Huesca

EDUCACIÓN

La concertada critica la falta de diálogo de la Ley Celaá

La manifestación convocada por Más Plurales en Huesca critica el ataque a la educación concertada y Especial

La concertada critica la falta de diálogo de la Ley Celaá
La concertada critica la falta de diálogo de la Ley Celaá
R. G.

HUESCA.- Cientos de coches han recorrido la mañana de este domingo las calles de la capital altoaragonesa para protestar, por segunda vez, contra la nueva ley educativa (Lomloe, conocida como Ley Celaá), a la que consideran un ataque contra la escuela concertada y la Educación Especial.

La manifestación ha salido sobre las 11 de la mañana del Palacio de Congresos tras leerse el manifiesto de Más Plurales, la plataforma integrada por familias, centros y trabajadores de la concertada. El colectivo, que representa en la provincia a 16 centros, más de 700 trabajadores y a las familias de alrededor de 7.000 alumnos, ha afirmado que con esta reforma "nos jugamos la educación y el futuro de una sociedad democrática". "La pluralidad de la escuela de hoy constituye la base sólida sobre la que levantar el futuro esperanzador al que tenemos derecho cuantos queremos que la democracia real sea cada día un sistema un poco mejor. Por eso creemos y defendemos toda la educación", ha recalcado el manifiesto.

En esta línea, Más Plurales ha recordado que "siempre" ha reconocido la calidad de la escuela pública aragonesa, y ha expresado que pública y concertada son dos sistemas complementarios que deben coexistir de manera "cordial". Asimismo, ambas deben estar "sostenidas solidariamente con los impuestos de la gente de nuestra tierra, por lo que no aceptamos ningún trato de inferioridad".

El manifiesto también ha reparado en la Educación Especial, subrayando su apoyo al modelo actual "que tan buenos resultados ofrece". Ha recordado que, legalmente, las Administraciones deben dotar a esta enseñanza de recursos humanos y materiales suficientes desde hace décadas "para atender y fomentar la distinta capacidad de su alumnado". "Queremos que se haga así cuando sea posible escolarizar en centros ordinarios, pero también que se atienda la petición libre de las familias si optan por un colegio distinto creyendo que sus hijos estarán mejor atendidos", ha señalado Más Plurales, que ha asegurado que la ley en tramitación "no introduce ni un solo avance".

Minutos antes de que comenzara la manifestación, con cientos de coches en el aparcamiento del Palacio de Congresos, varios asistentes han explicado las razones de su asistencia.

Arturo Arizón, representante de Fecap (Federación Cristiana de Asociaciones de Padres y Madres de Aragón), ha valorado un respaldo mayor al de la movilización del 22 de noviembre: "La gente está animada porque hay movimiento en defensa de la educación de todos nuestros hijos y desanimada por el procedimiento de esta ley, que está fuera de momento en una pandemia importante y, sobre todo, porque no ha habido consulta a la sociedad", detallando que se ha tramitado por urgencia en lo que parece "una hoja de ruta planificada".

Arizón ha lamentado que la lección que se extrae de esta tramitación es que los jóvenes aprenden, a la hora de afrontar conflictos, que "busquen la mayoría para imponer su criterio". "No es un buen empezar en el tema de educación. Habría que tener otras formas de afrontar los conflictos, sobre todo el hecho de escuchar, que es lo que ha pasado ahora, se ha acelerado y no se ha escuchado", ha indicado.

Carmelo Calvo, profesor de Escolapios en Jaca, también ha criticado la falta de consenso. "Lógicamente, una ley que se quiere sacar en dos o tres meses tiene muchas cosas que mejorar". Ha afirmado que la concertada sufre con esta reforma "un ataque por lo bajo" cuando el "único objetivo" de esta red educativa es "colaborar con la educación de nuestros chavales". "No somos ningún rival de la pública, somos dos entes complementarios que nos necesitamos los dos", ha aseverado para a continuación lamentar que la Ley Celaá establezca que la concertada es subsidiaria de la pública: "Estamos en una sociedad ya bastante plural y democrática para respetarnos todos, no porque alguien lo ponga en un papel que uno pase de tener un papel importante a uno en el que si sobra alguno, allá va para vosotros".

Y Merche, representante de profesores y padres del Colegio San Vicente de Paúl de Barbastro, ha expuesto como principal motivo de su participación que esta ley "no tiene en cuenta a los colegios concertados ni a la Educación Especial". La concertada, ha proseguido, puede verse perjudicada por la pérdida de profesores y porque a los alumnos "les hagan ir, por zonificaciones, a colegios públicos y nos quedemos sin alumnado".

Las repercusiones para la Educación Especial, mientras tanto, serán que los centros cierren "porque incluyan a los alumnos en los colegios (ordinarios). Hay ciertos alumnos que tienen serias dificultades y necesitan un material que ni nosotros (concertada) ni la pública tenemos".

Etiquetas