Huesca

PATRIMONIO

La Diócesis de Huesca prepara un proyecto para realizar obras urgentes en Salas

Se trata de diversas intervenciones en la parte exterior del santuario, especialmente en la fachada este  

La ermita de Salas, el centro de peregrinación que Alfonso X el Sabio comparó con Roma, Jerusalén y Compostela, necesita de una puesta a punto que solucione de forma urgente varios desperfectos de su exterior. El prior de la cofradía de Nuestra Señora de Salas y de la Huerta, Mariano Claver, ha avanzado este sábado que la Diócesis de Huesca está elaborando un proyecto con el que solicitar a la DGA que autorice los trabajos y que colabore en las mejoras que hay que llevar a cabo en el templo.

El arquitecto de la diócesis de Huesca, Joaquín Naval, visitó hace unos días la ermita con el objetivo de definir las actuaciones más urgentes, cuyo coste partiría de los 28.474 euros, según una estimación inicial. A esta cantidad habría que añadir más costes como gastos técnicos o de dirección de obra, entre otros. El objetivo de la Diócesis es realizar dicho proyecto para presentarlo ante el Gobierno de Aragón a mediados de este mes para que autorice estas obras.

Mariano Claver ha explicado que en una de las ventanas superiores de la fachada este, bastante deteriorada, anidan las palomas, cuyos excrementos se amontonan al pie del templo. En la puerta que se encuentra en esta cara de la ermita faltan una serie de columnas que también se quieren reponer. Además, en uno de las tres ventanucos alargados de esta fachada, el primero por la derecha, hay ladrillos sueltos con posible peligró de caída, estado que se achaca al impacto de una bomba durante la Guerra Civil.

Y en la parte del tejado de esta fachada este también han aparecido goteras que causan filtraciones en la sacristía. Asimismo, hay que reparar el segundo contrafuerte de la fachada sur, cuyas piedras están desencajadas y fracturadas. 

Mariano Claver ha manifestado que confía en que los gastos de estos trabajos se puedan sufragar con la colaboración de Obispado, parroquias, la cofradía, la DGA, la DPH o el Ayuntamiento, del que destaca que ya ha participado activamente a la hora de realizar otras mejoras en la ermita.

No se ha olvidado del cariño y devoción que los oscenses sienten por este santuario, por lo que plantea que la colaboración ciudadana sería otra opción. “A ver hasta dónde se puede llegar porque se trata de unas intervenciones que requieren de una inversión importante”, ha indicado el prior. 

Y ha adelantado que este año tampoco se llevará a cabo la tradicional romería del primer domingo de mayo por la pandemia. Al igual que el año pasado, se anula el cobro de las cuotas de los cofrades, perdiendo así parte de los ingresos con los que se financia el mantenimiento del templo.

Finalmente, ha destacado que la ermita de Salas “debe ser una de las más sentidas por los oscenses”, aunque a veces “no se le da toda la importancia que tiene” este templo XIII que fue uno de los santuarios marianos más célebres y milagrosos. 

Etiquetas