Huesca

ataques de perros

Dieciocho personas han denunciado mordiscos de perro en lo que va de año

El presidente de los veterinarios cree que en realidad hay más mordeduras, pero resalta que no hay rabia desde hace tiempo

El ataque de los perros fue en una pista paralela a la carretera a Sariñena. En la imagen de Google Maps, proximidades de la zona.
Uno de los incidentes se dio en una pista paralela a la carretera a Sariñena. En la imagen de Google Maps, proximidades de la zona.
S.E.

Un total de 74 altoaragoneses denunciaron el año pasado mordeduras de perros, otros 15 lo hicieron por gatos y 4 por otros animales (cerdos, hurones, etcétera). Los datos, proporcionados por el presidente del Colegio de Veterinarios,FernandoCarrera, están condicionados por el confinamiento de la primera ola, incide Carrera, que apunta que en hubo 128 denuncias por mordiscos de canes en 2019; y otras 171 en 2018; así como otras 18 en lo que llevamos de año. La última denuncia de la que se tiene constancia en Huesca ciudad es a principios de marzo a raíz del ataque de tres American Staffordshire Terrier (perros potencialmente peligrosos, PPP) a un hombre que paseaba por las afueras de la ciudad.

Carrera afirma que, en realidad, hay más mordeduras de las denunciadas y pone de ejemplo las que dan perros tras un atropello o las de canes que son propiedad de un amigo o vecino y que no causan heridas graves.

A juicio del presidente de los Veterinarios, el número de mordiscos de perros en los últimos años “no es mucho” y, más importante aún, es que “en Aragón, en España, no hay rabia”. La vacuna en la comunidad es obligatoria, pero pese a ello cuando un perro muerde a una persona, los servicios veterinarios se hacen cargo del animal durante 15 días para comprobar que, efectivamente, el can no tenía la rabia.

Cuando un perro muerde a una persona, los servicios veterinarios se hacen cargo del animal durante 15 días

La rabia, explica Carrera, es una enfermedad grave que se puede transmitir a las personas con mordiscos. Y aunque en la España peninsular no se detectan casos -otra cosa es Ceuta y Melilla, donde es endémica-, la vigilancia de la rabia sigue siendo necesaria porque el país es un lugar “de tránsito” hacia Marruecos y en otros estados la vacunación no es obligatoria.

Al margen de la rabia, las mordeduras de animales también pueden transmitir otras enfermedades, como el tétanos, o afectar a través de las bacterias que tienen en la boca.

Perros potencialmente peligrosos

Carrera también indica que se está revisando la normativa de PPP. Según el borrador, los PPP ya no se ceñirán a todo perro que sea de una de las razas así catalogadas actualmente y ahondará más en cada can en concreto. “No es justo que se diga que solo esas razas muerden, puede haber PPP que han socializado y con dueños responsables”.

Etiquetas