Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los profesionales de servicios sociales se encuentran agotados por la covid

Cinco universidades estudian el impacto de la pandemia en los trabajadores de 52 centros de seis CCAA

Los profesionales de servicios sociales se encuentran agotados por la covid
Los profesionales de servicios sociales se encuentran agotados por la covid
R.G.

HUESCA.- Cinco universidades públicas españolas, entre ellas la de Zaragoza, han hecho público el segundo informe del estudio "Los servicios sociales ante la pandemia: más demandas que atender y más retos ante la complejidad", correspondiente a los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2020. En este documento se indica que el impacto que está teniendo la crisis generada por la covid-19 "ha exigido un esfuerzo enorme a los trabajadores y trabajadoras sociales, que advierten que los próximos meses puede traer un aumento notable de ayudas sociales entre aquellas familias cuyos ahorros se han terminado como consecuencia de la finalización de los erte o el cierre de sectores como la hostelería", informa la Universidad pública aragonesa en una nota de prensa.

El informe añade que "la compleja situación que se está viviendo tanto en el sistema sanitario como en el sistema de servicios sociales genera un cansancio y desgaste generalizado entre los y las trabajadoras sociales que se hace más intenso ante la incertidumbre de cuánto durará esta situación. La presión sostenida de todos los meses anteriores acaba por desgastar a unos profesionales cuyo nivel de implicación y responsabilidad es muy elevado".

Esta sensación de responsabilidad ante las vidas precarias y en riesgo de extrema pobreza de muchas personas usuarias de servicios sociales "crea angustia a las trabajadoras", se añade en el estudio.

En cuanto al funcionamiento de los centros de servicios sociales, "es imposible hablar de una vuelta a la normalidad total. Aunque los centros hayan ido reabriendo poco a poco y en todos ellos se preste atención presencial, siguen contando con numerosas limitaciones, como la imposibilidad de realizar intervención grupal y comunitaria, la recomendación de evitar las visitas domiciliarias o la priorización del seguimiento a las personas usuarias por vía telefónica o por email. Evidentemente esta falta de la presencialidad en servicios sociales puede traer consecuencias a la hora de valorar situaciones de riesgo".

Etiquetas