Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Hosteleros de toda la provincia de Huesca salen a la calle para exigir un plan de rescate para el sector que les permita subsistir

Hosteleros de toda la provincia de Huesca salen a la calle para exigir un plan de rescate para el sector que les permita subsistir
Hosteleros de toda la provincia de Huesca salen a la calle para exigir un plan de rescate para el sector que les permita subsistir
BEGOÑA SIERRA

HUESCA.- Unos 500 representantes del sector del Turismo, ocio nocturno y proveedores de la provincia oscense se han manifestado este martes en la capital altoaragonesa bajo el lema "¡Sos Hostelería!", para exigir un plan de rescate "serio y comprometido" que les permita trabajar, abrir sus puertas y subsistir ante las duras restricciones impuestas para frenar la pandemia.

Todos a una han lanzado una llamada de auxilio ya que el sector lleva 220 días sufriendo los efectos de unas medidas que actualmente mantienen cerrado por completo el ocio nocturno y el interior de bares y restaurantes, donde se limita el aforo de las terrazas a un 50%.

La protesta, convocada por la Asociación Provincial de Hostelería de Huesca, ha partido desde la plaza Lopez Allué, cumpliendo con rigor las medidas sanitarias. En esta céntrico espacio han tomado la palabra representantes del sector como Carmelo Bosque, presidente este de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca, de la de Aragón, Luis Vaquer, Fernando Luna, presidente de la Confederación de Empresarios de la provincia de Huesca (CEOS-CEPYME Huesca), y José Luis Yzuel, presidente de la Asociación Nacional de empresas de la Hostelería.

CLICA AQUÍ PARA VER UN VÍDEO

Carmelo Bosque ha apelado a "la constancia, el esfuerzo y el sacrificio de los hosteleros", y ha afirmado que no va a permitir que cierren estos negocios y se refirió al ocio nocturno, como "los que más han sufrido".

"Hoy siento orgullo, tristeza e impotencia. Nuestros negocios llevan más de medio año sin poder realizar su actividad con cierta normalidad, a pesar de haber sido los primeros en implementar todas las medidas sanitarias que nos han indicado. No es justo que se apunte a nuestro sector como al foco de contagios de esta pandemia, que nos criminaliza. Somos lugares donde las personas ríen y sonríen, donde hacemos sociedad. Basta ya, no nos podemos arruinar trabajando", ha manifestado Carmelo Bosque.

Por ello, ha reclamado un plan de rescate y que se reduzca la presión fiscal y se libere a estos negocios de "impuestos asfixiantes".

"Establezcan unos ertes no para callar a las masas sino para no romper nuestra manera de vivir, la que tantos años nos ha costado", ha reclamado.

En sus palabras el sector ha reivindicado su oficio, su derecho al trabajo y que les dejen abrir sus puertas.

También Luis Vaquer ha querido dejar claro que "basta ya de injusticias, de medidas arbitrarias" y ha reclamado "un plan de rescate urgente, y si no tienen dinero que lo busquen porque nunca hemos pedido nada y somos un sector estratégico y es de justicia hacerlo".

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOS

Por su parte, Fernando Luna ha planteado que "hay que predicar con el ejemplo" y se ha referido a continuación a "los políticos que se embolsan 4.000, 5.000, 6.000 euros al mes y todos nosotros a la calle. Esto no es gobernar, esto no es hacer las cosas bien", ha aseverado entre los aplausos y sonidos de cacerolas que hacían sonar sus compañeros empresarios presentes en la plaza.

Ha reconocido que "la covid-19 es una situación difícil para todos, pero si nos cierran nos ayuden con un ingreso básico de subsistencia para que el día de mañana, cuando las cosas se solucionen, estemos en condiciones de abrir". "No estáis solos", ha dicho a los hosteleros, "todo el mundo empresarial está con vosotros. Adelante, siempre".

"SEÑOR LAMBÁN: SI YO FUESE SU HIJO, QUÉ ME DIRÍA"

También ha podido escucharse el testimonio del joven Carlos Bordonaba, representante del ocio nocturno y gerente de uno de los establecimientos ubicados en la plaza de los fueros de Huesca, quien ha lamentado que su local lleva 220 días cerrado, "una vida para nosotros".

"No tenemos nada, en este tiempo cuando un compañero se echaba a llorar, allí estaba otro para apoyarle. En estos siete meses no ha hecho nada el Gobierno de Aragón, qué hacemos", planteó.

Y se ha dirigido así al presidente de la Comunidad aragonesa, Javier Lambán: "Yo tengo 28 años, señor Lambán, si yo fuese su hijo, qué me diría. No podemos más, al menos dígnese a contestar".

José Luis Yzuel ha cerrado las intervenciones y ha dado las gracias a los asistentes, "cada uno de vosotros está representando a todos los hosteleros de este país que están siendo ninguneados, arruinados y que no nos están dando ningún tipo de ayuda, prácticamente ninguna".

Ha recordado que las protestas de la hostelería están teniendo lugar en todo el territorio nacional, "como no puede ser de otra manera, y vamos a seguir alzando la voz. Nos están arruinando y no llegan ayudas que son urgentes".

La manifestación ha convocado a profesionales de toda la provincia de Huesca, que han unido sus voces bajo consignas como "Si nos cierras, nos ayudas", "No se pueden pagar impuestos, si nos impiden tener ingresos" o "Si nos pisas, nos pides perdón". Al grito unánime de "¡Queremos trabajar!" el sector ha puesto de manifiesto que ya "no aguanta más".

A la marcha se han sumado además 16 camiones de proveedores de bebidas, alimentación o pastelerías, entre otros, que abastecen a los negocios de hostelería y ocio nocturno, cerrados desde hace 209 días.

La protesta ha transcurrido por el Coso Alto de Huesca hasta llegar a la plaza Cervantes, donde Carmelo Bosque, José Luis Yzuel y Luis Vaquer han entregado de forma simbólica la llave de los negocios de hostelería en la Subdelegación del Gobierno para pedir ayudas. Al paso de la manifestación se han escuchado múltiples aplausos de los oscenses, y lo mismo ha sucedido cuando la marcha ha cruzado frente al colegio Santa Ana o el colegio San Viator, donde los estudiantes han salido a las ventanas.

A continuación, cada hostelero ha colocado, de uno en uno, las llaves de sus locales en una alfombra roja instalada en la plaza Cervantes diciendo en voz alta el número de familias que depende de cada uno de ellos. ""El Palmar", nueve familias desahuciadas y abandonadas, "Sala edén", once, "Twister" quince, "Warhol" ocho, "El Monasterio" cuatro, "Sala Genius", cinco, "Juan Sebastian Bar" seis, "Street" nueve, "La Parra" cinco, "La cantina" siete, "El Tararí" nueve, "Casa Juan" tres, "Central" ocho, "Da Vinci y "Comomelocomo" quince...." y la lista ha ido sumando.

Etiquetas