Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Fapar pone en valor la escasa incidencia de la covid en las aulas

La presencialidad total no ha hecho crecer los contagios, según la Federación

El regreso a la presencialidad total en ESO y Bachilletaro tuvo lugar a principios de febrero.
El regreso a la presencialidad total en ESO y Bachilletaro tuvo lugar a principios de febrero.
Pablo Segura

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Aragón (Fapar) se muestra satisfecha por el resultado del regreso de la enseñanza presencial en ESO y Bachillerato y advierte que “las situaciones de saturación no son iguales en todos los centros”.

Desde que se dejó a un lado la enseñanza telemática a principios de febrero “no ha habido una mayor incidencia de casos en las aulas”, plantea Rosana Liesa, representante de Fapar en la provincia de Huesca.

Los sindicatos de Enseñanza, por su parte, siguen denunciando la falta de espacio en algunos colegios e institutos del Alto Aragón en los que resulta complicado mantener las medidas anticovid para frenar posibles contagios.

La falta de espacio hace que resulte complicado mantener las medidas anticovid para frenar posibles contagios

La normativa, detalla Rosana Liesa, “ahora no contempla la distancia de seguridad, ese metro y medio o dos metros del que se hablaba a principio de curso. Al no haber espacio suficiente en los centros, al final, se afronta la situación guardando unas medidas higiénicas y llevando la mascarilla”. Rosana Liesa, reconoce que lo ideal sería contar con centros de enseñanza muy espaciosos, ratios muy bajas y con la posibilidad de mantener ese metro y medio o dos metros de distancia.

“La realidad es otra, no se dispone de todos esos espacios, se están dando las clases presenciales y los positivos no han aumentado”, valora.

La representante provincial de Fapar recuerda el valor de otras medidas de prevención en las aulas como la buena ventilación. “No se han puesto los filtros Hepa de los que se habló en un principio y ha seguido sin haber una incidencia grande de casos”, recalca Rosana Liesa, que recuerda que Fapar nunca tuvo claro que la semipresencialidad compensara las consecuencias de la enseñanza a distancia para alumnos y padres. “Nos daba la sensación de que los estudiantes de Secundaria estaban pagando un precio mucho más alto que lo que era el objetivo”, apunta.

Fapar comprende y valora positivamente las reivindicaciones de los sindicatos de Enseñanza a la hora de reclamar medidas de prevención contra la Covid-19 en las aulas, “por supuesto que va a ser más difícil el contagio en un aula amplia con 10 alumnos que en ese mismo espacio con 20, evidentemente, pero tenemos lo que tenemos, todo tiene límite”, concluye.

Etiquetas