Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La pobreza causada por la covid en Huesca sigue sin remitir y se intensifica

El Banco de Alimentos calcula que hay un 40 % más de solicitantes de comida que en 2019

La pobreza causada por la covid en Huesca sigue sin remitir y se intensifica
La pobreza causada por la covid en Huesca sigue sin remitir y se intensifica
S.E.

HUESCA.- Entidades sociales oscenses advierten del agravamiento y cronificación de la pobreza desde que estalló la pandemia de coronavirus el pasado marzo. Julia Lera (Banco de Alimentos) afirma que el número de personas que necesitan ayuda se ha incrementado un 40 por ciento desde entonces y que la cifra se mantiene sin grandes cambios, mientras que Jaime Esparrach (Cáritas) informa de que se observa un descenso en el número de personas atendidas respecto a otros años, pero se incrementa de forma importante la gravedad de las necesidades.

Por su parte, el Ayuntamiento informó en la comisión de Derechos Sociales de este lunes que en enero se concedieron ayudas de urgencia por valor de 10.150 euros entre el 1 de enero y el 5 de febrero, frente a los 10.275 del año pasado. Eso sí, desde que comenzó la crisis sanitaria y hasta inicios de diciembre se atendieron a más de 1.500 familias, superando el importe de las ayudas los 267.200 euros, "duplicando así la cantidad con respecto a 2019". El 84 % de esas ayudas fue para comida y productos básicos, el 9,5 % para ayudas al alquiler y otro 6,5 % para luz y gas.

Desde el Banco de Alimentos, Lera señala que "la tendencia (de personas que piden ayuda) no ha cambiado mucho desde que comenzó" la pandemia y cifra en un 40 % el aumento de solicitudes de ayuda respecto al año previo al coronavirus.

Asimismo, llama la atención del cambio en el perfil de los solicitantes. Antes, la inmensa mayoría eran parados, refugiados o inmigrantes, pero ahora "también hay personas que estaban en el sector turístico o que están en erte y necesitan ayuda". "Hay más necesidad y llega a perfiles que antes no llegaba", afirma.

Al mismo tiempo que se ha disparado la necesidad, también ha aumentado el número de voluntarios y el de donantes, "Y por primera vez hay mucho donante anónimo que está haciendo pequeños donativos. También se nota la solidaridad", afirma sobre el incremento de voluntarios y donaciones.

También recuerda el "importante balón de oxígeno" de las ayudas de las empresas, sobre todo al inicio de la pandemia.

El Banco de Alimentos, explica Lera, entrega la comida a las entidades, no al beneficiario final, y subraya que estas asociaciones no solo ayudan en alimentación, sino también en alquileres y facturas de luz o gas, por ejemplo.

LA PANDEMIA AGRAVA UN PROBLEMA YA EXISTENTE

El secretario general de Cáritas Huesca, Jaime Esparrach, afirma en declaraciones a Europa Press que "la crisis sanitaria ha traído el incremento de las necesidades de muchas personas que han visto cómo empeoraba su situación en los últimos meses". Esparrach destaca que aunque la pandemia "no es el germen de la pobreza", sí que "ha agravado la situación" y todavía hay mucha "incertidumbre".

Esparrach dice que "es un golpe duro, cuando todavía no nos habíamos recuperado del todo de la crisis del 2008" y "ahora nos encontramos con una situación de mucha incertidumbre con lo que viene", ya que "una recuperación rápida podría suponer una salida más o menos acelerada, pero no parece así" y "mucha gente se va a ver afectada".

En los últimos años, la situación económica ha llevado a Cáritas a prestar su colaboración de muchas formas, como ayudas de primera necesidad pero también de orientación o formación. Desde el inicio de la pandemia se ha reducido un 18 %, pero se ha incrementado un 22 % el número de las ayudas de primera necesidad gestionadas y un 45 % las cuantías.

Estos datos revelan que "con mucha menos gente hemos hecho muchas más ayudas", resume. El perfil de las personas que buscan ayuda es "muy variado", desde quienes ya estaban en situación muy precaria a los que en los últimos meses han perdido o empeorado su empleo. "Hay personas en erte y hay otras peticiones de ayudas, que van con una gran lentitud en la resolución de los trámites". También hay ciudadanos a los que no les está llegando el ingreso mínimo vital.

Etiquetas