Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La hostelería pide más horario debido a la reducción de contagios en Huesca

El sector "agradece" trabajar dos horas más, pero creen que se debería ampliar

La hostelería pide más horario debido a la reducción de contagios en Huesca
La hostelería pide más horario debido a la reducción de contagios en Huesca
R.G.

HUESCA.- "Agradecemos las dos horas de más, pero no entendemos como teniendo una incidencia acumulada mucho menor que en otras ocasiones, tenemos uno de los niveles de restricción más altos hasta la fecha". Esta es la opinión de Carlos Bordonaba, propietario de dos establecimientos situados en la plaza de Los Fueros.

Y es que, a pesar de que toda la comunidad autónoma de Aragón continúa en nivel de alerta 3 elevado, desde el pasado martes 9 de febrero, el Ejecutivo autonómico flexibilizó las restricciones en la provincia de Huesca. Esto supone que todos los establecimientos no esenciales pueden permanecer abiertos hasta las 20:00 horas todos los días de la semana.

Se dio así respuesta a una petición constante tanto de Luis Felipe, alcalde de Huesca, como de los sectores del comercio y la hostelería, ya que consideraban "injusto" que los establecimientos pequeños tuvieran las mismas restricciones que las grandes superficies.

"Se agradece poder trabajar durante dos horas más, todo suma, pero tenemos la sensación de que Huesca está en una situación bastante buena", indica el hostelero, por ello, se pregunta "si en esta situación no podemos abrir durante más tiempo, ¿cuándo nos van a dejar? ".

En este sentido, Bordonaba recrimina al Ejecutivo autonómico que no establezca unas normas para cada provincia aragonesa, puesto que "no es justo", e insiste en que se debería gobernar para cada caso concreto según como esté la situación sanitaria de cada localidad.

"Entendemos que cuando los datos estén peor, se necesitarán más restricciones, pero ahora mismo queremos trabajar", expone. Además, reitera que no hay ningún brote asociado a la hostelería, por lo que "es la opción más interesante para que la gente siga teniendo ocio", ya que si no, "los jóvenes se concentran en casas una vez que cierran los establecimientos, y allí ya no se cumple ninguna medida de seguridad".

Y es que, estas reuniones es muy difícil evitarlas, ya que "después de un año, el ocio no es una opción, es una necesidad".

OBLIGADOS A REINVENTARSE

Así mismo, y para poder ingresar más cantidad de dinero -los bares de ocio nocturno cumplirán el próximo mes un año cerrados-, los diferentes bares de esta zona motivan a los clientes a que acudan al "vermú", aunque "no es fácil ofrecer servicio de comidas en bares sin salida de humos". "Lo hacemos gracias a un microondas y a comida precocinada", explica Bordonaba, quien confiesa que han tenido que aprender a gestionar la fecha de caducidad de los alimentos.

Etiquetas