Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Felipe Faci: "Casos se van a dar, se trata de procurar entre todos que sean los menos posibles"

Felipe Faci: "Casos se van a dar, se trata de procurar entre todos que sean los menos posibles"
Felipe Faci: "Casos se van a dar, se trata de procurar entre todos que sean los menos posibles"

HUESCA.- Todos los inicios de curso son complicados, pero este que empieza mañana… ¿cuántos planes de reacción hay preparados?

Ningún inicio es fácil, pero este va a ser más difícil por la situación sanitaria. Desde el Departamento de Educación se ha tratado de preparar lo máximo posible. Ya a finales de junio presentamos los planes de contingencia (de organización), de refuerzo pedagógico y de digitalización. Y en estas últimas semanas hemos presentado los planes y protocolos adaptados al nuevo escenario. Tenemos un protocolo que contempla todos los casos que se puedan presentar por el coronavirus; una guía para docentes y familias; una orden de inicio de curso con las normas en cada ciclo; un protocolo para el comedor… Creo que se ha hecho un trabajo muy concienzudo. Y para ello hemos hablado con todo el sector.

¿Qué le preocupa más—

Me preocupa que hayamos podido prever cada escenario y que hayamos acertado con las medidas. Confío plenamente en el trabajo de nuestros profesionales y en los centros que he podido visitar he comprobado lo bien organizados que tenían los espacios, la señalización, la adaptación de espacios… Lógicamente, hay incertidumbre ante un curso en una situación extraordinaria, pero la mía se disipa cuando veo a una comunidad que se ha esforzado y se ha dedicado a preparar sus centros de una manera tan detallada. Y que está deseosa de reencontrarse con su alumnado. Porque entienden, como lo entiendo yo, que la educación es más que el aprendizaje de unos contenidos. Y que la socialización es básica, especialmente en las edades más tempranas.

Las directrices se han concretado en los últimos días. Los colegios han preparado aulas, señalizado pasillos... ¿estará todo listo para mañana —

Lo estará. No solo me consta que los centros han estado preparando todo lo necesario: es que lo he podido comprobar personalmente. Y me ilusiona que, a pesar de las dificultades y premuras, haya un compromiso tan grande por parte de docentes y personal de los centros para poder abrir mañana las puertas con todas las garantías.

Se ha acusado al Gobierno de improvisación. ¿No se podrían haber previsto las medidas antes de la cuenta atrás—

Las medidas estaban previstas, en junio estaba ya el modelo de organización de los centros. Pero partíamos de un escenario en que a fecha de inicio de curso no iba a haber contagios. Eso decían los expertos, que los rebrotes aparecerían en otoño. En julio vimos que los rebrotes se estaban produciendo, ya había niños en edad escolar contagiados, y tuvimos que cambiar. El escenario 2 lo hemos hecho para que los centros tuvieran que cambiar lo menos posible. Tengo que agradecer ese esfuerzo. Pero no ha habido improvisación, ha habido modificación obligada por las circunstancias. No haberlo hecho hubiera sido una irresponsabilidad.

¿Se podría haber adelantado la contratación de interinos—

Los interinos, como todos los años, tienen la contratación a 1 de septiembre. Los llamamientos de maestros se suelen hacer en julio, se planteó la necesidad de retrasarlo un mes para que todos los interinos pudieran elegir sabiendo toda la oferta. En septiembre iba a haber más plazas y así podrían elegir el mayor número de opciones. Los llamamientos de Secundaria siempre se han realizado en agosto.

Se han reducido ratios en algunos niveles o centros, ¿con qué criterios—

En Aragón teníamos mucho camino hecho. Somos de las comunidades con ratios más bajas y eso es fruto de un intenso trabajo iniciado en la pasada legislatura, con la incorporación de 1.500 docentes. Lógicamente, hay lugares, o zonas concretas, con una gran presión demográfica que mantienen 23 o 24 alumnos por clase. Facilitar desdobles en estos centros permitirá bajar esas cifras.

Muchos espacios o las propias aulas se han reconvertido en comedores, ¿serán lo suficientemente seguros ¿Sería mejor que las familias que pudieran evitaran llevarlos —

Educación tuvo claro desde el primer momento que los servicios de comedor y transporte son esenciales. Porque son elementos de equidad y de inclusión. Hay que pensar que solo de comedor tenemos 11.000 becados. Es algo que teníamos que asegurar porque es clave para la conciliación. Y se ha establecido un protocolo para su uso seguro. Muchos centros han habilitado nuevas estancias. Habrá que mantener la distancia y se agruparán los comensales según los grupos estables de convivencia. El aula, en cualquier caso, será la última opción.

