Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las residencias de la provincia de Huesca reciben con esperanza las vacunas

Huesca, Benabarre, Tamarite y Altorricón, entre las poblaciones con centros en los que se vacunó este miércoles a usuarios y personal contra la covid

Las residencias de la provincia de Huesca reciben con esperanza las vacunas
Las residencias de la provincia de Huesca reciben con esperanza las vacunas
R.G.

HUESCA / GRAUS.- Nervios, ganas y esperanza. Con estas tres sensaciones en el cuerpo amanecieron en la jornada de este miécoles los residentes y las trabajadoras de la residencia El Parque de la capital oscense. Y es que, durante este miércoles comenzó en este centro el periodo de vacunación con la primera dosis de la Pfizer-BioNTech Covid-19. Este centro fue uno de los nueve que en la provincia recibieron este miércoles la vacuna contra la covid.

"Yo estaba muy nerviosa porque es algo que no sabemos si va a traer secuelas, todas las compañeras estábamos igual", confesaba Ángela, una de las trabajadoras del centro, quien a pesar de presentar dudas al respecto porque el desarrollo de la misma "ha sido muy rápido", señaló que no dudó ni un instante en recibir la primera dosis de la vacuna.

"Al hacerlo no he pensado en mí, he pensado en todo el entorno que me rodea. Si no me protejo yo, puedo poner en riesgo a mi familia o a las propias personas con las que trabajo", expresó.

Sin embargo, unas horas después de recibir la vacuna, indicó que se encontraba "contenta y segura", ya que nadie ha manifestado ningún tipo de síntoma. Así mismo, señalaba que ya tiene ganas de recibir la segunda dosis que se necesita para alcanzar la inmunidad, pues considera que es clave para mejorar su estilo de vida, ya que la pandemia les ha hecho alcanzar grandes niveles de estrés.

En total, recibieron la vacuna 17 personas en el centro, las cinco trabajadoras y los doce residentes actuales, los que desde el primer momento aceptaron vacunarse. "Se les dijo que era por su bien, para que el bicho no entre en su cuerpo", explicó la trabajadora.

Una de ellos es Manuela, quien se mostró muy satisfecha. "Me siento muy bien, como si nada hubiera pasado", explicaba la residente, quien tampoco barajó la idea de no aceptar la inyección. "Tenía que hacerlo, no podía hacer otra cosa, ahora ya tengo ganas de recibir la segunda dosis", concluía.

La vacunación contra la covid-19 arrancó este miércoles en Ribagorza entre los usuarios y la plantilla de la Residencia de Mayores de Benabarre Imsarte. Algo más de un centenar de personas se sometieron a la primera parte del protocolo de vacunación que proseguirá, con la administración de la segunda dosis, el próximo 20 de enero. Algo menos de la mitad de los trabajadores de la residencia y una de las residentes, pendientes de recibir la primera vacuna, lo harán la semana próxima.

La administración de la primera dosis comenzó con los residentes, un total de 80, de los cuales el tutor de uno de ellos, incapacitado, solicitó que no se le vacunara. Otro de los residentes no pudo vacunarse por un problema coyuntural de salud y lo hará la semana próxima. A continuación, se vacunó a algo más de la mitad de los 42 trabajadores que componen la plantilla, empezando por el gerente de la residencia, José Antonio Benabarre. Él mismo trasladó la satisfacción del centro por inaugurar la vacunación en la comarca. "Todos los residentes han sido muy valientes y la han recibido con gran esperanza, con muchas ganas de que esto acabe, al igual que los trabajadores porque lo estamos pasando muy mal". Las labores de vacunación, por parte de una enfermera procedente de Gerencia de Barbastro y otra del propio centro de Salud de Benabarre, se prolongaron entre mediodía y la 14 horas, aunque se trata de la primera sesión que marca el protocolo y quedará pendiente suministrar la segunda y última dosis, el día 20 de enero, según avanzó José Antonio Benabarre.

Los trabajadores que quedan pendientes de recibir la primera dosis, entre quienes habrá algunos que se nieguen ya que se trata de una vacunación voluntaria, y el residente a quien no pudo administrársele por problemas de salud en la jornada de este miércles, serán vacunados la semana próxima.

También comenzó la vacunación frente a la covid en la Residencia Municipal de Altorricón, gestionada por la Fundación Fepas, en la Comarca de la Litera.

La residente de mayor edad, con 101 años, fue la primera en recibir la vacuna, a la que le siguieron el resto de residentes y las trabajadoras que estaban de turno y que voluntariamente lo han solicitado.

Posteriormente, se vacunaron las cinco personas del equipo de enfermería que han sido las encargas de suministrar las vacunas y que han iniciado en la residencia de Altorricón la vacunación del personal sanitario.

En la residencia comarcal de personas mayores en Tamarite de Litera se administró también la vacuna a un total de 68 usuarios y a la totalidad del personal de turno que estaba trabajando esta mañana. Solo una usuaria por prescripción médica no ha sido vacunada.

Durante toda la pandemia ninguno de los 69 residentes ni de los 43 trabajadores de la residencia han sido contagiado de covid. A lo largo de todos estos meses, se han realizado PCR a algunos de los residentes en diferentes ocasiones así como a los trabajadores cuando han tenido síntomas compatibles, siendo siempre el resultado negativo. Además, en los últimos meses, se han podido realizar test de antígenos desde la propia residencia.

Etiquetas