Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Trabajadores de la UCI del Hospital Universitario San Jorge de Huesca liberarán tensión gracias a la risoterapia

Es una iniciativa para agradecer al sector el trabajo realizado durante este año

Trabajadores de la UCI del Hospital Universitario San Jorge de Huesca liberarán tensión gracias a la risoterapia
Trabajadores de la UCI del Hospital Universitario San Jorge de Huesca liberarán tensión gracias a la risoterapia
S.E.

HUESCA.- En apenas un mes se cumplirá un año desde que llegó a España la crisis del coronavirus. Desde entonces, los trabajadores sanitarios están sometidos a una gran carga de trabajo diaria. Por ello, y con el objetivo de aliviar tensiones y "desconectar" por unas horas, el fisioterapeuta Javier Viñuales ha regalado a los trabajadores de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario San Jorge talleres de risoterapia, "ya que es una técnica que está destinada a aportar beneficios mentales, corporales y emocionales".

"El objetivo de esta técnica es dejar salir a nuestro niño interior para que a través de los juegos y de manera espontánea, nos salga la risa desde el corazón y del vientre, no de la cabeza", explica la psicóloga encargada de realizar estos talleres, Macarena Santa-María Megía, quien señala que esta modalidad está creada, entre otros beneficios, para que las personas aprendan a "relativizar los problemas y que se enfrenten a ellos con una actitud más abierta". Esta experiencia se basa en dinámicas y juegos centrados en la expresión corporal y el baile, todo ello para "dejar salir a nuestro niño interior" y centrarse únicamente "en el aquí y ahora", expresa la psicóloga.

Por ello, Santa-María indica que los pacientes que han realizado este tipo de talleres "han hecho comentarios de que durante esos periodos desconectan de los problemas que les rodean" y todo ello es "gracias a que se consigue un espacio consigo mismo".

Y es que, no sólo se consigue "dejar fuera del pensamiento las dificultades por unos minutos", sino que, según expresa la profesional, "reír hace que el organismo libere endorfinas, lo que ayuda a tener sentimientos más agradables y eliminar el estrés". Además, también se consigue "la liberación de dopamina y serotonina, que ayuda a mejorar el estado de ánimo y tiene efectos calmantes y analgésicos, respectivamente". En este sentido, la psicóloga confiesa que tiene pacientes con dolores crónicos y salen de las sesiones "mucho más aliviados".

En cuanto a qué personas están enfocados estos talleres, Santa-María reivindica que "reír siempre viene bien a todo el mundo", por lo que cada sesión está a condicionada a las características de cada grupo que asiste, ya que "generalmente esta actividad se realiza de manera grupal", expresa, lo que fomenta la participación y facilita la comunicación y la expresión emocional, así como la complicidad y la empatía entre los propios compañeros.

"Se establece entre compañeros un vínculo que de otra manera quizá no lo tendrían", reconoce, ya que compartiendo juegos y risas, "permite ver a las personas desde otra perspectiva que no sea la laboral".

Santa-María es consciente de la situación que "están viviendo" los asistentes y por ende, de la intensidad emocional que conlleva, por eso, cree que "ahora más que nunca, son necesarios estos talleres".

Por ello, reitera que "no hay que exigir reírse, sino que hay experimentar y dejarse llevar", ya que el objetivo final "siempre es divertirse", porque según opina la psicóloga, "a las personas adultas muchas veces se les olvida divertirse".

Etiquetas