Algunos centros han puesto pizarras en los recreos, ¿se podrán usar ¿No es una medida más efectista que efectiva —

Nadie mejor que un centro educativo, sus profesionales, sus equipos directivos, conocen a su alumnado. Y saben lo que es mejor o puede resultar dentro de su plan de centro. Desde el Gobierno les hemos marcado unas pautas y hay algunos que han adaptado distintos espacios para comedor, otros han habilitado dos o tres entradas distintas… La climatología de Aragón no hace factible dar todo el curso clase al aire libre, pero el Ministerio de Educación sugería esta posibilidad para evitar contagios. Y aplaudo toda decisión que vaya encaminada a ese fin.

Muchas familias dicen que en 15 días estarán confinadas, ¿qué escenario se contempla—

Este viernes se presentó el protocolo de actuación sanitaria en el ámbito escolar que hemos trabajado con Sanidad. Hay que ser conscientes de que casos se van a dar, de lo que se trata es de procurar entre todos que sean los menos posibles. Y en este fin será vital la responsabilidad de todos. Las medidas de cuarentena que se toman ante un caso positivo en un aula evitarán la transmisión en el propio centro, y eso es clave para contener el contagio y para permitir que se cierre solo esa clase y no todo un colegio o instituto. Hemos elaborado un documento que refleja todas las circunstancias y esperamos que sea suficiente para evitar cierres masivos. Por otra parte, el plan de digitalización garantiza que los alumnos puedan ser atendidos mientras se encuentran en aislamiento o cuarentena.

¿En qué condiciones se cerraría el colegio entero—

Sanidad valorará esta opción cuando quede comprobado que se está produciendo una transmisión del virus dentro del propio centro. En cualquier caso, no hay un número de contagios para ello. Será la última opción que se contemple.

En estos casos, ¿cree que las bajas para los padres sería una solución—

La escuela es un elemento básico para la conciliación, pero no puede ser la única garante. En lo que está en nuestras manos, hemos asegurado comedor y transporte y vamos a permitir servicios de madrugadores y extraescolares siempre que se pueda por seguridad, distancia y sin romper grupos estables. Pero Educación no puede llevar todo el peso de la conciliación familiar. Se precisan más medidas, es cierto, pero eso excede a mis competencias.

¿Puede haber "grupos burbuja" cuando van alumnos de todas las edades y centros en autobuses escolares—

Es que en los autobuses también se pide que se mantengan los grupos, la distancia con otros y la mascarilla obligatoria, además de las entradas escalonadas. Y si hay grupos de distintos centros, el alumnado del mismo centro (perteneciente o no a un mismo GEC) se ubicará junto, evitando interacciones.

¿Y cuando en los mismos transportes en el medio rural pueden subir otros viajeros—

En el caso de que el alumnado comparta trayecto con otros viajeros, los estudiantes se ubicarán en la parte trasera del autobús. De todas formas, la gran mayoría del servicio está destinado al alumnado.

Se habla de si la pandemia ha puesto en valor el medio rural, ¿y la escuela rural—

La escuela rural se pone en valor sola. Es un referente de innovación y de cercanía con las familias. Desde el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, se ha realizado un esfuerzo importante para mantener abiertas el mayor número de aulas rurales, gracias a la decisión de bajar a tres alumnos el número necesario. Y el Gobierno es firme defensor de que los alumnos puedan ir al colegio cerca de sus domicilios y, en este sentido, el mantenimiento de los centros en la escuela rural permite que no tengan que salir a otras poblaciones, lo que se traduce en un mayor arraigo y en un ahorro de tiempo.

Aragón recibirá la próxima semana 53,4 millones de euros para Educación, ¿será suficiente ¿En cuánto se estima el sobrecoste de este curso—

En esta situación tan excepcional, todos los fondos adicionales tienen un destino asignado. Hemos aprobado un importante aumento en el cupo de profesores (de momento 400 más), hemos aprobado desdobles, hemos tenido que dotar a todos los centros de Equipos de Protección Individual para los docentes y para el resto de trabajadores, hemos puesto en marcha un plan de digitalización... Todo esto ha tenido un coste que no estaba previsto en el presupuesto para el actual ejercicio. En cuanto al gasto adicional que han generado todas estas medidas me temo que no se podrá sufragar solo con las aportaciones del Gobierno central. Sin ninguna duda, hará falta un esfuerzo por parte de la Comunidad Autónoma, que todavía estamos cuantificando.

¿Cuál de las medidas con la que empieza el curso le gustaría cambiar cuánto antes—

Me gustaría poder volver a la presencialidad total de todos los alumnos. Por supuesto, la seguridad es lo que prima, pero me gustaría poder revertir este escenario 2 en cuanto sea posible y llegar a la normalidad, o a lo más cercano a lo que entendíamos hace unos meses.

