piedra. En la planta baja las estancias se comunican mediante arcos de medio punto. Destaca el suelo construido con cantos rodados dispuestos en forma de motivos geométricos tanto en el salón de la segunda planta como en el patio.

Los forjados de los pisos y de la cubierta son de madera y el tejado es de losa de piedra con chimenea troncocónica.

HOTEL VIÑAS DE LARREDE

El Hotel Viñas de Lárrede está muy cerca de la iglesia de San Pedro, en un espacio que antaño era una plantación de viñedos. Construido en piedra y madera constituye un enclave con encanto que ha sido reconocido con varios premios desde que abriera sus puertas en junio de 2016. "Hemos dedicado grandes esfuerzos a crear nuestro lugar en el mundo. Una tarea reconfortante que implica definirnos a nosotros mismos y lo que pretendemos transmitir, poniendo todo nuestro cuidado y cariño, construyendo un hogar, que, como definió el escritor español Antonio Gala, es la casa que nos espera. Bienvenidos a nuestro hogar", indica la familia Rincón-Ribera.

Etiquetas