Huesca

CORONAVIRUS - VACUNACIÓN

La Ciudad de Huesca, cada vez más cerca de la inmunidad

Se administró este martes la segunda dosis de la vacuna a la mayoría de los residentes

La Ciudad de Huesca, cada vez más cerca de la inmunidad
La Ciudad de Huesca, cada vez más cerca de la inmunidad
R. G.

HUESCA.- Residentes y trabajadores de la residencia del IASS Ciudad de Huesca afrontaron el día de este martes "con esperanza y tranquilidad", y es que, la ocasión no era para menos, ya que durante este martes recibieron la segunda dosis de la vacuna 82 residentes y 42 trabajadores.

Según informó Pilar Azor, responsable del área asistencial de esta residencia, está previsto que la vacunación completa en la Ciudad de Huesca termine el próximo jueves, cuando será el turno del resto de trabajadores que todavía no han recibido la segunda dosis. Junto a ellos, también se vacunarán a este martes dos únicos residentes que no pudieron recibirla en el día de ayer debido a su estado de salud actual.

Azor señaló que confían en que esta segunda dosis vaya igual de bien que la primera, ya que "ninguno de los residentes ni de los trabajadores sufrieron ningún efecto secundario".

Así mismo, confesó que se mostraban esperanzados con conseguir la inmunidad de rebaño, ya que "las residencias lo hemos pasado muy mal durante todos estos meses", y destacó que "a pesar de no haber tenido casos entre los usuarios, siempre se piensa que puede surgir el problema en cualquier momento", así que confían en que "poco a poco se pueda ir solucionando".

Hasta la residencia acudió también la consejera de Ciudadanía, María Victoria Broto, quien manifestó quese encontraban muy satisfechos con que la vacunación haya empezado, precisamente, en los centros residenciales, ya que "han sufrido mucho" y esto "es un reconocimiento al gran esfuerzo que han hecho todos los trabajadores", indicó.

En este sentido, explicó que todas las medidas que se han tomado en relación a las residencias, siempre han venido dadas de acuerdo a los datos sanitarios y a los criterios epidemiológicos, y así lo seguirán haciendo por parte de la Gobierno autonómico.

Broto consideró estos días como "el principio de la esperanza", pero recalcó que "no es el fin del drama", por lo que a pesar de que se vaya consiguiendo la inmunidad, "hay que seguir manteniendo todas las medidas de protección para seguir evitando contagios".

Pese a ello, Broto lamentó que en la provincia de Huesca hay nueve residencias con brotes de coronavirus, en seis de ellas hay contagiados trabajadores y residentes, mientras en las otras tres, los positivos por covid son algunos de los trabajadores.

En cuanto a las vacunas administradas en toda la comunidad, Broto afirmó que según los datos recogidos hasta el final de la semana pasada, en Aragón ya se ha administrado la primera dosis de la vacuna contra la covid-19 a más de 26.000 personas, y la segunda a más de 1800.

Del total de estas cifras, 5040 personas han recibido la primera dosis en la provincia de Huesca -entre trabajadores y residentes-, mientras que 399 han recibido también la segunda.

Además, la Consejera agradeció la coordinación de los diferentes centros de salud, ya que "han hecho un gran trabajo", e hizo un llamamiento a los trabajadores de los centros para que se vacunen, "si no es ahora que lo hagan en un futuro, pero es muy importante la vacunación para lograr la normalidad", insistió.

En lo que respecta a la sexta dosis de los viales, Broto subrayó que "no se puede perder ninguna vacuna", por lo que desde Ciudadanía se ha hecho un listado con los residentes y trabajadores de cada residencia de la comunidad autónoma.

Una de las trabajadoras que recibieron la segunda dosis es Manuela Garrido, quien tras su vacunación sintió "una tranquilidad, tanto profesional como personal" porque es "algo necesario para que esto se termine", explicó Garrido, que confía en que pronto pueda volver a retomar el contacto con sus familiares porque "todos necesitamos abrazos". Para esta trabajadora, la vacuna va a cambiarlo todo, "también en el trato con los residentes, que necesitan mucho cariño y ahora apenas les podemos tocar".

Sin embargo, Manuel Otal, residente de la Ciudad de Huesca desde hace once años, sueña con el momento en el que pueda irse a su pueblo -Torralba de Aragón- a ver su familia y a sus nietos, así lo confesó este martes ante la prensa que acudió hasta el escenario protagonista.

"También quiero salir por Huesca y tomarme un cortado con mis conocidos", expresó Manuel, quien ya está cansado de esta situación y pide al virus "que se vaya, que ya es hora".

El director de enfermería de Atención Primaria del Sector de Huesca, Iván Carpi, tampoco faltó a la cita, y explicó que a lo largo de los próximos días seguirán inoculando la segunda parte de la vacuna en las diferentes residencias, pero adelantó que "ya se está planificando el protocolo para empezar con las personas dependientes y con los mayores de 80 años", de esta manera se seguirá administrando las vacunas según el flujo del que se disponga.

Etiquetas