¿Qué espera de alumnos, docentes y familias para que "todo salga bien"—

Espero un buen curso para todos. Que aprendan. Que puedan reencontrarse con entre ellos. Que haya una verdadera comunidad educativa. Y que todos, administración incluida, seamos responsables en este escenario para evitar en la medida de lo posible los contagios. Hay que conjugar el derecho a la salud, pero también el derecho a la educación.

SEMIPRESENCIALIDAD

La semipresencialidad en Secundaria y Bachillerato preocupa a las familias por si aprovecharán el tiempo cuando se queden solos. ¿No es peligroso en estas edades?

Lo que está claro es que la presencialidad es necesaria cuando son más pequeños. Esta medida se toma por motivos sanitarios y afecta al alumnado a partir de los 15 años, que tiene más autonomía. Se trata, además de fomentarla, de que puedan organizar su tiempo. Y, por otro lado, también servirá para implementar nuevas herramientas como la clase invertida, en la que el estudiante debe trabajar en unos contenidos para luego presentarlos a la clase.

Se ha hablado mucho de la brecha digital. ¿Cómo se va a solucionar y a llegar a esas familias que carecen de conexión o de dispositivos?

Una de las cosas de las que más satisfecho estoy, y nunca encontraré palabras suficientes de agradecimiento, es de que desde que se declaró el estado de alarma se pudo garantizar la educación a distancia, casi en 24 horas. Esto ha demostrado el compromiso y la calidad de toda la comunidad educativa y ha sido importantísimo en una situación tan difícil. En ese tiempo, fuimos capaces de distribuir entre los estudiantes que lo precisaban más de 3.000 dispositivos electrónicos para seguir las clases, gracias también a empresas y administraciones que colaboraron. Ahora, el plan de digitalización aragonés incluye la distribución de hasta 10.000 dispositivos con conexión. Y algo muy relevante es que los centros ya tienen identificadas las necesidades de sus alumnos.

¿Cómo afectarán esta las medidas en la educación y formación de esta generación?

Los estudiantes tienen una mayor capacidad de adaptación de la que les concedemos. Solo espero que podamos dejar cuanto antes esta alerta sanitaria para que solo quede en una anécdota dentro de su larga vida. No hay que poner paños calientes, esto no ha sido ni es fácil, pero como soy un convencido de la innovación en las aulas, creo que esta situación nos va a ayudar a poner en marcha nuevas iniciativas, metodologías y formas de hacer que se quedarán.

En centros de educación especial, ¿se han aplicado medidas excepcionales?

Al igual que en el resto, los centros de educación especial aplican medidas de contención. Aunque ya partían de ratios inferiores, se ha procedido a reducir el número de alumnos por aula y a favorecer los GEC, de manera que si se da algún contagio, poder limitar la transmisión y proteger al resto de grupos.

Algunos padres han visto reducida la atención temprana por la covid-19, ¿no puede lastrar el desarrollo de los niños ? Somos conscientes de la importancia que la atención temprana tiene en niños que sufren distintas patologías. Por eso, nuestro sistema educativo incorpora profesionales de la sanidad o la psicología. No obstante, y lamentándolo profundamente, la interrupción de las clases durante el confinamiento hizo que muchos de estos niños tuvieran que interrumpir los tratamientos que reciben. Nuestra intención es tratar de mantener el máximo de servicios y profesionales.

EL CURSO NO SERÁ FÁCIL

Hay familias que recogen firmas para que la vuelta a las aulas no sea obligatoria, ¿qué medidas se adoptarán si no llevan a sus hijos al colegio ¿Se tramitará como absentismo escolar ?

Me remito a las últimas declaraciones que ha realizado la Fiscalía General del Estado en cuanto a que la asistencia presencial del alumnado "constituye una obligación ineludible para los padres o tutores de los menores afectados". También es verdad que ha reconocido que la respuesta institucional se adaptará a la situación concreta de los alumnos y sus familias. En cualquier caso, quiero recordar que los colegios son lugares seguros, es el espacio de mayor seguridad después del domicilio particular. Tienen unos profesionales magníficos, una programación, una organización, unos horarios y un modelo de convivencia. El curso no será fácil, pero se conciliará la seguridad y el derecho a la educación. En Aragón se aplica un protocolo de absentismo que esperamos no tener que utilizar porque apelamos a la responsabilidad de los padres.

¿Se han detectado casos de familias que dan de baja a sus hijos en niveles no obligatorios, como infantil, por miedo?

La escolarización de 3 a 6 años no es obligatoria. Es cierto que algunas familias se han puesto en contacto con Educación para manifestar su preocupación. Lo que hemos hecho es tratar de proporcionarles seguridad.

Etiquetas