Huesca

PREMIOS FÉLIX DE AZARA

El premio Félix de Azara, para el movimiento Slow Food

La DPH quiere reconocer el valor de la producción de proximidad

El premio Félix de Azara, para el movimiento Slow Food
El premio Félix de Azara, para el movimiento Slow Food
DPH

HUESCA.- La Diputación Provincial de Huesca ha acordado conceder su XXIII Galardón Félix de Azara al movimiento Slow Food por su trabajo para potenciar la producción y distribución de alimentos de proximidad.

La Corporación provincial entiende que en un momento como el actual, con la crisis sanitaria covid-19, se ha acentuado la tendencia de una sociedad que busca formas de vida saludables y acordes con un modelo de desarrollo sostenible. En este contexto, la Diputación Provincial de Huesca valora con su máxima distinción en materia de sostenibilidad del territorio el trabajo que desde hace varios años viene realizando en la provincia de Huesca el movimiento Slow Food para desarrollar una red de productores, distribuidores y consumidores de alimentos de proximidad.

Quiere la DPH, en definitiva, reconocer un modelo de actividad económica que, además de dar respuesta a la demanda de los consumidores de productos sanos y saludables para garantizar mayor seguridad alimentaria, apuesta por el comercio de proximidad, generando oportunidades de trabajo y vida en el medio rural.

Una alimentación sana y saludable y el interés de los consumidores por productos que se hayan producido, elaborado y distribuido a través de métodos sostenibles con el entorno se ha manifestado durante la crisis sanitaria mundial producida por el covid 19 como una actitud en alza por la que optan cada vez más personas.

En tal contexto, la Diputación Provincial de Huesca ha considerado importante visibilizar y reconocer el trabajo que en este sentido vienen realizando en los últimos años agricultores, ganaderos, pequeños comercios de proximidad, mercados agroecológicos, distribuidores, restauradores y consumidores de la provincia de Huesca para potenciar los denominados productos de proximidad, los denominados alimentos "kilómetro 0", y que cuentan con el movimiento Slow Food, a través de sus "convivium" en la provincia, para defender modelos de vida y de actividad económica sostenibles.

Miguel Gracia, Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, ha argumentado que de esta forma se está visibilizando el trabajo de quienes buscan "un modelo económico local, basado en la sostenibilidad ambiental, que preserva la biodiversidad alimentaria, fomenta el asociacionismo, potencia los recursos propios y, sobre todo, supone una forma de generar empleo y asentar población en el medio rural".

Etiquetas