Huesca

UN AÑO DE LA COVID 19

Uno de cada trece altoaragoneses se ha contagiado de covid y 466 han muerto

Grañén es la zona con más decesos por población y Broto y Berbegal no tienen ninguno

mercadona - colas antes de abrir / 14-03-2020 / Foto Rafael Gobantes [[[DDA FOTOGRAFOS]]][[[DDAARCHIVO]]]
El estado de alarma entró en vigor el 15, pero ya el 14 cambió nuestra vida. Colas, el día 14, en un súper.
Rafael Gobantes 

Un día como este domingo, pero de hace un año, fueron las últimas 24 horas en las que se pudo hacer una vida “medio normal”. El primer estado de alarma, con confinamiento domiciliario, entró en vigor la noche del 14 al 15 de marzo, pero las calles ya se quedaron prácticamente vacías el 14, un día después de que los colegios cerraran. Muchos comercios y bares iban echando la persiana el 13 ó 14 de marzo en lo que muchos creíamos que era un hasta luego, un breve paréntesis de dos semanas, un mes a lo sumo.

No fue así para nada -de hecho ahora es difícil imaginar un regreso a la normalidad total- y 365 días más tarde, 16.401 altoaragoneses han sido contagiadas, recuperándose 15.354. No tuvieron tanta suerte las 466 personas que no pudieron superar la enfermedad. Además, 1.475 han sido hospitalizadas, 151 en UCI, y un buen número de ellas arrastra secuelas.

Un año después de que comenzara a aplicarse el estado de alarma, casi uno de cada trece altoaragoneses -el 7,4 por ciento- se ha contagiado y los muertos por millón ascienden a 2.093, bastante por encima de la media española (1.523) pero la menor de Aragón (2.540).

El año ha sido calamitoso para cualquiera, pero dentro de la provincia hay territorios en los que el paso del coronavirus no ha dejado muertos por ahora, como en las zonas sanitarias de Broto y Berbegal, y otros en los que las defunciones por millón triplican la media española. Es el caso de Grañén, muy afectada por la ola de otoño -la más letal en Aragón- y donde los 26 fallecidos en un año suponen 5.100 decesos por millón.

Sin embargo, Grañén no es la zona con una mayor prevalencia del virus, sino Lafortunada y Fraga. En la primera de estas el 11,2 por ciento de la población se ha contagiado y en la segunda ha sido el 10,2 por ciento.

Además de Grañén, otras cuatro zonas han sufrido un golpe especialmente fuerte y duplican la media española. Sabiñánigo, con 34 vecinos menos por el coronavirus, llega a los 3.600 difuntos por millón y en la colindante Biescas-Valle de Tena, con 14 defunciones, el indicador es de 3.500. Además, esta segunda zona es la que tiene una mayor tasa de letalidad de toda la provincia con 6,2 muertos cada 100 contagiados cuando la media altoaragonesa es del 2,9 por ciento, la menor de las tres provincias aragonesas. Las otras dos zonas con una ratio de muertos por millón que doblan la media española son Almudévar (15 fallecidos; 3.200 por millón) y Huesca Rural (25 y 3.000).

Berbegal y Broto han tenido la suerte de superar este año sin víctimas mortales por la covid. Otras cinco zonas sanitarias, aun sin ser tan afortunadas, no llegan al millar de óbitos por millón: Castejón de Sos (4 fallecidos y una tasa de 900), Berdún (1 y 700), Aínsa (2 y 400), Ayerbe (1 y 84) y Monzón Rural (1 y 300).

En Huesca ciudad, sus tres zonas sanitarias suman 102 fallecidos y las muertes por millón oscilan entre las 1.400 y 2.500. El porcentaje de contagiados va del 8,1 al 8,8 por ciento.

En las otras zonas más pobladas, como Monzón Urbana, Jaca, Sariñena, Barbastro, Fraga y Binéfar, el porcentaje de contagiados está entre el 5,5 y el 7,9 por ciento. Las diferencias estriban en los muertos por millón. Barbastro es la que tiene menor tasa (1.700), mientras que en Sariñena llega a los 2.900.

Un tercio de los casos, de origen desconocido

Una de las grandes dificultades de los sanitarios es identificar el origen de los contagios y, según datacovid, en 5.219 de los casos en Huesca no se ha podido establecer (32 por ciento). En otro 36 por ciento ha sido en el domicilio, mientras que los colegios solo suponen el 2 %. 

Etiquetas