Huesca

TRIBUNALES

Admiten a trámite una querella de la Fundación Anselmo Pié Sopena contra el arquitecto Cuello

Pretende "limpiar su nombre, el de su fundador y el de sus patronos"

Admiten a trámite una querella de la Fundación Anselmo Pié Sopena contra el arquitecto Cuello
Admiten a trámite una querella de la Fundación Anselmo Pié Sopena contra el arquitecto Cuello
V. I.

HUESCA.- El Juzgado de Instrucción número 5 de Huesca ha admitido a trámite la querella de la Fundación Anselmo Pié Sopena contra el arquitecto Eduardo Cuello Oliván, al que atribuye "la comisión de presuntos delitos de demanda falsa, falsedad de certificado, estafa procesal, falso testimonio e injurias y calumnias contra la Fundación y sus patronos por la presunta comisión de los delitos de apropiación indebida, administración desleal, blanqueo de capitales y contra la Hacienda Pública".

En 2015, Eduardo Cuello presentó una denuncia contra la Fundación ante el Protectorado de Fundaciones de la DGA y el Juzgado de Guardia, que fue archivada por el de Instrucción número 4 "al acreditarse, tras la práctica de varias pruebas periciales contables y arquitectónicas, que ninguna de las imputaciones realizadas por aquel eran ciertas, acreditándose que tanto la gestión de la Fundación y sus patronos como la obra del Teatro Olimpia y actuaciones del Cine Avenida se habían realizado con total pulcritud y conforme a la legalidad", afirma la propia Fundación en una nota de prensa.

El auto que dio lugar al archivo de la denuncia de Cuello contra la Fundación afirmaba que "se ha acreditado pericialmente que todos los trabajos se facturaron y pagaron conforme al importe correcto facturado", e "igualmente se ha justificado la presentación de todas las declaraciones fiscales y sus correspondientes ingresos a la Agencia Tributaria".

Coincidió la denuncia en el tiempo con una demanda civil que el arquitecto había interpuesto contra la Fundación en reclamación de unos honorarios que este reclamaba y que la Fundación no reconocía, por lo que, a juicio de la Fundación "no era otra cosa -presuntamente- que una medida de presión para obtener aquel pago y, de paso, una forma de atacar el buen nombre de aquella y de sus patronos, señores Pérez y Estallo". El arquitecto llegó a pedir la retirada de ambos patronos durante la tramitación del procedimiento.

"Con la actual denuncia, la Fundación quiere limpiar su nombre, el de su Fundador, D. Anselmo Pié Sopena, y el de sus patronos, y restaurar el crédito que siempre han tenido en la ciudad de Huesca y que resultó enormemente dañado por aquella denuncia al punto que sus ingresos cayeron más de un 20 %" respecto al año anterior.

Etiquetas