Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los sanitarios de Huesca comparten la apertura, pero piden mucha cautela

Recuerdan la ola tras el Pilar, la más letal, y solicitan responsabilidad a los ciudadanos

Los sanitarios de Aragón demandan mascarillas FFP2 ante el avance de la pandemia
Los sanitarios, preocupados ante la flexibilización de las medidas.
EFE

Los presidentes del Colegio de Médicos y del Colegio de Enfermería recordaron que cada vez que se flexibilizan las medidas contra la covid, hay un aumento de casos. Aun siendo conscientes de ello, ambos compartieron la decisión de la DGA de reabrir las tres provincias porque los datos epidemiológicos acompañan, pero insistiendo mucho en que la ciudadanía se debe comportar para evitar otra ola.

José María Borrel, presidente del Colegio de Médicos, afirmó a título individual que “hay que ir abriendo”. Y aunque la flexibilización acarree más contagios, “si se hace con talento, con todo lo dificultoso que es”, el incremento será asumible.

Borrel pidió a los altoaragoneses ser extremadamente cuidadosos en respetar las medidas sanitarias, que siguen existiendo por mucho que se desconfine, porque aunque “tengamos que vivir”, cualquier nueva arremetida del virus volverá a dejar más muertos y restricciones, con su impacto en la economía y el paro.

“Estoy viendo muchísima gente que no transgrede absolutamente nada, pero hay otro porcentaje que no (cumple) y se ven imágenes continuamente en los medios. Creo que es un porcentaje mayoritario el que cumple por completo, pero una reunión de 40 ó 50 personas son 40 ó 50 focos que llevan el virus a los domicilios”, manifestó.

Fiestas clandestinas hay muchas y no solo en Zaragoza, en los pueblos son continuas”, dijo Borrel, pero si somos responsables “podemos ir caminando hacia una normalidad, aunque no plena”.

Borrel reconoció que es difícil pedir que se sigan las normas cuando se pueden ver “mítines, intentos de manifestaciones masivas, etcétera, etcétera...”, pero pidió a los ciudadanos a ser mostrar más responsabilidad.

Asimismo, recordó que el hecho de que “te dejen salir no implica estar obligado a salir. Si es por estirar las piernas también se puede ir al monte, no es necesario ir a un hotel”, reflexionó.

La situación actual permite ver “un poco más de luz”, pero la reapertura de las provincias causa “un poco de miedo” en Carmen Tosat, presidenta del Colegio de Enfermería. Tosat recordó la experiencia de anteriores flexibilizaciones, sobre todo la ola ocurrida tras el puente del Pilar, la más letal en la provincia. Pero también apuntó que la ola tras la Navidad “no tuvo mucho efecto en Aragón, quizá porque estuviéramos más concienciados”.

Tosat afirmó que los datos actuales permiten el fin del confinamiento provincial, pero reiteró su llamamiento a la prudencia. “Lo mejor es estar al aire libre, llevar la mascarilla bien colocada”, evitar los espacios cerrados -y ventilarlos frecuentemente si se está en ellos- y tener el “mínimo” número de contactos posible. “Nos alegra el fin del confinamiento, pero da miedo. Estamos a punto de acabar, no lo tiremos por la borda”, dijo. 

Etiquetas