Huesca

sucesos

El fuego arrasa una nave avícola en las cercanías de Grañén

Las llamas han quedado controladas a última hora de esta tarde y no ha habido que lamentar daños personales

Las llamas han causado una gran cantidad de humo en la nave siniestrada.
Las llamas han causado una gran cantidad de humo en la nave siniestrada.
LAURA VALENZUELA/PABLO SEGURA

Cinco dotaciones de bomberos de los parques de Sariñena y Barbastro, pertencientes al SPEIS de la DPH y del parque de Huesca capital han intervenido este martes en la extinción del incendio declarado en una de las naves de la planta avícola de la empresa Interovo, situada en la A-1213, en las proximidades de Grañén, que ha quedado controlado a última hora de esta tarde. Han participado además agentes de la Guardia Civil de Huesca y de Protección Civil de Monegros. Se desconocen, por el momento las causas del fuego, que ha causado una gran humareda visible desde las localidades de alrededor.

Según el alcalde de la localidad monegrina, Carlos Sampériz, la nave estaba vacía y no se ha producido ningún daño personal, “se trata de la sexta nave que se construyó después del incendio de 2018 y de momento se desconocen las causas, si bien lo importante es que no ha habido daños personales”, ha señalado el edil, explicando cómo los trabajadores de Interovo han intentado evitar que se trasmitiera a las otras naves “junto con los bomberos y todos los efectivos que se han desplazado”, además, comunica Sampériz que “a las 18,30 horas aparentemente lo tenían acotado y contenido”.

Según han informafo fuentes del SPEIS, el condiciones normales, esta nave tiene capacidad para 140.000 gallinas. Era de una estructura de hormigón y su interior ha ardido totalmente, lo que ha provocado una enorme columna de humo visible a decenas de kilómetros de Grañen.

Como han explicado estas mismas fuentes, los trabajos se han centrado en evitar que tanto el fuego y el calor como el humo y los gases tóxicos se propagasen a las naves de al lado, donde se encontraban las 140.000 gallinas.

"Se ha trabajado especialmente en el sistema de extracción de humos, en estrecha colaboración con la empresa, y este esfuerzo se ha traducido en evitar que se propagase el fuego y que las aves murieran por inhalación de humo", explican desde el SPEIS.

De los 11 efectivos, 4 pertenecían al parque de bomberos de Huesca y los otros 7 de los parques del SPEIS de Barbastro y Sariñena.

Un equipo de bomberos del SPEIS permanecerá vigilante en el lugar de los hechos durante la noche.

En octubre de 2018 el fuego arrasó una de las cinco naves de gallinas ponedores que la empresa Interovo tiene en su complejo productivo de Grañén. También entonces, las llamas originaron una gran humareda negra, que se podía ver desde Sariñena, y que quedó sofocado en unas tres horas. Los trabajadores que en ese momento se encontraban en la nave pudieron salir de la misma sin que se produjeran daños personales.

En aquella ocasión, había en el interior de la nave 20.000 gallinas, aunque su capacidad era de 175.000.

“El fuego se ha extendido enseguida, rodeando toda la nave quemada. Ha sido horrible”, relataron en el mismo escenario los trabajadores. Interovo Ibérica abrió esta fábrica de ovoproductos en 2007, procesando más de un millón de huevos al día.

Interovo Ibérica abrió esta fábrica de ovoproductos en 2007 procesando más de un millón de huevos al día. La empresa, perteneciente al grupo holandés Interovo Egg Group, líder del sector de ovoproductos, cuenta en la actualidad con la más moderna instalación del sector en Europa, con los mejores avances tecnológicos en cuanto a proceso, maquinaria de última generación y la mayor seguridad alimentaria, invirtiendo más de ocho millones de euros en las naves de las gallinas ponedoras. En 2010 creó la fábrica de huevo líquido y las cinco naves de gallinas ponedoras, además de una sexta nave y poseer otros complejos en la provincia de Huesca, concretamente, en Apiés, Arascués, Salillas, Siétamo, Lanaja y Loporzano.

Etiquetas