Huesca
en colaboración con fundación rey ardid

Un compromiso con Huesca y con mucho futuro por delante

A la gestión de varios centros para mayores en localidades oscenses se han sumado en los últimos años múltiples proyectos en toda la provincia.

Julián Lóriz, delegado provincial de la Fundación Rey Ardid en Huesca.
Julián Lóriz, delegado provincial de la Fundación Rey Ardid en Huesca.

Fundación Ramón Rey Ardid nace en Aragón hace 30 años. Desde el primer momento, su vocación de atender a personas vulnerables como los mayores y las personas con discapacidad se implanta en tierras altoaragonesas. Conscientes de la mayor dificultad de desarrollar servicios sociales en el ámbito rural, en 1998 constituyen en Barbastro, junto a la Comarca del Somontano, el centro especial de empleo Somontano Social, que impulsa una cantería para rehabilitar el patrimonio altoaragonés.

En la siguiente década, Fundación Rey Ardid inicia la gestión del centro de día de Casa Aisa. Con este servicio en unas instalaciones del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), satisface una fuerte demanda de los oscenses. Hoy, 40 mayores reciben cuidados con asistencia adaptada a sus patologías, físicas, cognitivas y sociales. La mejora de su calidad de vida es uno de los puntos que tienen muy en cuenta a través de actividades para retrasar el envejecimiento y la dependencia. Trece profesionales atienden a estas personas en un centro por el que han pasado casi 300 usuarios. Al mismo tiempo, en colaboración con los ayuntamientos de Almudévar y Gurrea, iniciaron la gestión de las residencias de estas localidades.

Es esta larga trayectoria en atención a los mayores aragoneses lo que hace que Julián Lóriz, delegado en Huesca de Fundación Rey Ardid, afirme que "a la fundación le avala su compromiso con los oscenses en estos casi 25 años". Un aval en el que han confiado empresas e instituciones para cederles la gestión de sus instalaciones como es el caso de la residencia de Campo o de otras localidades aragonesas.

Presente y futuro

El compromiso de Fundación Rey Ardid con el territorio altoaragonés y su población no ha hecho mas que crecer. A la apertura de la delegación provincial, ubicada en el número 15 de la calle de José María Lacasa en Huesca, se añade la nueva residencia.

Las colaboraciones con la Diputación Provincial de Huesca, prestando el servicio de teleasistencia, con el IASS, a través de la asistencia a adultos tutelados, o la ayuda a domicilio, hacen que Lóriz pueda decir que "la atención prestada durante este tiempo a nuestros mayores y a las personas vulnerables es garantía de solvencia y profesionalidad en la gestión de servicios sociales". 

residencia
*

Emprey en el Altoaragón

Somontano Social, con una actividad inicial en la cantería que hoy ocupa a casi 200 personas con discapacidad, es la punta de lanza de Emprey, grupo de empresas de Fundación Rey Ardid, en la provincia de Huesca. La colaboración con empresas y administraciones ha posibilitado la apuesta por líneas de actividades innovadoras con grados de internacionalización con el fin de generar empleo para personas con dificultades como la gestión de gasolineras, la elaboración de molduras de poliestileno Molithe o de mesas audio de alta fidelidad para la exportación entre casi una veintena de actividades. En Huesca capital, están Cierzo Gestion y Rey Ardid SL, centros especiales de empleo que realizan gestoría y asesoría, conserjería, ‘call center’, control de accesos, limpieza o lavandería, dando empleo a 250 personas.
Por su parte, en el municipio de Bielsa, mediante la Fundación Baruca, gestionan Caserón Baruca, apartamentos adaptados para personas con discapacidad.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas