Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los docentes aragoneses dicen estar "desprotegidos" en las clases presenciales

Piden a Educación que garantice la seguridad en los centros frente a la covid

Los docentes aragoneses dicen estar "desprotegidos" en las clases presenciales
Los docentes aragoneses dicen estar "desprotegidos" en las clases presenciales
R.G.

HUESCA.- El regreso a la enseñanza presencial al 100 % de ESO y Bachiller en el Alto Aragón, vigente desde principios de este mes, presenta una serie de fisuras en materia de prevención contra la covid-19 de las que alertan los sindicatos de Enseñanza. Estas carencias han puesto en guardia a muchos profesores que exigen al Departamento de Educación que garantice la seguridad de alumnos y docentes porque se sienten "desprotegidos".

El sector advierte de las serias dificultades de colegios e institutos a la hora de cumplir las normas anticovid y, en opinión de algunos profesionales, se han quedado en el tintero medidas solicitadas a la DGA desde hace meses como la reducción de las ratios, la disponibilidad de espacio suficiente para el cumplimiento de las distancias de seguridad o la instalación de filtros Hepa en las aulas.

Cabe recordar que el Departamento de Educación retrasó esta vuelta a las clases completamente presencial hasta febrero para que los equipos directivos pudieran "adaptar sus planes de contingencia para ello" pero, por muchas ganas y esfuerzo que hayan puesto, las limitaciones de medios, dicen, suponen un serio impedimento.

Rubén Ferrer, representante del sector de Educación de CSIF Huesca, comenta que la Administración decidió volver a la presencialidad total, "sin querer seguir con el acuerdo que firmamos a principio de curso para reducir ratios, marcar distancias y otras medidas".

Por ello, dice, "hay muchos centros educativos que no pueden tener las garantías de seguridad, ni dar las clases manteniendo el metro y medio de distancia o sus aulas son muy pequeñas e incluso no caben los alumnos en las instalaciones, como sucede en el IES Ramón y Cajal de Huesca o en el instituto de Binéfar". En su opinión, en general, no se están cumpliendo las medidas de prevención contra el coronavirus. "Al volver a la presencialidad total, hay centros educativos que no tienen huecos para meter a tantos estudiantes de manera que se guarde el metro y medio de distancia. Por lo tanto, no se cumplen", reitera.

En esta línea, explica que la situación de ESO y Secundaria no es igual a la de los niños de Primaria "donde hay grupos burbuja estables, de manera que los escolares no se mezclan entre ellos".

Con los mayores, dice, "hay alumnos que van a unas asignaturas optativas, y otros a otras, y se van cruzando todos los grupos, por lo que aún es más complicado limitar la posibilidad de contagios. Los chavales no siempre van con los mismos compañeros a clase, por lo que eso aún implica más riesgo".

Reconoce que los docentes sí que querían la vuelta a la presencialidad "porque, al final, la semipresencialidad supone un trabajo mucho más duro también para los profesores porque tienen que mandar las sesiones a los estudiantes que están en casa, corregir...".

Sin embargo, comenta que este deseo iba acompañado "de unas medidas de seguridad que se firmaron a principio de curso, y que la Administración no ha cumplido", recalca. El profesorado, dice, se siente indefenso. "Tenemos una sensación de desprotección porque cuanta más gente hay en un aula el riesgo es mucho mayor. Las ventanas están abiertas, y afortunadamente ahora las temperaturas no son bajas, pero no es lo mismo estar todo el día ventilando que poder cerrarlas un poco, cuando hay menos alumnos", comenta.

En cuanto a la calidad de la enseñanza que supone la vuelta a las aulas, Rubén Ferrer valora que los alumnos "salen ganando" y que es "buena para todos, pero nosotros no queremos una presencialidad así. No sé si compensa la mejor adquisición de conocimientos con el riesgo que se corre". Además, Rubén Ferrer plantea que, aunque CSIF le ha hecho llegar su malestar al Departamento de Educación por la "desprotección" que sienten los docentes, "lo ha implementado directamente, sin hacernos caso".

