Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La pandemia de coronavirus ha agravado las desigualdades, según el Justicia de Aragón

Los expedientes más usuales fueron de sanidad, trabajo, educación y sociales

La pandemia de coronavirus ha agravado las desigualdades, según el Justicia de Aragón
La pandemia de coronavirus ha agravado las desigualdades, según el Justicia de Aragón
S.E.

HUESCA.- Año horrible, pero no en blanco. Así resumió 2020 el Justicia de Aragón, Ángel Dolado, un año marcado por la pandemia de coronavirus, una enfermedad que "ha aumentado las desigualdades". La institución presentó este lunes su informe del año pasado.

Con 1.669 expedientes presentados por ciudadanos a lo largo del año pasado -186 correspondientes a la provincia altoaragonesa-, "muchas personas" que consultaron el 2020 con el Justicia "nunca habían solicitado la atención" de esta institución.

La pandemia no solo ha traído un aluvión de casos por temas puramente sanitarios, sino también de otros laborales, sociales, educativos, de vivienda y de contacto con la Administración, al reorientarse esta hacia lo telemático.

El Justicia resaltó que entre todas las peticiones recibidas destacan algunas "materias predominantes" como las consultas y gestiones al Sepe sobre los ertes, los sistemas de cita previa y acceso electrónico a las Administraciones, ingreso aragonés de inserción (IAI) y salario mínimo vital, tramitación de ayudas al alquiler social, la presencialidad y la seguridad en educación, las ejecuciones subsidiarias en urbanismo, la Atención Primaria en sanidad, las prestaciones sociales y las residencias de mayores, consultas sobre movilidad, los problemas en los registros civiles o la interinidad en la función pública".

La crisis sanitaria, y sus derivadas, ya llevó al Justicia a presentar varios informes especiales, como el dedicado a las residencias de mayores durante el primer estado de alarma, "que surgió como fruto de las conclusiones de la Mesa del Justicia sobre la soledad no elegida de nuestros mayores y ante el dramático hecho de que el 80 por ciento de los fallecidos fueran personas mayores en residencias".

Otro informe derivado de la covid fue el que estudió los centros de acogida residencial de menores en el estado de alarma.

Con la educación presencial suspendida desde el 15 de marzo del año pasado hasta el siguiente curso, en septiembre, el Justicia hizo un monográfico sobre la "imponente realidad de la totalidad de los menores y jóvenes aragoneses". En dicho estudio, la institución hizo propuestas para la escolarización del siguiente curso, analizando algunos problemas concretos de Aragón y se efectuó un examen de lo que iba a ser la vuelta a las aulas y, meses después, un seguimiento de la misma.

Dolado concluyó la presentación de su informe anual con un "deseo de colaborar": "Se suele afirmar que en las crisis se ponen de relieve lo mejor y lo peor de una sociedad. Por ello, espero que como sociedad seamos capaces de revitalizar ese pactismo aragonés del que tan orgullo estamos y, lejos de ahondar diferencias, brechas e injusticias, seamos capaces de salir más iguales, más solidarios y más justos".

Etiquetas