Huesca

JACETANIA - #PUEBLOSACTIVOS

Cielos de Ascara pone la agricultura y la apicultura al servicio de la repoblación y la inserción social

El proyecto de Atades puede generar entre 15 y 20 empleos en función de la evolución de sus cultivos ecológicos

Cielos de Ascara pone la agricultura y la apicultura al servicio de la repoblación y la inserción social
Cielos de Ascara pone la agricultura y la apicultura al servicio de la repoblación y la inserción social
Atades.

JACA.- La historia de Ascara tuvo un punto y aparte en 2014, cuando la Asociación Tutelar Aragonesa de Discapacidad Intelectual (Atades) recibió la gran herencia de la familia Sarasa. Más de 200 hectáreas de cultivos y monte bajo en las que se puso en marcha "Cielos de Ascara", una iniciativa ligada a la agricultura ecológica y la apicultura, cuyos productos ya están presentes en el mercado a través de la marca "Legado de Ascara".

"Cielos de Ascara" es el corazón de un nuevo proyecto denominado "Producción Ecológica de Alimentos Ligados al Territorio Aragonés". Lo financian el Gobierno de Aragón y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) y cuenta con 4 entidades beneficiarias: el centro especial de empleo Gardeniers de Atades (coordinador de la iniciativa), Adecuara, ADRAE -su entidad hermana en la Ribera Alta del Ebro- y la Cooperativa Santa Orosia, que engloba a un centenar de agricultores y ganaderos de la Jacetania y el Alto Gállego.

Este exitoso proyecto cuenta con un grupo de trabajo compuesto por 10 miembros, los 4 socios y otras 6 entidades colaboradoras: ARNA Apícola, la Comarca de la Jacetania, el Ayuntamiento de Jaca, la Comarca Ribera Alta del Ebro, el Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y la Universidad de Zaragoza, a través de la Escuela Politécnica Superior de Huesca.

Para el gerente de Atades, Félix Arrizabalaga, "Cielos de Ascara es un proyecto solidario por sus mismos orígenes". Su triple propósito es "favorecer la inserción laboral de personas con discapacidad intelectual, vertebrar el territorio y generar un beneficio económico en el pueblo". En este sentido, la ambición de sus promotores es alcanzar una viabilidad económica que permita crear puestos de trabajo y asentar población.

"Actualmente, en Cielos de Ascara, dentro del ámbito productivo, ya hay trabajando 5 personas. Si llegásemos a las 70 o 80 hectáreas de cultivo, estaríamos hablando de entre 15 y 20 trabajadores", calcula el gerente de la asociación, cuyo proyecto constituye una auténtica revolución para esta pedanía jaquesa, en la que hay empadronadas un centenar de personas, aunque los que duermen fijos son 48.

La creación de empleo está directamente vinculada al éxito de los cultivos, cuyos resultados son muy desiguales. La base de "Cielos de Ascara" es el boliche, que se comercializa desde hace dos años. Más lenta avanza la producción del garbanzo -que puede dar el salto al mercado este año o el siguiente- y la lenteja, que no termina de asentarse ni en secano, ni en regadío. Otro de los baluartes del proyecto es la miel ecológica, que tiene una trayectoria de tres años y se espera añadir una nueva variedad: la miel con flor de borraja.

RESPALDO DEL TERRITORIO

Adecuara dispone de una sólida experiencia en la producción agroalimentaria gracias a sus viveros de Jaca y Biescas. La implicación en el nuevo proyecto "es una colaboración estratégica y básica", según su presidente, Jesús Lacasta, que hace hincapié en el hecho de que "Gardeniers posibilita la incorporación al mundo laboral de personas con discapacidad intelectual que de otro modo lo tendrían difícil".

Los cultivos disponen del asesoramiento del personal del CITA y la Universidad de Zaragoza, pero Atades recoge también la experiencia de los productores agrupados por la Cooperativa Santa Orosia, cuyo portavoz, Alfredo Beltrán, entiende que "el proyecto es completamente adecuado" y defiende que "estos productos están al alza y tienen posibilidades de salir adelante".

Según el vicepresidente de la Comarca de la Jacetania, Joaquín Giménez, la iniciativa de Ascara "debe enorgullecer a la provincia de Huesca y a todo Aragón". "Es un proyecto muy interesante, que pone en valor el sector primario", continuó el también concejal de Bailo, que incide en el valor de este tipo de programas, teniendo en cuenta la realidad social de una comarca "devastada por la despoblación y con muchos pueblos pequeños".

El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jaca, Domingo Poveda, razonó que "la gente con capacidades diferentes debe tener oportunidades de ganarse la vida" y manifestó que el ente "siempre va a apoyar este tipo de iniciativas". De hecho, el día 9 de octubre el Palacio de Congresos de Jaca acogerá las I Jornadas Técnicas para dar a conocer la Producción Ecológica de Alimentos Ligados al Territorio de Aragón.

Para el diputado provincial y vecino de Ascara, Fran Aísa, esta iniciativa "pone en el mapa a Jaca y a pequeños pueblos como Ascara". "Estos proyectos hacen territorio, vertebran y ofrecen valor añadido en este mundo globalizado", agregó el jaqués, que anima a apoyar estos programas para hacerlos viables. "Demostremos que nos creemos el territorio", concluyó.

Etiquetas