Por su parte, la Federación de Enseñanza de CCOO también critica la vuelta al 100 % de la presencialidad sin dotación de más recursos humanos y de espacios, "sobre todo en aquellos centros en los que en múltiples ocasiones han transmitido a la Administración que carecen de los medios y las aulas necesarias para poder cumplir con sus planes de contingencia".

"El aumento de alumnado en los centros educativos es un factor muy importante, sobre todo en aquellos casos en los que la vuelta al 100 % de presencialidad no permita respetar en el aula las condiciones de distancia interpersonal, que recordamos es de 1,5 metros, según establece la Orden ECD/794/2020, de 27 de agosto, por la que se dictan las instrucciones sobre el marco general de actuación, en el escenario 2", plantean.

Asimismo, desde CCOO recuerdan que "las aulas de los centros educativos tienen la obligación de estar ventiladas, pero existen múltiples espacios como por ejemplo los pasillos donde es más difícil respetar la distancia de seguridad y la concentración de CO2 sube hasta niveles que no son seguros".

FSIE PIDE MASCARILLAS FFP2

La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE) en Huesca solicitará este lunes a la DGA, "por segunda vez consecutiva", en la "Mesa covid" que reunirá de forma telemática a los componentes de la Mesa Sectorial de Educación, mascarillas FFP2 para los docentes.

El responsable de FSIE Huesca, Ángel Morán, comenta esta petición enfocada "sobre todo para los profesores de Educación Especial y para los de Infantil", apunta, ya que estos alumnos no llevan ningún tipo de protección por edad y por sus propias características.

Ángel Morán pone de manifiesto, además, la inquietud de los docentes mayores de 55 años, a los que por edad no les corresponde la vacuna de AstraZeneca, con la que en Aragón se ha previsto inmunizar a diferentes colectivos profesionales, entre ellos los profesores. "Qué va a pasar con ese margen amplio de 10 años si se vacuna con AstraZeneca y no llegan las dosis de Pfizer para los demás. No saben qué fármaco se les va a administrar", plantea.

También explica que actualmente, en los centros educativos, "se está trabajando exactamente igual que el año pasado por estas fechas, más todos los protocolos contra la covid-19 en cuanto a limpieza, control de entradas y salidas...". La situación, indica, "es complicada, no es nada fácil porque en los cursos superiores hay miedo, en según qué momentos, a que pueda haber contagios". Se refiere en este sentido a fechas en las que se acentúa la actividad social y los contactos familiares, como el pasado Halloween o las fiestas navideñas. "Las olas que se dan en la sociedad, lógicamente, también las hemos tenido en las aulas. Ha habido centros en los que han tenido que quedar confinadas las clases", recuerda.

En los concertados, explica Ángel Morán, se aplicó una actividad telemática el pasado mes de marzo, "de la forma, entre comillas, más normalizada posible". "En la enseñanza concertada los centros empezaron a impartir docencia a partir de las casas de los profesores, se hicieron reuniones para planificar el tema y, la verdad es que hemos trabajado mucho todas las clases y más", comenta.

Y plantea que para FSIE Huesca se tendría que haber seguido con la enseñanza semipresencial en Secundaria, "por lo menos hasta después de las vacaciones de Semana Santa".

Sobre la calidad de la enseñanza en el formato semipresencial señala que "tal cual la estábamos llevando nosotros, no se ha visto afectada. Es verdad que la actividad telemática ha sido más complicada porque el docente tenía que estar pendiente del personal que estaba en clase y hacer también el seguimiento de los alumnos y ver que llegaban a la hora y se conectaban en ese preciso momento, y claro, es más sencillo tener a los alumnos delante". Ángel Morán afirma que en la enseñanza concertada se cumplen los protocolos contra la covid. "En la medida que podemos, desde luego, se cumplen", apunta. El profesorado, añade finalmente, realiza un gran esfuerzo y tiene lista la programación académica a 15 días, "porque estás siempre pendiente de que te pueda pasar cualquier cosa a nivel personal, ya que nos podemos contagiar o ser contacto de algún positivo del entorno familiar, por ejemplo, por lo que hay que tener una planificación".

Etiquetas