Huesca

monográfico polígonos

El Sepes sobrelleva, en general, la crisis por la covid

El presidente indica que aún así "todos tienen heridas de guerra".

El perfil de empresas del Sepes permite que la crisis por el coronavirus no sea, en general, tan honda.
El perfil de empresas del Sepes permite que la crisis por el coronavirus no sea, en general, tan honda.
Pablo Segura

Tras casi un año del confinamiento total del país y las mayores o menores restricciones que han regido desde entonces, el Polígono Sepes sobrelleva, en general, la crisis causada por la covid. Manuel Heredia, el presidente de esta zona industrial de Huesca, matiza que el impacto está siendo muy diferente por sectores, con automoción y hostelería -por quienes “rompe una lanza por su cumplimiento ejemplar”- como los más perjudicados, mientras que el resto, especialmente maquinaria agrícola y distribución a supermercados, “opera normal entre comillas”.

“Hay que ser honesto. A todos nos ha costado dinero esta crisis sanitaria, a unos mucho y a otros menos, pero nos ha tocado a todos”, manifiesta Heredia, quien apostilla que, gracias al perfil de empresas del Sepes, el polígono no ha sido el más afectado.

La situación de la pandemia invita, de entrada, a ser poco optimista, pero Heredia afirma que, “sin entrar en casos extremos, mi impresión es que cuando haya buenas noticias y dejen socializar más, ese optimismo se contagiará y dará datos buenos y objetivos”. “Mi perspectiva es que vienen buenos tiempos (cuando acabe o remita la pandemia y con ello las restricciones), sin entrar en lo personal (en alusión a los fallecidos) y en algunas empresas”, manifiesta.

Por otra parte, el Sepes reclama la colocación de los hidrantes. Las otras necesidades son “más de ir por casa”, como aumentar los aparcamientos, rematar el problema de las inundaciones o la señalización.

Últimos avances y especialización, rasgos de Disagri

Una pequeña muestra de los productos que la empresa oscense Disagri ofrece a sus clientes.
Una pequeña muestra de los productos que la empresa oscense Disagri ofrece a sus clientes.
Pablo Segura
La empresa de suministro agroindustrial se ubica en el Sepes

La empresa de suministro agroindustrial e industrial Disagri, ubicada en el Polígono Sepes de Huesca, roza los 30 años de existencia y, pese a su veteranía, cuenta con una amplia gama de las nuevas tecnologías en todos los aspectos del mercado que trata.

La formación y especialización de sus empleados es otra de sus señas de identidad. Como explica Miguel Ángel Berdiel, responsable de Disagri, “todos los trabajadores están bastante especializados y cada vez más formados en los productos y avances nuevos” que ofrece esta empresa a sus clientes.

Disagri tiene como base y centro principal de operaciones la provincia altoaragonesa, pero también trabaja con cooperativas de Zaragoza y su ámbito se puede extender a todo Aragón.

A todos ellos les ofrece, en el ramo de los vehículos de agricultura, una gran y variada gama de lubricantes, repuestos agrícolas, herramientas o trabajos de soldadura. Y también hace lo propio con el apartado de suministro industrial y ferretería para el sector primario, con generadores, por ejemplo, y también “con repuestos y accesorios para todo lo que necesiten”, apunta Berdiel, quien indica que el efecto de la covid, al estar centrado en la agricultura, “se ha notado pero menos que en otros sectores”.

“Queremos reivindicar la pastelería tradicional como algo transgresor”

De cara al día del padre, Dulcysa ha creado pasteles especiales para regalar en esa fecha.
De cara al día del padre, Dulcysa ha creado pasteles especiales para regalar en esa fecha.
S. E.
Dulcysa ha abierto 'La menuda' para conseguir su objetivo

Desde 1990 lleva Dulcysa realizando su actividad empresarial en la ciudad de Huesca, una empresa pionera en su sector en instalarse en el Polígono Sepes, algo que supuso el poder producir de manera artesana, pero sin cambiar la forma de trabajar en un lugar adecuado para ello, con mejor acceso y más adaptado para hacer una producción mayor y cubrir así su objetivo de dar servicio a hostelería y tiendas especializadas, además de la venta al público.

Desde la empresa subrayan que a pesar de que pase el tiempo y los trabajadores, “la lógica de producción no ha cambiado en ningún momento”, pero sí que se han mecanizado algunos de los procesos, aunque “sigue siendo un trabajo artesanal”.

