Huesca

CORONAVIRUS

“De las 600 PCR que realizamos a la semana tenemos un 6% de positivos”

Iván Carpi, director de Enfermería de Atención Primaria, pone en valor el trabajo “clave” de este colectivo 

Iván Carpi
Iván Carpi
Pablo Segura

Ha pasado más de un año de pandemia, casi trece meses en los que el colectivo enfermero ha estado al pie del cañón realizando pruebas PCR, labores de rastreo o vacunando contra la covid. Iván Carpi, director de Enfermería de Atención Primaria del sector sanitario de Huesca, pone en valor la labor de estos sanitarios que han resultado “clave” en la pandemia.

¿Cómo valora el ritmo de vacunación en su sector?

-Ya hemos superado las 26.900 dosis, entre las vacunas inyectadas de Pfizer, Moderna y AstraZeneca. Tenemos unas cifras de vacunación muy potentes que mejoran la media nacional y la aragonesa. Ya son más de 9.000 las personas en el sector sanitario de Huesca que han recibido las dos dosis. Y cuando llegue la de Janssen estará más cerca la inmunidad de grupo porque es una sola dosis.

¿A qué colectivos se va a vacunar en los próximos días?

-La idea es que desde este lunes al 10 de abril acabemos de vacunar a todos los mayores de 80 años. También empieza el sistema de autocita para los nacidos en 1956 y a partir del día 12, seguramente, comenzará la autocita para los nacidos en 1942, que son los que cumplen este año 79 y que será la próxima población a vacunar. Además, trabajamos con colectivos priorizados que hasta ahora no estaban, como los pacientes de hemodiálisis, los oncohematológicos o las personas con síndrome de Down.

¿Detectan dudas sobre la vacuna de AstraZeneca?

-Por supuesto. Se ha generado cierta alarma en la sociedad y eso es perfectamente comprensible. Las enfermeras que estos días suministran esta vacuna tienen que responder a algunas dudas. Pero esto es una cuestión muy habitual en cualquier fármaco.

¿Qué índice de población está rechazando la vacuna?

-No tenemos ese dato directamente. En algunos colectivos como los estudiantes de Ciencias de la Salud hemos comprobado que en torno a un 15 % no se quiere vacunar. En el colectivo de personas mayores el rechazo es menor, así que entre los diferentes grupos poblacionales oscilará entre un 5 y un 15 %, según lo que estamos viendo ahora mismo.

¿Qué papel sigue jugando la Enfermería en la pandemia?

-Está teniendo una importancia capital. El volumen de trabajo enfermero, ya sea toma de muestras de PCR, vacunación o todo tipo de control de vigilancia epidemiológica, es clave. Creo que la Enfermería está demostrando el papel que debe desempeñar. La Sanidad del futuro ha de ser más enfermera y la población debe saber que podemos ser el sanitario de referencia más cercano que puede solucionar buena parte de sus problemas.

¿Sigue siendo complicada la labor de los rastreadores?

-Como ahora tenemos una incidencia de casos menor, esa parte del trabajo de Enfermería se ha aligerado. En concreto, estamos realizando entre 600 y 800 PCR a la semana, cuando hace meses igual hacíamos 400 en un día, y ahora obtenemos en torno a un 6 % de positivos de covid. El trabajo de rastreo tiene menos carga y nos permite afrontar otro tipo de cuestiones como la vacunación.

De hecho, acaba de finalizar el contrato de los rastreadores de refuerzo, ¿no?

-El uso racional de los recursos y la Incidencia Acumulada de estos últimos días ha hecho que el concurso que realizaban los trabajadores sociales que estaban realizando esa vigilancia epidemiológica haya acabado a final de marzo. En el momento en el que la situación lo exija se volverán a contratar.

Ya hemos dejado atrás la Semana Santa, ¿cree que vendrá ahora la quinta ola en Aragón?

-Eso dependerá de cómo nos hayamos comportado como sociedad. Siempre digo que haciendo las cosas bien salvamos vidas. Con pequeñas acciones del día a día podemos evitar la propagación de la enfermedad y controlarla.

Por último, ¿con qué se queda del este último año? y ¿qué le gustaría olvidar?

-Me quedo con el esfuerzo y la implicación del colectivo de Enfermería, algo que me llena de satisfacción. Es un honor estar al frente de un equipo humano de esta categoría. Para olvidar sería casi todo, especialmente aquellas jornadas en las que no podía hacer nada frente a la enfermedad, pero prefiero quedarme con lo bueno.

Etiquetas