Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los centros se preparan para el inicio de curso con pizarras en los recreos y comedores separados

Los colegios habilitan nuevos espacios para comer, incluidas algunas aulas

Los centros se preparan para el inicio de curso con pizarras en los recreos y comedores separados
Los centros se preparan para el inicio de curso con pizarras en los recreos y comedores separados
V.L.

HUESCA.- Pizarras en los recreos para dar clases al aire libre, entradas, salidas e itinerarios dentro de los centros señalizados y comedores divididos en varios espacios u otros lugares reconvertidos para este uso. Estas son algunas de las medidas que los centros educativos están implementando a pocos días de que comience un curso educativo que está indefectiblemente marcado por la pandemia de coronavirus y las acciones para atajar o mitigar los casos que se den en los centros.

La directora del servicio provincial de Educación de Huesca, Olga Alastruey, visitó este lunes por la mañana el Instituto Ramón y Cajal y el Colegio Alcoraz, ambos en la capital oscense, para comprobar in situ cómo estaban ultimando los preparativos para recibir al alumnado la próxima semana.

Alastruey pudo comprobar cómo estaban ya señalizados los centros educativos, además de cómo estaban organizadas las entradas y las salidas, el comedor o los recreos. La directora del servicio provincial destacó cómo en el IES Ramón y Cajal se han adaptado pizarras en los recreos para que el profesor que así quiera pueda salir a dar clase al patio durante los meses en los que la temperatura todavía lo permita, indicó el Departamento de Educación.

En cuanto al Colegio Alcoraz, la directora provincial de Educación subrayó cómo han adaptado dos comedores: uno en la sala de psicomotricidad, donde comerán los de Infantil, y el espacio habitual, donde comerán los de Primaria, y en el que ya se habían retirado mesas y se habían establecido distancias para poder comer cada alumno con su grupo estable de convivencia.

Alastruey también pudo observar cómo el recreo se ha sectorizado por niveles. Además, las entradas estaban ya pintadas con un metro de distancia entre niño y niño.

Ambos centros oscenses están ya ultimando lo que han elaborado como plan de contingencia, informó la Consejería de Educación.

La directora del servicio provincial fue preguntada por el servicio de transporte escolar y respondió que el servicio se iba a mantener y que sus usuarios deberán ocupar todo el curso el mismo asiento y estar rodeados del mismo grupo.

También apuntó que, en las rutas compartidas, el espacio estará delimitado para los viajeros ocasionales -que son una minoría- y los estudiantes con las que comparten la ruta. Además, todo el alumnado que utilice este servicio deberá llevar mascarilla de manera obligatoria a partir de los 6 años.

En Zaragoza, el consejero de Educación, Felipe Faci, visitó el Colegio Joaquín Costa para conocer las medidas del plan de contingencia del centro y su puesta en marcha.

De esta manera, el director del colegio, David Garcés, recorrió el centro junto al consejero para enseñarle en persona alguna de esas medidas.

Garcés declaró que el colegio formó un grupo de trabajo el 1 de julio para decidir estas medidas. El grupo está formado por el equipo directivo, el claustro, la empresa de actividades extraescolares y, "muy importante", por las familias.

Las primeras medidas se tuvieron que modificar después de que la DGA aprobara la jornada continua (de 9 a 14 horas) para todos los colegios de Aragón y por la bajada de ratios. "Lo tuvimos que ajustar in extremis", afirmó el director, quien precisó que este plan podrá ir modificándose en el futuro en función de la situación sanitaria.

El plan se presentará a partir de este miércoles a los profesores, "que son una parte fundamental", y las familias serán convocadas telemáticamente esta semana para conocer sus propuestas de mejora o para ver si han detectado algún "fallo".

Por ahora, y de cara a preservar el carácter hermético de los "grupos burbuja", el centro ha reconvertido alguno de sus espacios y también se han comprado biombos para separar lugares.

Asimismo, habrá diferentes entradas y salidas "para que no haya agolpamientos al entrar y salir". Además, habrá escalonamiento en las entradas (8,45 Primaria y 9 Infantil y por diferentes lugares) y los alumnos a partir de 3º de Primaria podrán entrar sin necesidad de hacer filas también para evitar esos tumultos.

En cuanto a la hora de comer, los escolares de Infantil comerán en sus propias clases y los de Primaria lo harán en los comedores en dos turnos para garantizar la preservación de los "grupos burbuja". Además, se han habilitado dos salas de profesores como comedores.

El director del centro admitió que existe "miedo" tanto entre el profesorado como entre los padres. "Miedo tenemos todos y no puedo asegurar que no habrá contagios, pero sí que los "grupos burbuja" los vamos a preservar al máximo", declaró.

En cuanto a las familias que están planteándose no llevar a los hijos al colegio, el director admitió que tener miedo "es lo más normal". "Yo también soy padre y tengo miedo, pero lo voy a llevar a clase porque me parece que es lo más importante para ellos". Con el fin de calmar a las familias, el centro hablará con ellas.

Etiquetas