Huesca

NATALIDAD EN PANDEMIA

Huesca, única provincia donde aumentaron los partos en el mes de enero

Los nacimientos han crecido un 10,1 %, pasaron de 123 registrados el pasado año, a los 145 de enero del 2021

Alicia María, nacida el 24 de enero, junto a sus padres, Sergio Lambistos y Hannah McCafferty.
Alicia María, nacida el 24 de enero, junto a sus padres, Sergio Lambistos y Hannah McCafferty.
S.E.

El primer mes entero de confinamiento, el pasado abril, empieza a notarse en las estadísticas de natalidad, que se han desplomado en toda España, muy probablemente porque ya en abril de 2020 se veía que la pandemia iba a tener unas muy graves repercusiones en la economía y el trabajo. La caída en el mes inicial de este año respecto a enero del año pasado es del 22 por ciento, con unos 6.000 partos menos, y todas las provincias del país han tenido muchos menos nacimientos. Todas salvo una: Huesca, donde el número de partos ha crecido un 10,1 por ciento, subiendo de los 123 de enero del año pasado a los 145 de este.

La comparativa con otras provincias resulta muy llamativa porque solo hubo tres donde los alumbramientos en enero cayeron por debajo del 10 por ciento (Toledo, Burgos y Jaén), mientras que otras 17 tuvieron bajadas de entre el 10 y el 20 por ciento y en otras 23, fue de entre el 20 y 30 por ciento.

Una de las personas que se estrenaron en la paternidad el pasado 22 de enero es Alberto Castrillo, quien confiesa que lo de ser padres “llegó de manera espontánea, no era algo que estuviera planificado”. Sin embargo, a raíz del confinamiento se dio la oportunidad y “decidimos seguir para adelante”, indica Alberto. Así mismo, expresa que la situación sanitaria marcada por la covid-19 no es algo que les haya echado para atrás, puesto que actualmente en los hospitales y centros sanitarios “se toman más medidas que nunca para prevenir cualquier tipo de contagio”.

Ana Pilar nació el pasado 22 de enero en el Hospital Universitario San Jorge de Huesca.
Ana Pilar nació el pasado 22 de enero en el Hospital Universitario San Jorge de Huesca.
S.E.

En este sentido, Alberto expresa que desde que nació su hija intentan tener los menos contactos posibles para evitar los contagios de esta enfermedad, “sobre todo para proteger a la pequeña”, señala.

Por su parte, la madre de la pequeña, expresa que “no sentí miedo por posibles contagios”, pero sí que incrementaron todavía más las medidas sanitarias y de desinfección.

La parte negativa, señala, es que no se recuperaron las clases preparto en su centro de salud - que fueron suspendidas en marzo-, y tuvo que desplazarse al Centro de Salud Pirineos. “Es algo que tendrían que hacer ya que ayuda mucho a las madres primerizas”, señala.

Sergio Lambistos es otra de las personas que estrenaron paternidad el pasado mes de enero, tan sólo dos días después que el anterior protagonista. Sergio indica que tanto él como su pareja querían ser padres en un futuro, pero la llegada del confinamiento y el poder pasar más tiempo juntos en casa fue un buen momento para ello.

“En ningún momento nos ha dado miedo acudir a las consultas, ya que hay un gran protocolo para evitar contagios”, y es que, según explica el recién estrenado padre, en el hospital “está todo muy controlado, se aseguran que todo el mundo lleve mascarilla homologada y realizan pruebas PCR a las embarazadas al ingresar”, cuenta Sergio, quien destaca el “gran trato” que han recibido por todos los profesionales sanitarios, tanto durante el embarazo como en las consultas posteriores.

“Hemos tenido mucha suerte con el trato en el Hospital San Jorge”, subraya Sergio. Sin embargo, cuenta cómo los abuelos maternos, casi dos meses después, todavía no han podido conocer a su nieta, y no saben cuándo podrán hacerlo, ya que viven en Inglaterra. “Les mandamos muchas fotos y vídeos, pero no es lo mismo”, explica el padre. “Es una situación de impotencia, los abuelos querrían estar con ella y ayudarnos en casa”, lamenta Sergio, pero confía en que pronto puedan hacerlo, ya que la vacunación en ese país está más adelantada que en España. 

Etiquetas