Huesca

MOVILIZACIONES

UGT y CC. OO. saldrán a la calle en Huesca para pedir al Gobierno cumplir los compromisos con la UE

La convocatoria es el próximo día 11 a las 12.00 horas frente a la Subdelegación del Gobierno

CCOO y UGT exigen derogar las reformas laborales y, sobre todo, el despido objetivo por enfermar
CCOO y UGT exigen derogar las reformas laborales y, sobre todo, el despido objetivo por enfermar
D.A.

ZARAGOZA.- Los sindicatos CC. OO. y UGT se movilizarán el próximo día 11 para exigir al Gobierno de España que cumpla los compromisos que establece la Carta Social Europea en materia como el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), el futuro de las pensiones y la dignificación del mercado de trabajo.

El objetivo de esta protesta, que se llevará a cabo a las 12 de la mañana frente a la Delegación del Gobierno en Aragón y en las subdelegaciones de Huesca y Teruel, es "parar los pies a quien dentro y fuera del gobierno pretende paralizar" las medidas a las que España se ha comprometido ante Bruselas, como ha resumido en rueda de prensa el secretario general de UGT, Daniel Alastuey.

Según Alastuey, el Ejecutivo "lo que tiene que hacer es ser coherente con la posición que le ha llevado a gobernar" y por eso, "ante la duda, tendrá que hacer caso a su programa frente a los votos que le quiera imponer alguno".

"Tenemos clara sospecha de que hay estamentos muy fuertes, económicos y patronales, que aprovechan la crisis para que aquí no pase nada", ha denunciado el líder de UGT, quien considera que la crisis que ha provocado la pandemia de covid-19 es "una oportunidad" para afrontar lo que tantas veces se ha dejado "aparcado", como es un cambio de modelo productivo hacia una economía más verde, más digitalizada y más resiliente, es decir, empleos "cualificados, de calidad y bien retribuidos", ha sentenciado.

Alastuey ha recordado que el compromiso de las medidas a las que se ha comprometido el Gobierno con Europa son necesarias para que se sigan liberando fondos pese a que "alguien pretende aprovechar la crisis para decir que los acuerdos no pueden cumplirse".

Para su homólogo en CC. OO., Manuel Pina, sería "un gran error" que la salida de la crisis económica "se hiciera con las reglas de antes de la pandemia" y ha señalado que los fondos de la UE suponen una "oportunidad única" para la modernización del tejido productivo y de las relaciones laborales.

Pero para ello, ha resaltado, se deben cumplir los acuerdos alcanzados por el Gobierno y que pasan por que el SMI alcance a lo largo de la legislatura el 60 % del salario medio en España, un valor que, no obstante, hay que concretar, pero que hace necesario la subida de ese salario en 2021 y los dos próximos.

"No renunciamos a la subida de 2021", ha advertido Pina, quien ha recordado que ni si quiera la subida de los dos últimos años compensa las pérdidas de los diez anteriores.

Los sindicatos insisten asimismo en la derogación de hecho de la reforma laboral de 2012 como la eliminación de la prevalencia del convenio de empresa, "muchas veces -ha dicho- por debajo" de el del sector, regular la subcontratación, recuperar la causalidad tanto en la modificación de las condiciones de trabajo como en los despidos y perseguir el fraude en la contratación.

Pina ha incidido asimismo en la necesidad de reequilibrar la negociación colectiva y, a medio plazo, aspectos como la forma en la que se entra a las empresas, las condiciones de permanencia y las de salida.

Reclamaciones a las que se suman la necesidad de derogar la reforma de las pensiones de 2013 y abordar el futuro de las mismas en la mesa del diálogo social.

Y con esos objetivos es por lo que se lleva a cabo la movilización del próximo jueves, a la que se han convocado a 30 personas en las ciudades de Huesca y Teruel y a 150 en Zaragoza, con el fin de poder cumplir las medidas de seguridad impuestas por la normativa sanitaria frente a la covid-19.

Por otro lado, el líder de CC. OO. aboga por que se extienda la consideración de enfermedad profesional de la covid-19 en aquellos puestos de trabajo que han estado más expuestos al virus, no solo los sanitarios, sino empleados de la limpieza, seguridad o cocinas de hospitales o aquellos que prestan servicio en residencias.

Pina considera que es necesario para que los trabajadores puedan estar protegidos por posibles secuelas permanentes o "sorpresas desagradables" que pueda revelar la enfermedad en el futuro.

Etiquetas