En cuanto a la instalación de esta empresa en Huesca, desde Dulcysa explican que es por el “arraigo, la ciudad y la tradición”. Además, en los últimos años Dulcysa ha establecido un par de tiendas en el centro de la ciudad, una de ellas en la calle Cabestany, y la otra, denominada La Menuda, en la avenida Menéndez Pidal, todo ello “para reivindicar la pastelería tradicional como algo transgresor”, expresan desde la empresa, ya que “la ingeniería alimentaria se ha dedicado a cargarse este estilo de producción”, lamentan.

“Lo que queremos aportar con La Menuda es defender el oficio de pastelero y defender cómo se hacen los productos”, indican. Así mismo, en este nuevo establecimiento quieren juntar los conceptos de panadería y pastelería de proximidad.

El compromiso, imprescindible para la empresa PCB construcciones

Fotografía de la rehabilitación y ampliación de un local comercial situado en la ciudad de Huesca.
Fotografía de la rehabilitación y ampliación de un local comercial situado en la ciudad de Huesca.
S. E.
La compañía realiza desde rehabilitación monumental hasta la creación de viviendas

Dos emprendedores de la provincia decidieron en el año 2004 unirse para crear en la calle Ganadería, ubicada en el Polígono Sepes, la empresa PCB Construcciones, la cual fue agrupando a un equipo de profesionales con amplia experiencia en la restauración.

Según indican desde la empresa, dentro de las exigencias que asume como prioritarias PCB, está su compromiso inequívoco en cuanto a calidad y mejora continua, respeto al medio ambiente y en cuanto a prevención de riesgos laborales y salud de sus trabajadores.

Así mismo, PCB ofrece diferentes servicios, como la rehabilitación de edificios, la construcción y reforma de viviendas, pasando por la restauración monumental.

La Magantina disfruta de importantes avances

Su presidente, Miguel Crespo, reclama la mejora de la calle artesanía
El polígono La Magantina tiene una elevada ocupación por su atractivo empresarial.
El polígono La Magantina tiene una elevada ocupación por su atractivo empresarial.
Pablo Segura

Las naves del polígono La Magantina, enfocado al sector comercial y servicios de la ciudad, tienen una ocupación que roza el 100 % e incluso hay empresas en espera para poder trasladarse a este espacio industrial de la ciudad.

Su presidente, Miguel Crespo, se muestra satisfecho por los avances que ha conseguido en el último año este polígono en materia de diversos aspectos “pendientes desde hace años y que parece que se están empezando a mover”.

Y es que el Ayuntamiento de Huesca va a reurbanizar un nuevo tramo del paseo Lucas Mallada, que discurre entre el río Isuela y el Polígono Industrial La Magantina.

El acondicionamiento de esta parte del paseo, entre las calles Magantina y Comercio, era una de las reivindicaciones históricas de la Federación de Polígonos Industriales (FEPI) de Huesca, ya que la zona presenta un importante deterioro urbanístico y ambiental debido a la presencia de animales sueltos y de muebles y enseres almacenados en la calle.

“Es una de las mayores demandas que teníamos”, comenta el presidente. Además, se ha arreglado en la calle Magantina una zanja y otras pequeñas obras que había pendientes.

Aunque está contento por estos avances, comenta que la reivindicación principal de La Magantina es el acondicionamiento de la calle Artesanía, una vía privada que está sin asfaltar y en muy mal estado debido a un bloqueo urbanístico para el que reclama un paso adelante.

Euroaznar, referente en suministros industriales

La empresa dispone de una superficie total de 2.600 metros cuadrados para almacén y venta de sus productos.
La empresa dispone de una superficie total de 2.600 metros cuadrados para almacén y venta de sus productos.
S.E.
Dispone de un centro especializado en ferretería, bricolaje y menaje

Euroaznar nace en Huesca en el año 1970 como Sociedad Anónima, con el fin de atender al incipiente mercado empresarial de la ciudad, en el ámbito del suministro industrial, la ferretería, bricolaje, droguería y menaje de hogar.

Debido al crecimiento y deseando dar un mejor servicio a todos sus clientes, se trasladó a la zona industrial de La Magantina, pasando a ser Euroaznar Supplies, S. L. en el año 1995.

En la actualidad, la empresa dispone de una superficie total de 2.600 metros cuadrados para almacén y venta de sus productos, contando, además, con las mejores marcas nacionales e internacionales, a través de los más importantes proveedores, que aportan los certificados y normas de calidad necesarios a sus productos.

Además, la empresa está integrada en un plan de mejora continua y calidad, con una gestión totalmente profesionalizada, avanzando en las últimas tecnologías informáticas y de telecomunicaciones, con centralita digital, sistema de trabajo en red y conexiones remotas vía Internet.

Los fabricantes y marcas de los productos comercializados por la empresa oscense Euroaznar Supplies cumplen con todas las normas de calidad exigidas en la Comunidad Europea.

Etiquetas