Huesca

DEFENSA

Huesca cuenta con el único cuartel de División desplegable del Ejército

El Jefe de Estado Mayor, Francisco Javier Varela, ha presidido la presentación de Castillejos. “Nos tenemos que felicitar porque hemos cumplido” el objetivo, ha señalado el alto mando

Huesca cuenta con el único cuartel de División desplegable del Ejército
Huesca cuenta con el único cuartel de División desplegable del Ejército
R. G.

HUESCA.- Huesca cuenta con el único cuartel general desplegable del Ejército de Tierra, la División "Castillejos", que ha completado su traslado desde Madrid al acuartelamiento Sancho Ramírez, desde donde se mandan a unos 20.000 militares. "Nos tenemos que felicitar porque hemos cumplido" con el objetivo que "parecía difícil hace tres años", ha asegurado este lunes el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), Francisco Javier Varela Salas, en el acto de presentación del Cuartel General que lo ha interpretado como la "materialización" de dicho reto.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER UN VÍDEO DE LAS INSTALACIONES

Ahora, hay 405 militares en Huesca y se espera alcanzar la cifra de 700, a medida que se vayan completando las plazas y con el traslado de la Plana Mayor del Regimiento de Transmisiones a finales de este año. Es, según el propio Ejército, "uno de los centros neurálgicos de la Fuerza Terrestre".

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE IMÁGENES

"Hemos hecho bueno el dicho de la unión hace la fuerza", ha resaltado el general Varela, en referencia a la colaboración de las instituciones civil y militares, presentes en el acto para la consecución del objetivo. Al mismo tiempo, ha destacado "el impacto económico porque gran parte de las obras se han hecho con empresas locales", en alusión a la inversión de unos 15 millones de euros para adecuar las instalaciones tras el cierre durante el 2016. Y "este año se va a notar aún más", indicó, al tiempo que mostró su esperanza en que "se fije también población" con la llegada de más militares.

Por su parte, el general jefe de Castillejos, Carlos Melero, ha recordado la historia de esta División que nació en 1992 como Fuerza de Acción Rápida y que, tras diversos cambios, desde el 1 de enero agrupa a todas las unidades de combate del Ejército de Tierra. De este modo, se ha convertido en el único Cuartel General de División con capacidad de despliegue tanto en territorio nacional como internacional, que alcanzará su capacidad operativa plena en septiembre en el Ejercicio Toro 21.

Este es uno de los retos a corto plazo de la División así como seguir con la preparación de las unidades y generación de los contingentes; continuar con la Operación Baluarte, como responsable de la supervisión y control de las misiones de rastreo, y vigilancia epidemiológica, en Galicia, Asturias, Navarra, Aragón y Castilla la Mancha, entre otras acciones; completar la cobertura de plazas; y efectuar el traslado de la Plana Mayor.

UNA RESPUESTA RÁPIDA

Melero ha destacado que la finalidad de la transformación es tener una División dotada de una "serie de capacidades", no una estructura fija, para "dar una respuesta rápida" a los requerimientos y facilitar la transición de una estructura orgánica a una operativa. Tras esta última remodelación del Ejército de Tierra, desde el pasado 1 de enero, de la División Castillejos dependen las Brigadas de Combate Aragón I (Zaragoza), Rey Alfonso XIII, II de la Legión (Almería), Galicia VII (Pontevedra), Guzmán el Bueno X (Córdoba), Extremadura XI (Badajoz) y Guadarrama XII (Madrid), que concentran esas capacidades. Además, también está integrada por el Batallón del Cuartel General de la División "Castillejos", que ya está ubicado en Huesca, y por el Regimiento de Transmisiones 1, cuya Plana Mayor se trasladará a finales de año. Entonces, se alcanzarán los 700 efectivos. De este modo, se gana "potencia de combate", "versatilidad" y "capacidad resolutiva". "Constituyen un sistema de combate integral", definió el general. No obstante, ha resaltado que la valía es por sus hombres y mujeres, con un total de 19.951, de los que 405 están ahora en Huesca. En el día a día, según ha explicado Melero, su función es la formación de sus unidades.

El general ha resaltado la capacidad de Castillejos para desplegar, plantear y conducir operaciones en distintos escenarios: tanto en campos de batalla no lineales, como Afganistán; como en áreas urbanas; así como acciones de apoyo a autoridades civiles, como la operación Balmis; o en combates de alta intensidad contra un enemigo tecnológicamente avanzado.

Además, ha resaltado que la preparación es cada vez más exigente para hacer frente a operaciones "multidominio", porque ya no es solo en tierra, mar y aire, sino que hay que tener en cuenta "dominios que son transversales" como el ciberespacio y el cognitivo (sensaciones, percepciones...). Al mismo tiempo, ha resaltado la "vocación expedicionaria", para trabajar en cualquier escenario.

Melero ha apuntado que el cuartel Sancho Ramírez ya estaba acondicionado para "vivir y trabajar", mientras se acaban las obras en la escuela infantil, previsiblemente el mes que viene, se montan los tinglados para los vehículos o el lavadero.

Por su parte, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha recordado que la ciudad había sido objeto de una "importante decisión" de futuro que se había hecho pública en el mismo acuartelamiento en diciembre de 2018, con la presencia de la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que anunció el traslado del cuartel general de División Castillejos en 2020. Felipe ha destacado que le constaba que la opinión del general Varela había sido muy importante en esa decisión y ha celebrado la vuelta de las fuerzas armadas a la ciudad, al tiempo que ha resaltado su función en "un gran país con una democracia plena".

EL REPRESENTANTE DEL EJÉRCITO EN ARAGÓN

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar; el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia; la delegada del Gobierno de Aragón en Huesca, Carmen Luesma; el delegado de Defensa en Huesca, José María Rivera; el presidente de la Audiencia Provincial de Huesca, Santiago Serena; así como representantes de la Guardia Civil, Policía Nacional y Local han asistido al acto. El JEME les ha indicado que el general jefe de la División Castillejos, Carlos Melero, era "el representante institucional del Ejército de Tierra en Aragón" a la hora de que tengan que solicitar apoyo por una catástrofe, por ejemplo.

Por otro lado, ha recordado su paso y el de tantos otros militares por la Academia General Militar de Zaragoza, así como que muchos suboficiales se formaban en Calatayud o realizaban cursos, como el de Montaña, en Jaca. Por ello, ha comentado, "el Ejército de Tierra se siente muy vinculado y a gusto con esta comunidad". Como colofón al acto, ha hecho entrega al alcalde de Huesca de una placa conmemorativa.

Etiquetas