Huesca
en colaboración con fundación rey ardid

Rey Ardid Huesca acoge a sus primeros residentes

La nueva residencia cuenta con 160 plazas, más las 30 del centro de día y prevé llegar a tener un total de 95 profesionales en su plantilla.

Entrada principal de la nueva residencia Rey Ardid.
Entrada principal de la nueva residencia Rey Ardid.
Fundación Rey Ardid

El pasado 29 de marzo llegaron los primeros usuarios de la residencia Rey Ardid Huesca, convertida en realidad dos años después de que comenzaran sus obras. El centro, situado en la carretera de Sangarrén, en la capital altoaragonesa, abre sus puertas para dar servicio a las personas mayores de la zona, cuyas solicitudes comenzaron pocos días después de que se colocara la primera piedra del edificio. Se confirma así la apuesta del Área de mayores de la Fundación Rey Ardid por la provincia oscense, donde ya gestiona los centros de mayores de Campo, Almudévar y Gurrea.

En total, la nueva residencia Rey Ardid Huesca cuenta con 160 plazas, más las 30 del centro de día. Sus instalaciones están adaptadas y dimensionadas para poder prestar un servicio de cercanía a las personas mayores, ofreciendo siempre los máximos estándares de calidad. Para ello, la previsión es contar con una plantilla de 95 profesionales que serán formados con el método de atención personalizado e innovador característico de Fundación Rey Ardid.

Los espacios son amplios y luminosos.
Los espacios son amplios y luminosos.
Fundación Rey Ardid

Según su filosofía, los residentes se dividen en unidades de convivencia según sus características, gustos y preferencias. Cada una de ellas consta de comedor, salón, zona de terapia, ‘office’ y las respectivas habitaciones, además de una zona exterior para trabajar o disfrutar al aire libre. Algunas de estas unidades de convivencia tienen acceso directo al jardín y otras a unas terrazas exteriores en la primera y la segunda planta.

Los servicios generales de enfermería, rehabilitación, peluquería y podología, entre otros, se encuentran en una zona accesible para todos los residentes.

Confort y tecnología

El centro dispone de 60 habitaciones dobles y 40 individuales. Todas ellas cuentan con baño propio adaptado a las necesidades de las personas mayores y sin barreras arquitectónicas, para facilitar sus movimientos. Las habitaciones están equipadas con mobiliario básico y su decoración, si así se desea, pueden facilitarla los propios usuarios y familiares para acercar el centro al hogar.

El equipamiento del centro es mobiliario geriátrico especializado, ergonómico y adaptado a las circunstancias de los residentes, con el objeto de facilitar las tareas del día a día y promocionar así y mantener su autonomía el mayor tiempo posible.

Habitaciones perfectamente equipadas y sin barreras arquitectónicas.
Habitaciones perfectamente equipadas y sin barreras arquitectónicas.
Fundación Rey Ardid

El uso de avances tecnológicos en el cuidado de los mayores es otra de las bazas de la nueva residencia. Entre ellos, los sistemas de llamadas para garantizar la conexión permanente entre usuarios y cuidadores, las camas de alzhéimer que minimizan el riesgo de caídas, y todas las tecnológicas aplicadas a la estimulación cognitiva a través de terapias ocupacionales.

Precisamente otro elemento diferenciador del nuevo centro es la constante colaboración con el especializado en alzhéimer Rey Ardid Rosales, que permite acceder a las terapias no farmacológicas aplicadas al cuidado y tratamiento de estas demencias, así como a la formación y asesoramiento de profesionales expertos en estas enfermedades. Ambos centros comparten, además, la misma filosofía del cuidado, basado en la personalización, el trabajo conjunto con las familias y la minimización del uso de contenciones físicas y químicas. 

La nueva residencia, en resumen

  • 160 plazas para residentes: el centro dispone de 60 habitaciones dobles y 40 individuales, además de las 30 plazas disponibles en sus instalaciones como centro de día.
  • 95 profesionales en el centro: es la previsión que manejan desde el Área de Mayores de Rey Ardid para cuando la residencia esté a pleno rendimiento.

Un modelo innovador

Los programas de atención y cuidado a las personas mayores que se asumen desde Fundación Rey Ardid son integrales, personalizados e incorporan los últimos avances del sector. De este modo, se trabaja mucho con las familias, se pone énfasis en crear un clima parecido al del hogar y se apuesta por la eliminación de cualquier sistema de sujeción, ya sea físico o de índole farmacológico, favoreciendo la autonomía y el desarrollo de la persona en todo momento, a través de distintas terapias ocupacionales y de estimulación cognitiva.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.

Etiquetas