Huesca

DEFENSA

El Sancho Ramírez duplica sus militares y convoca plazas

El Batallón de Transmisiones se ha incorporado al cuartel con 240 efectivos

El Sancho Ramírez duplica sus militares y convoca plazas
El Sancho Ramírez duplica sus militares y convoca plazas
P.S.

HUESCA.- Suena la corneta como hacía tiempo que no se escuchaba en el cuartel Sancho Ramírez y este lunes se volverá a tocar con más fuerza. Fue este viernes en la preparación del XXIX Aniversario de la División Castillejos, que se cumplió este sábado y que se celebrará este lunes con un acto interno, por primera vez, en el acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca, adonde el pasado año se trasladó desde Madrid el Cuartel General de la División y su Batallón de Cuartel General. Ahora, se acaba de instalar el Batallón de Transmisiones, con 240 militares, y el Ministerio de Defensa ha convocado 34 plazas de tropa para cubrir vacantes en esta unidad, que se encarga de las telecomunicaciones. El plazo de solicitudes para presentarse a las pruebas está abierto y finaliza el 8 de febrero.

Las plazas ya salen para llegar destinados a Huesca y a esta unidad de Transmisiones, donde "adquieren formación continua en sistemas de comunicaciones", detalla el teniente coronel jefe del Batallón, Sebastián Herrera. Por ello, puede ser una buena opción para jóvenes altoaragoneses. De hecho, se trata de una unidad "puntera", ya que no solo es importante estar a la última de los avances tecnológicos para las comunicaciones, sino también para garantizar la seguridad de las mismas. Además, reciben titulaciones o certificados de formación en determinadas competencias requeridas también en la vida civil. Los interesados pueden dirigirse a la Subdelegación de Defensa en Huesca (calle Rioja nº 1) o a través de la web de Defensa (www.reclutamiento.defensa.gob.es).

"Nuestra función es facilitarle el mando y control al general de División, una herramienta más para poder mandar a sus unidades", indica Herrera, que detalla que Castillejos tiene ahora seis Brigadas en distintos puntos de España, un Regimiento y un Batallón de Cuartel General. "Nosotros podemos dar apoyo a cualquiera de esas seis brigadas que requieran nuestros servicios a la División y, además, como Regimiento de Transmisiones, proporcionamos formación a todas las unidades de la fuerza terrestre, así como a los contingentes específicos que van a desplegar en zonas de operaciones", resalta Herrera.

De hecho, cuentan con aulas con todos los medios técnicos para formar a los militares. Ahora, las estaciones satélite con las que trabajan están todavía en mantenimiento en Madrid, pero las de radio -llamadas Madrid y Mercurio- ya se utilizan en el Sancho Ramírez. En su día a día, tras la hora de gimnasia, los militares empiezan la instrucción y la formación en los sistemas de comunicación. También se ocupan del mantenimiento de los vehículos de la unidad, que reúne 140, ya que las estaciones van sobre ellos para poder desplegar.

ÚNICO CUARTEL DESPLEGABLE

Con la llegada del Batallón de Transmisiones, el cuartel de División Castillejos, ubicado en el Sancho Ramírez, se prepara para conseguir la llamada capacidad operativa plena, que se alcanzará en septiembre con la celebración del Ejercicio Toro 21, según explicó recientemente a este diario el general jefe de la División, Carlos Melero. Desde el pasado 1 de enero tiene al mando a 20.000 militares de toda España, al incorporarse nuevas unidades por la reorganización de todo el Ejército de Tierra. Bajo su mando se han aglutinado todas las unidades de combate y es el único con capacidad para desplegar en territorio nacional y fuera de este.

Ahora, se acaba de duplicar el número de efectivos que trabajan en el cuartel oscense. Hasta finales de año había unos 200 pertenecientes al Cuartel General y a su Batallón del Cuartel General, así como a las unidades que reabrieron el cuartel hace tres años, el 2 de enero de 2018. Entonces, tras un año de cierre de las instalaciones, se instaló la Unidad de Servicios del Acuartelamiento (Usac) para preparar las instalaciones para iniciar el traslado de la División Castillejos desde Madrid, así como el Cecom (Centro de Comunicaciones). Además, desde septiembre hasta el 31 de diciembre trabajaron unos 25 militares de la comisión aposentadora de este Batallón de Transmisiones, que ha llegado a lo largo del mes de enero.

LOS REQUISITOS PARA LAS 34 PLAZAS VACANTES DE TROPA

En estos momentos, hay 240 militares en esta unidad, que se trasladó el día 4 de enero. Los últimos 38 se incorporaron por primera vez al Ejército el 11 de enero. En total, el Batallón cuenta con 380 plazas. La mayoría de sus miembros se han trasladado desde Madrid, donde estaba instalado el cuartel de División, y algunos pedirán otros destinos. "En marzo saldrán vacantes y muchos de los que han venido tienen prioridad para irse destinados a Madrid, por lo que sufriremos una bajada, pero después subiremos", indica Herrera.

En paralelo, se cubrirán las 34 plazas que han salido convocadas, para las que se requiere tener nacionalidad española o la de algunos de los 18 países con los que España tiene algún tipo de acuerdo establecido. Además, se pide cumplir o haber cumplido la mayoría de edad antes del 24 de mayo; superar las pruebas asignadas a cada especialidad; y estar en posesión, como mínimo, del título de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO). Tras acceder, en mayo irán al Centro de Formación de Tropa de San Fernando (Cádiz) donde permanecerán hasta octubre o noviembre, aproximadamente, según detalla el teniente coronel Herrera. En junio, volverán a salir nuevas vacantes de tropa para incorporarse al Ejército, según explica Herrera. Estos últimos se incorporarían al centro de formación en noviembre.

El batallón de Transmisiones participa también en misiones internacionales. En mayo, un pequeño núcleo se desplazará a Mali, donde el Ejército realiza una labor de formación del Ejército local. Ahora, al entrar a formar parte del cuartel general de División, se les abren las puertas a poder desplazar en otras misiones como Líbano o Letonia, señala Herrera.

Durante este año, o bien con nuevas incorporaciones o por traslados internos, se irá ampliando la plantilla del batallón para acercarse a esa cifra de 380 militares. Por último, a 1 de enero de 2022, ya tiene que incorporarse el Regimiento de Transmisiones, la Plana Mayor, del que depende este batallón, que ahora está ubicado en Burgos. Son 43 militares. De este modo, se completará el traslado y se alcanzará la archisabida cifra de 700 militares.

En la misma convocatoria del Ministerio de Defensa de 3.340 nuevas plazas de tropa y marinería del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, se han ofertado las 34 para el Regimiento de Transmisiones 1 de Huesca, pero también han salido otras 60 plazas para el Regimiento de Infantería Galicia nº 64 de Cazadores de Montaña de Jaca, para las que se piden idénticos requisitos.

Etiquetas