Huesca

PATRIMONIO

Ruegan el "máximo interés" contra los derribos en el Seminario de Huesca

La Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca advierte de una "mutilación"

Ruegan el "máximo interés" contra los derribos en el Seminario de Huesca
Ruegan el "máximo interés" contra los derribos en el Seminario de Huesca
P.S.

HUESCA.- Los derribos que pueda acometer el Ayuntamiento en el recinto del antiguo Seminario han hecho saltar las alarmas de la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca, que teme que este conjunto histórico de gran monumentalidad sufra una "mutilación" que le haga "perder su esencia" y para la que no encuentran ninguna justificación.

La Dirección General de Patrimonio Cultural ha dado luz verde a estas posibles demoliciones siempre que estén supervisadas por un arqueólogo, lo que permitirá al Consistorio llevar a cabo el proyecto de adecuación y saneamiento que tiene previsto para el Seminario que incluye algunos derribos.

Las entidades que componen la Plataforma (la Asociación de Vecinos Osce Biella, la Federación de Barrios Osca XXI, la Asociación Cultural Colectivo Ciudadano y la Asociación Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, Apudepa) han enviado una carta a todos los concejales del Ayuntamiento de Huesca en la que les ruegan "el máximo interés en la conservación integral de todas las piezas que componen el antiguo Seminario Conciliar".

La plataforma demanda su atención dado que este mes se debatirá en el pleno municipal su propuesta para la aprobación de una declaración como Monumento de Interés Local para los inmuebles que conforman los dos patios históricos del Seminario.

Además, el Patronato del Estudio General de Huesca se reunirá este martes en la DPH para abordar la rehabilitación del antiguo Seminario, al que quieren dar usos educativos y culturales, una intervención que se presentará en breve. En cuanto al proyecto, desde el Consistorio informan de que se están coordinando y definiendo los usos y actuaciones en el Seminario entre Universidad de Zaragoza, DPH y Consistorio. Los técnicos, apuntan dichas fuentes, están trabajando en propuestas concretas, pero no dan más detalles.

La arqueóloga Julia Justes, representante de la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca, asegura que desconoce los motivos por lo que se quieren realizar derribos en este complejo. La experta destaca que el Seminario, que tiene una superficie de 16.000 metros cuadrados, cuenta con varias zonas protegidas como la iglesia de la Santa Cruz (S. XII), la más antigua de Huesca, catalogada como Bien de Interés Cultural, las fachadas que dan a las plazas General Alsina y Universidad y las del segundo patio porticado.

Julia Justes explica que el proyecto quiere acabar con un edificio del siglo XVI adosado a la iglesia de la Santa Cruz, que necesita mejoras, pero que no está en ruinas" y que supone el núcleo fundacional del Seminario. Cabe recordar que la directora general de Patrimonio, Marisancho Menjón, emitió una resolución el 19 de enero en la que asume la posibilidad de materializar los derribos propuestos por el Ayuntamiento siempre que se cumplan ciertas prescripciones técnicas y que el proyecto esté supervisado permanentemente por un arqueólogo que realizará "un estudio exhaustivo de las construcciones conservadas".

Pero para la Plataforma, este permiso supone un paso más hacia la destrucción del antiguo Seminario en su conjunto.

"En mi opinión, Patrimonio tendría que haber dicho claramente "no". El Seminario es el fruto de una evolución a lo largo de los siglos y nos ha llegado como tal tras varias etapas constructivas. Si lo privamos de una de las más antiguas tenemos otra cosa, pero no tenemos el Seminario. Nos habremos cargado una parte de nuestra historia y ¿para qué? Mutilar este conjunto es perder parte de la esencia del mismo", advierte Julia Justes.

También hace referencia al informe solicitado por la Dirección General del Patrimonio Cultural al arqueólogo medievalista Alberto Gómez García, que "va más allá" y que la Plataforma para la Defensa del Patrimonio de Huesca ha conseguido a través del Portal de Transparencia del Gobierno de Aragón.

El estudio, explica, saca a la luz que "aparte de lo que estamos viendo a simple vista es muy probable que algunos de estos muros engloben edificios anteriores, como por ejemplo el palacio de la Zuda, que se ubicó allí, porque este experto ha visto que no hay dos muros que tengan el mismo grosor, y eso no se comprende en un edificio que se construye en el mismo momento", detalla.

Las conclusiones de este informe de arqueología de la arquitectura realizado por este experto en los muros del Seminario, explica Julia Justes, son "inequívocas" y apuntan textualmente: "Desde una larga experiencia profesional en este tipo de edificios, entendemos que acometer el derribo de una parte más que sustancial de este conjunto monumental podría ser considerado una seria agresión contra el patrimonio histórico y contra el archivo arqueoconstructivo conservado durante siglos".

Además, existe otro informe que el Ayuntamiento encargó, un estudio de arqueología vertical, "que no fue concluyente y es prácticamente papel mojado", comenta la arqueóloga, y apunta que este fue el motivo por el que la Dirección General de Patrimonio encargó el segundo estudio a Alberto Gómez García.

Julia Justes afirma que si se llevan a cabo derribos, "no solamente estamos perdiendo un edificio del siglo XVI, también se acaba con esos edificios antiguos englobados en esas paredes".

Por ello, valora que "Patrimonio en este caso le está haciendo un flaco favor a la ciudad, autorizando este derribo porque está perdiendo el poco patrimonio construido que nos queda". En Huesca, dice, "no nos sobran edificios antiguos, no tenemos tantos, y si los pocos que hay, sean bonitos o feos desde nuestro punto de vista actual, los derribamos vamos a perder una parte muy importante de nuestro patrimonio".

Así que para ella, "lo más sensato en este momento en el que estamos, social y económico, sería no derribar". "Si no tenemos ideas que den vida al edificio vamos a dejarlo parado unos años. Para derribar siempre tendremos tiempo, pero es que si lo hacemos ya no hay marcha atrás. Ya no podremos plantearnos, por ejemplo, que podríamos haber colocado en ese espacio una extensión del museo arqueológico, que está a rebosar, o una sala para artistas noveles que quieran dar a conocer su obra", propone.

Por su parte, Rosa Abadía, portavoz de la Asociación de Vecinos Osce Biella, plantea que los inmuebles del Seminario, "con una relevancia histórica, arquitectónica, urbanística y patrimonial fuera de toda duda", se encuentran dentro del perímetro del Conjunto Histórico Artístico del Casco Histórico. "No estamos de acuerdo con los derribos, pensamos que hay que conservar y rehabilitar. No compartimos la política de solares, por temas sociales y patrimoniales, porque vivimos aquí y vemos que el barrio así se degrada muchísimo", afirma.

Rosa Abadía recalca que Osca Biella no está de acuerdo con la idea de derribar un patio del siglo XVI, "que encima puede tener lecturas e información más antigua". La portavoz explica que esta asociación vecinal reclama proyectos que dinamicen el Casco Histórico, "pero entendemos, tal y como se dice en todos los ámbitos de patrimonio y tal y como hemos vivido los derribos en el casco, que estas actuaciones son contraproducentes para el barrio, y por todo ello nos oponemos".

Etiquetas