Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las enfermeras de la Residencia Sagrada Familia de Huesca, "agotadas" por el brote

Ciudadanía replica que los positivos son derivados a Casetas y que hay refuerzos

Las enfermeras de la Residencia Sagrada Familia de Huesca, "agotadas" por el brote
Las enfermeras de la Residencia Sagrada Familia de Huesca, "agotadas" por el brote
P.S.

HUESCA.- El colectivo de enfermeras de la Residencia Sagrada Familia de Huesca alerta de la "gravísima situación" que se vive en el centro, donde se detectó un brote de covid a finales de noviembre. Las trabajadoras afirman que diciembre es "caótico" y que la falta de personal les lleva a estar "agotadas" por la sobrecarga de trabajo y, además, se sienten "abandonadas" por la Administración.

El Departamento de Ciudadanía -responsable de la residencia- replicó que a las enfermeras que hay se sumaron otras 4 de otros servicios del IASS "para reforzar el equipo, mermado por las bajas". En la actualidad hay 6 enfermeras de las 8 habituales.

Las enfermeras afirmaron que esos refuerzos llegaron recientemente, "el 15 de diciembre", pero Ciudadanía apuntó que hubo refuerzos extras ya en las primeras semanas, aunque de auxiliares.

"Con tan poca plantilla, no ha quedado más remedio desde el principio que estar solamente una enfermera en turno de noche para atender tanto a pacientes infectados como sanos, situación inaceptable para contener el virus y así evitar infectar a otros residentes", dijeron las enfermeras.

"Estamos agotadas y nos sentimos abandonadas por la Administración. Estos no son los cuidados que se merecen nuestros residentes", acaban.

Ciudadanía reconoció la escasez de sanitarios, lo que llevó a pedirles que, de forma voluntaria, doblaran turnos, pero también precisó que los residentes positivos se derivan a Casetas y no se quedan en la Sagrada Familia.

Etiquetas