Huesca

DE CERCA

Aland Medal, psicólogo del Centro de Solidaridad Proyecto Hombre de Huesca: "Un principio básico es creer en las personas"

"Es necesario crear conciencia de enfermedad, de fragilidad ante la adicción pero también de capacidad para resolverlo"

Aland Medal, psicólogo del Centro de Solidaridad Proyecto Hombre de Huesca: "Un principio básico es creer en las personas"
Aland Medal, psicólogo del Centro de Solidaridad Proyecto Hombre de Huesca: "Un principio básico es creer en las personas"
S.E.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

-La sonrisa abre puertas. Ahora sonreímos menos, pero nos miramos más.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

-El que más me define es el emoticono sonriente, aunque me gusta el que está al revés.

¿Ve muchas caras como esa en su trabajo?

-Aunque las personas vienen con problemas siempre responden a una sonrisa.

¿Cuál es la excitación que más le irrita?

-La vergüenza en público.

¿La hipocresía cotiza al alza o a la baja?

-Yo creo en las personas.

Aun así, con su trabajo verá mucha hipocresía o engaños que nos hacemos a nosotros mismos, ¿es así?

-Un principio básico es creer en las personas. El autoengaño solemos aplicárnoslo para autocomplacernos, pero es una actividad común a todas las personas hasta que nos llega la realidad.

¿Cómo se gana la confianza en uno mismo tras reconocer una adicción?

-Es cuando la persona empieza a creer en sí mismo y reconocer sus capacidades.

¿Qué es con lo que más se encuentra o con lo que debe lidiar en este centro oscense?

-La falta de recursos para acompañar determinadas problemáticas de las personas.

¿Poderoso caballero es don dinero?

-En México escuché una frase que se me ha quedado grabada en la memoria y dice: "Con dinero baila el perro y sin dinero baila uno como perro".

Ojo avizor. ¿Se precia de ver las intenciones a la distancia?

-Todo abuso es perjudicial para las personas. La reflexión nos salva de nosotros mismos.

¿Es usted digital o analógico?

-Soy una persona en proceso de aprendizaje.

La pandemia nos está obligando a ser más digitales que nunca, ¿se están agravando los casos de adictos a la tecnología?

-Ha sido una necesidad momentánea, ha habido abuso del uso de las tecnologías, pero era necesario y complementa las necesidades de comunicación. Pero creo que una vez que la situación de la pandemia mejore tenderemos a normalizar la relación con las nuevas tecnologías y volver a las actividades cotidianas con una herramienta más. Estamos aprendiendo a convivir de forma permanente con ellas.

¿Cuál es el mayor peligro y cómo saber si nos estamos pasando?

-Una de las cosas que más me preocupa es la exposición de las personas a las nuevas tecnologías. No sé si son conscientes del riesgo de lo público y el cuidado de la intimidad.

¿Hay algún milagro contra las adicciones?

-Creo en las capacidades de las personas de resolver su problema con las adicciones. En la mayoría de los casos, las personas ponen el alto a una situación que ya no les causa placer y por el contrario empieza a hacer daño.

¿Lo mejor ante una adicción es cortar de raíz?

-Siempre. Es necesario crear conciencia de enfermedad, de fragilidad ante la adicción pero también de capacidad de resolverlo y curarlo.

Pero, ¿cómo?, porque nuestra cultura lo hace complicado en determinados casos.

-Uno de los valores actuales que prevalece en la población, en general, es el consumo de ocio, es uno de los principales negocios y es lo que siempre de una u otra forma estamos buscando. Sí, esto prevalece sobre otros valores.

¿Tenemos predisposición genética o es nuestro bagaje conductual lo que nos lleva a una adicción?

-Toda persona puede llegar a ser adicta. Uno de los principales asuntos que tratamos en el Centro de Solidaridad es la de fomentar la prevención a través de la concienciación, sobre todo de los más jóvenes, de lo expuestos que están a desarrollar una adicción.

¿Son conscientes?

-No. Cuando piensan en riesgo lo ven como muy lejanos a ellos. La percepción de riesgo es baja.

Dice Howard Gardner que no hay buen profesional que sea mala persona. ¿No conoce a alguno para contradecirle?

-La coherencia entre lo que se piense, se diga o se haga es importante para todas las personas.

¿La inmigración es una bendición o una necesidad?

-La inmigración es un encuentro entre personas. Es una bendita necesidad.

¿A palabras necias, oídos sordos, la otra mejilla o mamporro -dialéctico-?

-El diálogo es lo más importante, saber escuchar, ser asertivo y saber estar con los otros nos ayuda a crecer como ser humano.

En esto del deporte, ¿practica o admira?

-Felicito a los deportistas y animo a los que están enganchados a las sustancias o nuevas tecnologías a combatirlo a través del deporte.

¿Qué es lo que le gusta exprimir hasta la saciedad?

-Las emociones positivas.

¿El negocio es la negación del ocio o usted se divierte currando?

-Disfruto mi trabajo.

Etiquetas