Huesca

EDUCACIÓN

Los sindicatos no quieren "parches" en el regreso a las aulas de ESO y Bachiller

Javier Lambán avanzó que esta vuelta a clase tendrá lugar en "próximas semanas"

Los sindicatos no quieren "parches" en el regreso a las aulas de ESO y Bachiller
Los sindicatos no quieren "parches" en el regreso a las aulas de ESO y Bachiller
R. G.

HUESCA.- Los sindicatos de enseñanza se muestran expectantes ante el anuncio realizado hace unos días por el presidente de Aragón, Javier Lambán, que avanzó que si los datos de contagios "no se tuercen" en las "próximas semanas" la Comunidad se podría acercar a la "presencialidad total" en ESO y Bachiller.

Huste, CGT Enseñanza Huesca, CSIF, CCOO y UGT aprueban el regreso a las aulas, pero siempre que se cumplan las garantías de prevención que protejan a alumnos y profesores de la covid, por lo que descartan cualquier tipo de "improvisación y "parche".

Es obvio que las consecuencias de la pandemia han repercutido con intensidad en la educación. Mientras en Infantil y Primaria el curso 2020/2021 arrancó de manera presencial entre estrictas medidas de prevención que, inevitablemente, no han impedido que entrara el covid en algunas aulas, en el resto de niveles educativos se han seguido utilizando medios telématicos.

La semipresencialidad ha sido la tónica general en estas etapas y los profesores de los últimos cursos de ESO, Bachillerato y FP han desarrollado su trabajo adaptándose a la situación decretada por la Consejería de Educación de la mejor forma posible, teniendo en cuenta la "incertidumbre" generada por el "continuo cambio" en instrucciones, normativas y protocolos.

Desde Huste, sindicato de trabajadores de la Enseñanza de Huesca, manifiestan que "dado que desde el comienzo de la pandemia no hemos visto por parte de la Administración nada más que falta de previsión, improvisación y parches, dudamos que se haya elaborado un plan que asegure una vuelta a las aulas en condiciones de seguridad ni para alumnos ni para docentes".

Además, lamentan que "como ya viene siendo costumbre", las organizaciones sindicales se han enterado de las decisiones por la prensa. "No se nos comunica nada ni se nos tiene en cuenta", apuntan.

Y añaden en esta línea que, hasta este momento, "los centros son los únicos que se han preocupado de hacer mediciones de CO2, gracias en parte, a aportaciones externas (en la mayoría de los casos, amypas) para asegurar una correcta ventilación".

EL DOBLE DE TRABAJO

Desde Enseñanza de CSIF Huesca, Rubén Ferrer realiza una valoración negativa sobre la enseñanza semipresencial respecto a los profesores ya que "ha duplicado exponencialmente" el trabajo que llevan a cabo.

Así, explica que la particularidad de impartir clases presenciales al 100 % en algunas aulas mientras que en otras hay que desdoblar a los estudiantes supone un trabajo extra. "Aparte, los equipos directivos han tenido que hacer un trabajo durante el verano de elaborar cupos, necesidades o cambiar los planes de actuación en un plazo corto de tiempo porque se les ha cambiado la forma de actuar en clase, y eso ha hecho que tengan que hacer un trabajo titánico", asegura.

Alude además a una "desigualdad" entre los alumnos "porque hay zonas en las que al ser un número reducido pueden ir todos los días a clase, mientras que en los institutos más grandes tienen que hacerlo solo la mitad de los días, por lo que están dando la mitad del currículo", advierte.

Ante esta situación expone que CSIF sí que aboga por la enseñanza presencial total, pero con medidas acordes. Y pone como ejemplo, en este sentido que las clases estén desdobladas, que se bajen las ratios, que se cumplan las distancias y los espacios y que haya filtros Hepa en las aulas. Respecto a este último punto, CSIF reclama que no sean los padres ni los institutos los que tengan que pagar estos aparatos por la seguridad de los alumnos, algo que ya ha pasado en diversos centros, sino que sea la Consejería la que haga esta inversión.

