Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

De la batidora de repostería a la climatización: suben las ventas de electrodomésticos

El sector lo achaca a que el cliente ha estado más en casa, pero también a la puesta en valor del comercio de proximidad

De la batidora de repostería a la climatización: suben las ventas de electrodomésticos
De la batidora de repostería a la climatización: suben las ventas de electrodomésticos
R.G.

HUESCA.- A medida que se vaciaban las estanterías de los supermercados de harinas y otros productos para hacer bizcochos, se agotaban las batidoras de repostería en las tiendas de electrodomésticos en pleno confinamiento. También los cortapelos entraron en los domicilios como nunca, por pura necesidad. Son dos de los productos demandados en este tiempo de pandemia, según explica Alfonso Piedrafita, de Milar Electrovisión, de Huesca. Son curiosidades de una realidad que se ha traducido en un aumento de ventas de electrodomésticos que todavía dura y que Lorenzo Otín, director comercial de Navasola, atribuye a que la gente ha huido de las grandes superficies para volver al pequeño comercio.

De alguna forma, ha sido una sorpresa porque, como en tantos otros sectores, pensaban que se reduciría su volumen de negocio, aunque el aumento no se atreven a cifrarlo porque estiman que puede ser muy desigual. "Hemos sacado unas conclusiones, que son sensaciones, de por qué han aumentado las ventas. Por un lado, por el miedo a entrar en grandes superficies por la concentración de gente y la falta de ventilación; y, por otro, la gente se ha volcado con el comercio local", detalla Otín. Además, añade que incluso con los comercios locales cerrados se han solucionado urgencias de clientes a los que se le había estropeado, por ejemplo, un frigorífico. En esos primeros días, desde Milar se hizo venta online solo de productos de primera necesidad.

Si bien casi nadie se cambia una lavadora hasta que se estropea, muchos clientes sí han apostado por mejoras en el hogar como instalar el aire acondicionado. "Al no poder disfrutar de las vacaciones, la gente se ha preocupado más de mejorar o poner el aire acondicionado, quizá con eso que no se han gastado en los 15 días en el hotel", comenta Otín. La perspectiva que se presentaba a medida que se prorrogaba el estado alarma y el teletrabajo animaron a hacer la inversión.

De hecho, también ha aumentado la venta de ordenadores, tablets... así como el negocio de los servicios de mantenimiento. También se vendieron, especialmente al inicio, más congeladores y hornos, comenta Piedrafita, y después alguna vaporeta para desinfectar. Pero donde más lo han notado en su comercio, es en la sección de menaje, y más que comprar cazuelas, se han comprado mangas pasteleras, rodillos, moldes... "La gente ha dado más uso a los electrodomésticos que tenía y ha pensado en otros que quería utilizar".

Los televisores también se vendieron más, pero no fue lo más llamativo, al menos por la experiencia de Alfonso Piedrafita. Como consecuencia, también hay escasez de algunos productos que no han podido salir al mercado por la falta de algún componente procedente de Asia. En este sentido, "fallan televisiones o algunas lavadoras o lavavajillas de marcas blancas", comenta Piedrafita.

Etiquetas