Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La justicia en la provincia recobra su ritmo normal tras la paralización de primavera

Ahora, las principales afecciones por la pandemia son en atención presencial y cita previa

La justicia en la provincia recobra su ritmo normal tras la paralización de primavera
La justicia en la provincia recobra su ritmo normal tras la paralización de primavera
R.G.

HUESCA.- A pesar de que la justicia no se caracteriza por su rapidez, en estos momentos está funcionando dentro de lo que es la normalidad. "La crisis del coronavirus se está notando sobre todo en la atención y que las personas tienen que solicitar cita previa, como ocurre en gran parte de los establecimientos", indica Ángel García, el decano del Colegio de Abogados, quien explica que el parón se notó principalmente de marzo a junio, "entonces estuvo casi por completo paralizada". Ahora bien, sí es cierto que se pueden producir retrasos por la suspensión de vistas y juicios a causa de que una de las personas implicadas o de los respectivos abogados, tengan que guardar el confinamiento domiciliario obligatorio tras resultar positivo o por haber mantenido contacto estrecho con un enfermo de coronavirus.

Sin embargo, y a pesar de que la justicia no se está viendo paralizada por la covid-19, desde el Colegio de Abogados denuncian que los retrasos que se producen actualmente son principalmente, por la cantidad de plazas que están sin cubrir. "Ahora mismo tengo suspensiones porque tras la marcha de un juez en Jaca, la plaza se ha quedado sin cubrir", indica García.

CUSTODIAS, DESAHUCIOS Y ERTES, TEMAS MÁS URGENTES

En cuanto a los temas que más importancia han cobrado durante el confinamiento, García destaca que "suscitó mucho interés cómo había que seguir cumpliendo con los regímenes de visitas y las custodias en casos de separación y divorcio", ya que era de vital importancia para las familias y debido al Estado de Alarma había que tener un salvoconducto para poder salir a la calle. Por ello, los jueces fueron teniendo que habilitar criterios para facilitarlo, y actualmente este sigue siendo uno de los temas más urgentes, así como todo lo que afecta en materia laboral, especialmente la problemática de los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal, así como algunas materias en lo contencioso-administrativo.

Del mismo modo, "el tema de los desahucios van más lentos porque hay que asegurar la posibilidad de que el desahuciado tenga acceso a una vivienda social", informa García.

DUDAS SOBRE EL TELETRABAJO EN LA JUSTICIA

En lo que respecta al teletrabajo, una nueva modalidad que se está implantando en multitud de sectores, desde el Colegio de Abogados señalan que está previsto hacerlo también en la justicia. De esta forma, habría vistas y juicios que se celebrarían de manera telematica, ahora bien, consideran que las videoconferencias no serían viables para juicios de temas penales, ya que no se tiene la misma garantía ni la misma inmediatez como en vistas presenciales, además, "es de vital importancia que el juez presencie a la vez las declaraciones y consulte las pruebas", explican.

Así mismo, esta modalidad suscita dudas entre los abogados, ¿dónde se realizaría la videoconferencia, en los juzgados, en los domicilios o en los despachos de los abogados ¿qué garantías puede reunir?, se pregunta García, quien además hace hincapié en la deficiente conexión a internet de la que disponen muchos pueblos de la provincia de Huesca. "A mí me parece bien que se utilice la videoconferencia para la tramitación de papeles, siempre que se garantice que se pueda atender al público y que se disponga del personal necesario, así como para celebrar tramites que sean de poca relevancia, como ya se venían haciendo cuando no era imprescindible la presencia del fiscal", indica García, pero insiste en que "cuando la cosa es seria, las videollamadas no sirven".

MÁS DE CIEN JUICIOS SUSPENDIDOS EN PRIMAVERA

Desde el Colegio de Procuradores de Huesca, indican que durante el estado de alarma los retrasos fueron causados porque se tuvieron que suspender juicios que estaban señalados desde cuatro meses, y ahora han tenido que ponerse en marcha con los retrasos que ello conlleva. Durante el primer estado de alarma, vigente desde el 15 de marzo hasta el 21 de junio, en los juzgados de lo penal de Huesca ciudad se suspendieron más de 100 juicios, además de otros asuntos civiles, contencioso-administrativo, o sociales, sin contar los procesos suspendidos en toda la provincia.

"Esta situación actual de pandemia continuada se está agravando con un mayor número de asuntos judiciales, debido a la crisis económica, sociales y laborales", explica Navarro, quien indica que en la actualidad se están suspendiendo actuaciones judiciales por el confinamiento de personas integrantes del juicio. "El pasado lunes se tuvo que suspender un juicio por el confinamiento de uno de los testigos", ilustra el decano del Colegio de Procuradores.

Otro de los problemas que está presentando la justicia a raíz de las medidas tomadas contra la pandemia de coronavirus son las resoluciones judiciales, ahora agravadas por las crisis económicas.

Por todo ello, Navarro, en representación de los procuradores, considera que deberían tener mayores responsabilidades en la ejecución judicial, ya que sería un beneficio tanto para los ciudadanos como para la economía española.

En lo que respecta al teletrabajo, explica que "es una herramienta que se puede implantar en ciertos ámbitos pero no es la solución a largo plazo". Y es que, defiende que hay asuntos que necesitan la presencia e inmediatez de los funcionarios, como pueden ser declaraciones, requerimientos o notificaciones; además, señala que en este país todavía no se está familiarizado con esta modalidad de trabajo, por lo que hay asuntos que no están informatizados y todavía están en papel, por lo que los funcionarios necesitan estar presencialmente para hacer uso de ello.

Etiquetas