Todos estos requisitos, continúa, deberían estar listos tras las "varias semanas" de plazo que planteó Javier Lambán. "Ese es el miedo que nosotros tenemos, que no se cumplan estas medidas si se vuelve a la presencialidad total. Pedimos que haya presencialidad pero que se cumpla lo que ya firmamos a principio de curso", reitera.

Y apunta que "si volvemos a la presencialidad y nos meten a 35 alumnos en una clase desde luego las medidas de seguridad sanitarias no hay por dónde cogerlas". El sindicato CSIF, continúa, estará "muy atento" para que se cumplan estos puntos que se abordarán próximamente en la Mesa Sectorial de Educación.

"SE ESTÁ INCUMPLIENDO LA LEY DE RIESGOS LABORALES"

Por su parte, CGT plantea que también defienden la presencialidad en los centros, siempre que sea segura. "Nos parece perfecto siempre y cuando se tomen las medidas que no se han puesto en marcha ni para la semipresencialidad ni para la presencialidad", señalan desde esta organización, que denuncia que se está incumpliendo desde el inicio de curso la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

En esta línea, explican que no se están cumpliendo las medidas de protección personal para el profesorado lo relativo a la dotación de equipos de protección frente al virus. "La mascarilla se ha convertido en la única barrera para la protección contra el virus pero no todas pueden ser calificadas como epis, porque esta categoría solo la tienen las FFP2 y esas no se están facilitando. El profesorado se está comprando sus propias mascarillas, lo que supone un gasto mensual de unos 60 euros que salen de su bolsillo" , denuncian.

Tampoco se cumple, dicen, la inclusión de planes preventivos en la actividad laboral y a la evaluación de los riesgos en los puestos de trabajo docentes y no docentes. Se ignoran, además, otros artículos que son "esenciales" a la hora de garantizar la seguridad de los trabajadores.

Su valoración de la enseñanza semipresencial, continúan, no es positiva, "puesto que no se ha dotado de medidas suficientes para que pueda darse de una manera efectiva". Profesorado y equipos directivos han tenido una carga ingente de trabajo estos meses y también se han producido agravios comparativos. "Si un centro cuenta con espacios y personal suficientes se ha accedido a que la enseñanza sea presencial, a diferencia de otros", exponen.

Ante su preocupación, CGT envió una carta a la directora provincial de Educación, Olga Alastruey, para pedir que se tomen medidas para subsanar todas estas situaciones.

También la representante sindical de CCOO, Marta Rapún, considera que la enseñanza semipresencial "no ha sido una semipresencialidad como tal ya que ha habido más bien una alternancia. Los alumnos van unos días a clase y otros trabajan en casa".

Critica al respecto que al profesorado no se le ha dotado de más horas para poder hacerse cargo del alumnado y atenderles correctamente los días que estaba en casa. "Ha sido una carga de trabajo extra y al final los docentes, como es algo vocacional y ponen toda su buena voluntad, lo sacan adelante. No tenemos que olvidar que no dotar de horas extra a los profesores acaba repercutiendo en la enseñanza de calidad", dice.

Rapún aclara que CCOO considera que "la presencialidad es el único sistema que realmente atiende a todo el alumnado por igual" y que apuesta por esta modalidad "siempre que se puedan mantener grupos reducidos y realizar desdobles presenciales". "No se puede volver con el mismo número de docentes y la misma ratio previa a la pandemia", advierte.

Sobre las declaraciones de Lambán manifiesta que la vuelta a la presencialidad total "es una medida muy importante pero con la incidencia de casos hoy en Aragón quizá un poco precipitado".

UGT también aboga por la presencialidad con las medidas sanitarias necesarias, que se tienen que cumplir a rajatabla en cuanto a cuestión de espacios o ratios más bajas. "Lo que sí habrá que tener cuidado es en las entradas y salidas ya que si se vuelve a la presencialidad, el alumnado se va a multiplicar. Habrá que seguir haciéndolas de forma escalonada", explican desde UGT. La semipresencialidad, dicen, ha supuesto bastante más trabajo al profesorado porque "aunque es el mismo alumnado al estar unos en casa y otros en las aulas la faena se multiplica".

Etiquetas