Huesca

SERVICIOS ESENCIALES

La DGA adjudica la construcción de las nuevas urgencias en Huesca

Se destinan 5,8 millones de euros y deberán estar listas en agosto de 2022

La DGA adjudica la construcción de las nuevas urgencias en Huesca
La DGA adjudica la construcción de las nuevas urgencias en Huesca
R.G.

HUESCA.- El Gobierno de Aragón ha adjudicado por 5,8 millones de euros la construcción de unas nuevas urgencias del Hospital San Jorge, una demanda que desde hace años venía haciendo el personal del hospital oscense y el movimiento vecinal de la ciudad toda vez que el actual espacio se hubiera quedado "muy pequeño hace años y con unas infraestructuras muy precarias".

La adjudicación ha recaído en la UTE formada por las empresas Rubio Morte, Orbe e Incliza, que deberán finalizar el nuevo edificio -que se ubicará junto a las actuales urgencias- en un periodo de 18 meses desde que comiencen las obras, cuyo inicio está previsto para este 1 de marzo. Es decir, el Hospital San Jorge deberá contar con unas nuevas urgencias en agosto del año que viene.

La última reforma en las urgencias se hizo exactamente hace un cuarto de siglo y, según consta en el propio informe de necesidad de la DGA para adjudicar estos trabajos, el emplazamiento actual se ha quedado "pequeño y obsoleto, además de no cumplir con las mínimas medidas de seguridad y habitabilidad para usuarios y trabajadores", unos hechos que los trabajadores del hospital y la Junta de Personal llevan denunciando años.

Ejemplos concretos de la precariedad de las instalaciones son -y así aparecen en el informe del Salud- que "no hay baños asistidos, los boxes carecen de intimidad al solo disponer de una cortina para cierre por su tamaño. Como son tan reducidos, no permiten el acompañamiento de los pacientes ni en muchos casos el trabajo de los profesionales sin invadir las zonas de circulación".

"No dispone -añade el documento- de espacios suficientes para zonas de espera de resultados, la sala de observación es insuficiente para las necesidades existentes, no hay box de aislados, ni existe una zona habilitada para informar a los familiares".

Frente a ello, las nuevas urgencias contarán con "una dotación adecuada de espacios de atención, tanto para profesionales como para pacientes, de acuerdo con las necesidades detectadas por el área asistencial en la elaboración del plan funcional".

En concreto, en ese nuevo edificio de 2.401 metros cuadrados frente a la entrada a consultas externas habrá consultas de triaje, boxes polivalentes, sala de yesos, zona de pediatría, de psiquiatría; una sala blanca para cirugía menor, box de urgencias vitales y zona de observación, además de zonas de admisión, salas de espera externa e interna y zonas de almacenes, vestuarios, zona de estar, hotel de guardia y zona de instalaciones".

El proyecto incluye también la sustitución del sistema de generación de electricidad de emergencia.

REIVINDICACIÓN SANITARIA Y VECINAL DESDE HACE AÑOS

Manuel Muñoz, médico de urgencias en el hospital oscense y vicesecretario de Cesm Aragón, afirmó que construir unas nuevas urgencias es "una necesidad imperiosa" tanto para los pacientes como para los profesionales, "sobre todo por la necesidad de una correcta atención". "Se habían quedado muy pequeñas hace tiempo y la infraestructura es muy precaria", dijo de las que todavía hoy, y durante año y medio al menos, seguirán siendo las urgencias hospitalarias de Huesca.

Reparó tanto en los inconvenientes que las urgencias actuales causan a los pacientes como a los propios sanitarios. Muchos de estos problemas son comunes, como la falta de espacio que impide que haya intimidad y confidencialidad. "A la hora de dar explicaciones a los familiares no hay un espacio adecuado".

La falta de sitio también hace que "las enfermeras y el resto de personal tengamos problemas para hacer bien el trabajo", comentó Muñoz, quien recordó que todos estos problemas se han agravado con la pandemia de covid y la obligación de separar casos sospechosos del resto de patologías.

Etiquetas