Huesca

CALEFACCIÓN

Las calefacciones no se apagan y el sector resiste con firmeza ante la crisis sanitaria

El mayor tiempo que se pasa en casa hace que la inversión en el hogar y los trabajos de mantenimiento aumenten

Las calefacciones no se apagan y el sector resiste con firmeza ante la crisis sanitaria
Las calefacciones no se apagan y el sector resiste con firmeza ante la crisis sanitaria
S.E.

HUESCA.- La mayor parte de los sectores económicos están sufriendo fuertes daños. Muchos de ellos irreparables. La hostelería, el turismo, la cultura, el deporte, el transporte de personas y una inmensa lista de otras profesiones se ven damnificadas debido a la crisis sanitaria de la covid-19. Algún sector sufre las consecuencias de la pandemia de forma directa debido a las restricciones, mientras que otros salen perjudicados de rebote.

Son pocos los empleos que a día de hoy no han sufrido ningún deterioro. En este afortunado grupo se encuentra el negocio de la calefacción. El hecho de que la gente tenga que pasar un mayor tiempo en casa hace que se invierta en el hogar. Y si a esto se le suma la llegada del frío, la actividad del sector no para.

Aunque no se ha registrado un aumento en la demanda de productos relacionados con la calefacción del hogar, las cifras se han mantenido este año respecto a temporadas anteriores, algo difícil en la situación actual. "Hay más o menos la misma demanda que en otros años. Además, como la gente está en casa, los servicios de mantenimiento y reparación se han continuado realizando y el sector no se ha visto perjudicado", comenta Igor Castro, encargado de Saunier Duval, empresa especialista en calefacciones.

Por su parte, las empresas de combustibles, esenciales para poner en marcha los sistemas de calderas, sí han notado un ligero aumento respecto a 2019. "Ha habido un incremento de entre el 5 y el 10 por ciento en la venta de combustible para calefacciones", indica Luis Gascón, responsable de Gasóleos Guara.

Ricardo Arilla, presidente de la Asociación Provincial de Instaladores y Mantenedores de Huesca (Apehim), celebra que su "sector es de los menos perjudicados por la situación que nos toca vivir". "Estamos rondando el mismo número de asociados que habitualmente. El año pasado hubo un ligero incremento de unos cuantos profesionales y este año se mantiene", añade Arilla, satisfecho por mantener el número de asociados en una situación tan adversa a nivel internacional.

"Al pasar más tiempo en casa, es de sentido común que la gente utilice mucho más la iluminación, las calderas y todo tipo de herramientas del hogar, y más en esta época del año", afirma Arilla.

"Desde la asociación estamos dando más tipos de formación a los diferentes sectores (soldadura, gas, eléctricas, etcétera), algo que es imprescindible para los profesionales", comenta el presidente de Apehim, consciente de la revolución tecnológica que vive el hogar y de las nuevas normativas que deben conocer los trabajadores del sector.

La tecnología también avanza en el sector de la calefacción. La domótica y los nuevos sistemas de acondicionado son las novedades más destacables dentro de las casas.

Muchos de los edificios de obra nueva ya están instalando sistemas de aerotermia. "Se está implantando mucho en todas las instalaciones nuevas. Es una energía eficiente y que respeta el medio ambiente", explica Arilla, para añadir que "esto requiere unos mantenimientos, que en algunos aparatos es obligatorio, como en calderas de gas y en calderas de combustión, en las que es obligatorio pasar una revisión al año".

La aerotermia es un nuevo método de calefacción que consiste en la extracción de energía ambiental contenida en la temperatura del aire, incluso bajo cero, y la posterior transferencia a las diferentes estancias del hogar o al agua corriente. Este proceso se consigue a través de un ciclo termodinámico que usa un gas refrigerante comprimido a bajísimas temperaturas para extraer el calor del aire exterior.

Este tipo de energía se puede disponer mediante equipos de aire, radiadores, fancoils y suelos o techos radiantes. Además, el mismo equipo también puede ofrecer aire condicionado y agua caliente.

Según señala el presidente de Apehim, el sector pidió al Gobierno los Planes Renove, que comenzarán a entregarse de forma inminente. "Estas ayudas tenían que salir en el BOE el 15 de noviembre", explica Arilla, por lo que se tienen que empezar a entregar en las próximas semanas.

"Tiene que haber algún tipo de plan o de ayuda para que la gente se anime a dar ese paso, porque lo cierto es que la gente está temerosa con lo que pueda pasar con la situación que se está viviendo", lamenta el presidente, apelando a la utilidad de los Planes Renove para la sustitución de electrodomésticos de los hogares aragoneses.

Etiquetas