Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

A las puertas de una ola como la de otoño, o quizá como marzo

Un modelo matemático de la UZ analiza las variables para predecir la evolución

A las puertas de una ola como la de otoño, o quizá como marzo
A las puertas de una ola como la de otoño, o quizá como marzo
UNIZAR

HUESCA.- "Lo más probable es que tengamos una ola como la de otoño, pero más preocupante es que sea como la de marzo y la probabilidad no es despreciable". Estas son las predicciones para las próximas semanas que hace Jesús Gómez Gardeñes, coordinador del modelo matemático de las universidades de Zaragoza y Rovira i Virgili (Tarragona) para anticiparse a la evolución del covid y así poder tomar medidas a tiempo.

En el modelo matemático, que se puso en marcha poco después de la irrupción de la pandemia, trabaja un grupo de investigadores que, aun siendo de disciplinas no sanitarias, lleva años dedicándose a desarrollar modelos matemáticos que estudian la propagación de epidemias basándose en los patrones de movilidad de las personas y en el censo de las poblaciones afectadas, informó la UZ.

Gómez Gardeñes es el coordinador del estudio, que se nutre de los datos del Instituto de Salud Carlos III y de las comunidades autónomas, y explica que al estudiar la covid ha habido que introducir variables al margen de la movilidad, como los eventos superpropagadores -resumiendo, en lugares cerrados sin ventilación y sin mascarillas-, los asintomáticos y, de cara a este momento, "la ruptura de las burbujas" en las celebraciones navideñas.

Precisamente es este factor el que determinará cómo es la ola de principio de año, afirma Gómez Gardeñes. Entre las recomendaciones para Navidad, además de limitar contactos, estaba que las relaciones fueran siempre con la misma burbuja y no se mezclaran burbujas. Es decir, que una familia celebrara Nochebuena con la parte paterna, Navidad con la materna y Nochevieja con los amigos. Todas estas comidas y cenas, recalca, son "la definición de eventos supercontagiadores: en espacios cerrados, sin mascarilla por estar comiendo y durante mucho rato".

Y los datos actuales, "aunque aún faltan unos pocos días para verse el efecto de todas las Navidades", apuntan a que las burbujas de convivencia se han mezclado, lo que de confirmarse "tendrá un efecto explosivo", afirma. "Si no se hubieran mezclado las burbujas, los casos de Nochebuena no hubieran contagiado a nadie en Navidad", ilustra el investigador.

El coordinador del modelo matemático prevé que los casos sigan subiendo, por tanto, durante dos o tres semanas más. "Es seguro que va a haber pico" y la duda es ver si será como en otoño o como en primavera.

Etiquetas