Huesca

PETICIONES VECINALES

Los barrios de Huesca piden que se abran los locales sociales

Los vecinos opinan que siguen cerrados por "una decisión unilateral" y destacan el valor que tienen para los mayores

Los barrios de Huesca piden que se abran los locales sociales
Los barrios de Huesca piden que se abran los locales sociales
S.E.

HUESCA.- Las asociaciones de vecinos de la capital oscense reclaman que se vuelvan a abrir los locales sociales, un punto de encuentro en el que los mayores pueden realizar actividades lúdicas en compañía dejando a un lado la soledad.

El portavoz de la Federación de Barrios Osca XXI, Javier Moreno, considera "una decisión unilateral" por parte del Ayuntamiento el decreto que obliga al cierre de los locales, emitido, según informa, al día siguiente de una reunión en la que participaron las distintas asociaciones vecinales, y 15 días después de la orden que les permitía reabrir.

Para Moreno, el mayor problema que presenta esta medida es la necesidad que tienen los mayores, "al igual que el resto de la población", de relacionarse entre ellos.

En Huesca son las entidades vecinales las que gestionan estos espacios. La opinión común de los portavoces de la asociación del barrio de Santiago y del barrio de Santo Domingo y San Martín, Maribel Abril y Antonio Tuda, respectivamente, es la falta de comunicación por parte del Consistorio: "Para nosotros, parece que no exista el Ayuntamiento, no tenemos Ayuntamiento", apostilla Abril. Como alternativa para mitigar el impacto del cierre, el Gobierno municipal ofreció espacios de titularidad pública para que las asociaciones pudiesen realizar sus actividades programadas.

Con esto, desde la Federación de asociaciones no entienden por qué no pueden abrir sus locales pero "a la vez sí es posible reunir a socios de distintos barrios en un solo centro".

Respecto a estas fórmulas alternativas, el portavoz de la Federación expresa que se plantearon "a nivel individual, sin contar con una estrategia común para todos los barrios", idea que, confiesa, no gustó. "No tiene sentido que los locales continúen abiertos en ciudades como Zaragoza y Teruel y aquí no", concluyen desde la asociación del barrio Santiago.

Cristina Betrán es la portavoz de la asociación del barrio San Lorenzo. En el local social que gestionan, según explica, los mayores acudían al bar a hacer trabajos manuales, bailar o practicar costura. En la asociación de este barrio, como consecuencia de llevar cerrados desde marzo, comenta Betrán que hay personas abonadas que se han dado de baja por no poder hacer uso de los servicios por los que pagan una cuota.

En una petición generalizada de todos los portavoces de asociaciones vecinales, la solución pasa por "una llamada o una reunión" con el Ayuntamiento, "en la que al menos se nos den explicaciones", reclama Maribel Abril.

Cabe recordar que la segunda ola de la pandemia de covid obligó a retroceder en la desescalada. Los colectivos considerados más de riesgo, como los niños y las personas mayores, pudieron disfrutar de sus espacios de sociabilización durante el verano. No obstante, de manera simultánea a la llegada del otoño volvieron a verse los cierres y las prohibiciones.

Etiquetas