Huesca

CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Justicia alerta del aumento de la desigualdad social en pandemia

El incremento del riesgo de pobreza o de exclusión social creció cuatro puntos

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, ayer en las Cortes.
El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, este miércoles en las Cortes.
S.E.

El Justicia de Aragón, Ángel Dolado, alertó este miércoles a los grupos políticos de las Cortes de la aceleración del ritmo de crecimiento de la desigualdad social en la comunidad debido a la pandemia por coronavirus. Ángel Dolado lanzó este mensaje durante la exposición, ante el pleno del Parlamento aragonés, del informe de actividades de su institución en 2020, un ejercicio al que se refirió como “annus horribilis” en el que, subrayó, la brecha digital ha impactado de forma especial a los colectivos más vulnerables.

En relación a la desigualdad, explicó que la estadística oficial muestra que el incremento del riesgo de pobreza o de exclusión social creció en 2019 cuatro puntos respecto al año anterior hasta afectar a un 21,12 % de la población, mientras que en España se redujo en unas pocas décimas para situarse en un 25,29 %.

Una situación, añadió, agravada desde el inicio de la pandemia a causa de la brecha digital que afectó en materia de educación a las familias con menos recursos a la hora de facilitar el acceso a la enseñanza no presencial en los centros a causa de la covid. Ángel Dolado advirtió de que la brecha digital también ha afectado a las personas mayores, ya que a las dificultades a las que se enfrentaban antes de la pandemia en las gestiones con los bancos se ha sumado la reducción al máximo la presencialidad. 

En relación a este punto, alertó de que “excluir del acceso presencial a la administración, los servicios sociales, la atención médica, la gestión de sus fondos o suministros de cualquier tipo es crear ciudadanos doblemente vulnerables”. Por eso reclamó una “vuelta a la presencialidad” como una cuestión de “justicia social”. 

En su exposición se refirió al descenso de las quejas a las listas de espera en materia sanitaria, pero al incremento de las referidas a la Atención Primaria, con unos centros de salud que han sufrido cambios forzosos a causa de la pandemia. Según explicó, la saturación de estos centros por los casos covid y las medidas preventivas han generalizado la atención telefónica, una situación “no entendible por los ciudadanos”. 

Y precisó que las quejas recibidas en su institución se centran precisamente en la falta de respuesta a sus llamadas telefónicas, las consultas no presenciales, la dificultad de la atención domiciliaria para mayores de 75 años o la falta de ajuste en la hora de la atención telefónica con la cita dada.

Etiquetas