Huesca

#PUEBLOSACTIVOS

Santa Cilia ofrece la oportunidad de conocer el Pirineo a vista de pájaro

El aeródromo genera 8.000 pernotaciones al año para la zona entre los meses de marzo y octubre

Santa Cilia ofrece la oportunidad de conocer el Pirineo a vista de pájaro
Santa Cilia ofrece la oportunidad de conocer el Pirineo a vista de pájaro
F. P. S. C.

JACA.- El presente y el futuro más inmediato de Santa Cilia pasan en buena medida por el éxito de su célebre aeródromo, que el día 1 de marzo comenzará una temporada irremediablemente marcada por la incertidumbre que ocasiona la pandemia y el efecto que pueda generar en el sector turístico, teniendo en cuenta que más de la mitad de los clientes de la instalación son extranjeros.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE IMÁGENES

Durante una temporada normal, como la vivida en los años 2018 o 2019, el aeródromo de Santa Cilia puede llegar a motivar alrededor de 8.000 pernoctaciones en torno a este rincón de la Jacetania, una cifra más que considerable para una localidad cuyo censo ronda los 250 habitantes.

"Con el aeródromo, ponemos Santa Cilia en el mapa europeo del vuelo sin motor. Es una instalación muy conocida en este mundillo y por eso, viene gente de todas partes", explica Luis Ferreira, director gerente de Fly-Pyr Santa Cilia. Hay que recordar que el aeródromo lo gestiona la empresa Fly-Pyr en las instalaciones pertenecientes al Gobierno de Aragón.

A menudo, "cada piloto no llega solo, sino que viene de vacaciones y con su familia". De hecho, según datos de la empresa, "por cada piloto, llegan entre 2,1 y 2,2 acompañantes", por lo que "el aeródromo genera un beneficio indirecto, que da vida al turismo rural de la zona". En este sentido, se estima que un 65% de los clientes del aeródromo se hospedan en Santa Cilia. El resto se reparte por la comarca, alojándose principalmente en Jaca.

Sin lugar a dudas, el aeródromo de Santa Cilia tiene un singular mercado de clientes, ya que el 60% son extranjeros y solo el 40% proceden de España. Entre los extranjeros, sobresale un 40% de británicos y otro 40% de franceses, repartiéndose el 20% restante entre las demás nacionalidades, destacando los italianos, los belgas o los alemanes.

Tras la aplicación del Brexit, "hay incertidumbre con el turismo británico", como indica Luis Ferreira, ya que los ciudadanos del Reino Unido van a tener que pagar "más tasas" para salir de su país con la aeronave. Esta circunstancia agrava una temporada en la que "todo está en el aire", cuando en condiciones normales existe una gran actividad en el aeródromo entre primavera y otoño.

"Hay momentos en los que no se puede ni aparcar en la plaza de toda la gente que hay", asegura el alcalde de Santa Cilia y consejero comarcal, Adrián Vinacua, agregando que el aeródromo "está en pleno funcionamiento desde marzo a octubre", constituyendo un indudable aliciente, que además sirve para desestacionalizar el turismo en un territorio marcado por el esquí y la temporada de verano.

En Santa Cilia, hay media docena de alojamientos rurales y "cuatro de ellos viven principalmente del aeródromo", que cuenta con un parking para unos 40 vehículos, además de un restaurante con terraza y piscina al aire libre, entre otras instalaciones. Tanto los pilotos, como sus propios acompañantes también pueden alojarse en el centro de vacaciones Pirineos y disfrutar del servicio de restaurante del que dispone el parque El Salzar.

Los habitantes de Santa Cilia tienen la esperanza de que las condiciones sanitarias mejoren, lo que permitiría al sector turístico empezar a remontar el vuelo. En ese sentido, el alcalde lamenta que "este último año fue un desastre y casi no hubo turistas", algo que se dejó notar en el paso de peregrinos por el Camino de Santiago, otro de los atractivos locales. Los caminantes que se alojaron en el albergue del municipio, de un año para otro, pasaron de 140 a 30, aproximadamente.

Dentro de los actos conmemorativos del Año Santo Jacobeo, que se prolongará hasta 2022, se tiene previsto iluminar la estatua del peregrino situada en la plaza principal de Santa Cilia, cuyo Consistorio hará mejoras en el albergue. Por otro lado, el ente municipal está pendiente de conocer qué actividades acogerá en el mes de agosto, en el marco del Festival Internacional en el Camino de Santiago, que organiza la Diputación Provincial de Huesca (DPH).

A Santa Cilia se puede llegar cómodamente desde Puente La Reina o Jaca a través de los nuevos tramos de la A-21 que se pusieron en marcha en los últimos años. Quienes visiten este pueblo podrán disfrutar de la tranquilidad del mundo rural y la hospitalidad de sus vecinos, cuyos sueños vuelan alto, pero siempre con los pies en la tierra.

Etiquetas