Huesca

RECICLAJE

La recogida de residuos sólidos urbanos en Huesca disminuye a causa de la covid-19

El descenso es más acusado en los envases ligeros y está motivado por las restricciones

Personal de GRHUSA desinfectando contenedores de residuos.
Personal de GRHUSA desinfectando contenedores de residuos.
Rafael Gobantes

La recogida de residuos sólidos urbanos en la ciudad de Huesca ha disminuido durante 2020 a causa de las medidas sanitarias para prevenir la propagación de la covid-19, según los datos de la operadora, Grhusa.

El descenso es manifiesto en todas las fracciones, pero ha sido más acusado en los envases ligeros, mientras que las cifras de recogida en la fracción vidrio demuestran cómo el consumo se trasladó de los bares a las casas. La bajada en la recogida viene motivada, principalmente, por el cierre de la actividad comercial y de la hostelería, así como la caída del turismo y la menor afluencia a las segundas residencias.

El gerente de Grhusa, Javier Hidalgo, apunta que en la fracción ‘envases ligeros’, tuvo un aumento del 30 % marzo, previo al confinamiento, y “se cerró el año con un crecimiento de tan sólo un 5,6 %”, recortándose la retirada de piezas en un 25 %.

También el apartado ‘papel y cartón’ experimentó un decremento, ya que “llegamos al mes de febrero del 2020 con un 11 % por encima del último año, en marzo bajó un 5 %, en abril cae un 2 % y termina el año con una bajada del 6 %”.

En la fracción ‘resto’ se pasó del mes de marzo con una evolución positiva del 6 % a cerrar el año con un retroceso del 1,88 %, indica el gerente.

La caída del área de ‘vidrio’ “demuestra cómo el consumo pasó de realizarse en bares a hacerlo en las casas”. En este punto, Hidalgo da a conocer que “en febrero, veníamos creciendo un 4% en el global del vidrio, en marzo caímos un 1% y terminamos cerrando un 5% por debajo del año anterior”.

Grhusa cuenta con dos vías de recogida de vidrios, a través de los contenedores de la calle y a través del servicio ‘Puerta a Puerta’ a los establecimientos de hostelería.

El contenedor de la calle, en marzo, subió hasta un 15 % “y en el servicio de ‘puerta a puerta’ la recogida en los bares se desplomó”, concluyendo el año con un 42 % menos en hostelería, mientras que el material recuperado en el contenedor de calle aumentó casi con un 15 %.

Etiquetas